Messi revolucionó un partido aburrido

Con el encuentro 1 a 0 poco pasaba en el partido, hasta que Lionel Messi se sacó la pechera de suplente y se puso la titular. La gente se paró y ovacionó al “Diez” a más no poder coreando su nombre. Y luego Messi, en solo minutos iba a responder con goles a la grada.


Argentina le ganó por 3 a 0 al seleccionado de Jamaica en Nueva Jersey, selección que quedó sexta de ocho equipos en las eliminatorias de la Concacaf. El conjunto dirigido por Lionel Scaloni no paró al equipo que se piensa pueda ser titular en el primer partido de fase de grupos del Mundial, de arranque jugaron Julián Álvarez, Guido Rodríguez y Gonzalo Montiel. Debido a como viene jugando Argentina y por los registros previos y la información, uno pensaría a Rodrigo de Paul, Leandro Paredes y Lionel Messi como titulares para Qatar.

El partido fue muy tranquilo en cuanto a situaciones de gol, Argentina nunca mostró ni un ápice de apuro, movió la pelota de acá para allá, sin preocuparse por la falta de situaciones de gol. Bien sabía que los espacios iban a aparecer y así fue. Lo Celso tocó la pelota a Lautaro Martínez en el área y este hizo un enganche para afuera y dio una asistencia al centro para que Álvarez defina [D1] sin problema.

El encuentro todo el tiempo tuvo magnitud de lo que fue, un amistoso. Ambos seleccionados jugaron a media máquina, al trote, a no lastimarse. Ni hablar para los jugadores de Argentina que está en las puertas del mundial de Qatar. Partido aburrido, sin situaciones peligrosas de gol, “Dibu” Martínez no tuvo una sola atajada ni una situación de peligro. Pero el “Diez” calentaba motores.

El partido cambió totalmente cuando Messi se sacó la pechera de suplente y se cambió para ingresar al campo. La gente se levantó y lo alentó con ganas: Messi, la atracción que atrajo a muchos a pagar la entrada del partido, estaba por ingresar al campo.

Ni bien Messi ingresó al campo, la Selección cambió la actitud de una pasiva a una activa, empezó a arriesgar más y más. Construyó paredes y así vino el primer gol de Messi. Una pared fallida con Gio Lo Celso que por fortuna le quedó al astro argentino para rematar cruzado, imposible para el guardameta mexicano, y marcar el 2 a 0 parcial del partido. El encuentro debió interrumpirse en dos ocasiones porque dos fanáticos entraron al campo a tener algo de Messi, una firma, una foto o solo el recuerdo de haberlo visto tan de cerca.

A los pocos minutos el referí pitó tiro libre cerca del área para la Selección y eso solo significaba una cosa, gol de Messi de tiro libre. La estrella mundial la clavó abajo, al primer palo, para cerrar la noche y seguir sumando goles con la camiseta celeste y blanca.

Solo resta Qatar, ese sueño argentino de salir campeón está cada vez más cerca. Argentina es el primer equipo en agotar las entradas en el país árabe, se vendieron todas las localidades para los tres primeros encuentros en fase de grupos. Eso habla de una confianza hacia un equipo que no para de responder e ilusionar a la gente.

Dejar comentario

Dejá tu comentario