MONTE VIEJO: EL FÚTBOL COMO ESTRATEGIA DE INCLUSIÓN


Matias Montenegro es quien abre y cierra el club, además, también colabora en diversas actividades. Tiene sus horarios y a su vez es coordinador del fútbol infantil (FAFI), fútbol femenino y técnico de la primera división futsal de Monte Viejo. Ya hace 15 años que se integró al club para ayudar con el proyecto de padres de familia y actualmente es el presidente. Un proyecto a futuro que empezó por diversión para incluir los niños y darles la oportunidad de tener un entrenamiento para así distraerlos de cosas malas; se realizaba una vez por semana y después de terminar  se les daba una merienda a los niños. Hoy en día, es uno de los proyectos más valiosos,  que ha logrado consolidarse cada vez más con el paso del tiempo.

Por Juan Caicedo (@ _juancaicedo_)


¿Qué es Monte Viejo?

Monte Viejo, es una unión vecinal  (UVMV). Se encuentra en la ciudad de Beccar partido de San Isidro, se construye día a día con el esfuerzo de mucha gente, desde el presidente Carlos Cittadini, pasando por su comisión integrada lógicamente por vecinos, delegados, ayudantes, grupos de padres. Monte Viejo en sus inicios jugaron el torneo municipal en San Isidro hasta que tuvieron la oportunidad de crear más categorías para compartir y pasaron a  participar del torneo de FAFI en la categoría C, actualmente se encuentra jugando en la categoría Primera división “D” Futsal, y conforma zona B. En esta zona se encuentran 12 equipos y hay dos ascensos, uno directo y el segundo pelea el repechaje con el de la otra zona.

¿Cómo están conformadas las categorías?

Están conformadas por el baby fútbol infantil, cuenta con siete categorías, de los 6 a los 14 años y se dividen desde la 2010, 2009, 2008, 2007, 2006, 2005, 2004 que se retira este año. En el Futsal se manejan también siete  categorías y allí vamos juntando chicos de mayor edad, desde octava, séptima, quinta,  cuarta y la tercera hasta llegar a la primera división.

¿Cuál es el proyecto?

Sacar a los chicos de la calle es lo más importante. El club nuestro está  cerca en un barrio aledaño a una villa de emergencia. Para nosotros es importante sacarlos de las drogas, que no anden tanto en la calle y que hagan deporte.

¿Cómo lo manejan?

Si te puedes imaginar las dos ligas son costosas tanto el baby como el futsal, es todo a pulmón, intentamos sacar adelante lo que más podamos, realizando rifas, bingos, bailes familiar, todo para incluir a la gente y para que vean lo que se realiza en el club. Que se den cuenta que todo es para los chicos y es de los chicos.

¿Cómo fomentan la disciplina, la solidaridad, y el bienestar de los jóvenes?

La idea es esa formarlos como deportistas y como personas, que eligan el deporte que es fundamental, después siempre tratamos que los chicos se formen y lleguen en un futuro a jugar en algun club de otra categoría, que esto les sirva para su desarrollo profesional.

¿El gobierno o algún medio regulatorio del deporte reconocen su trabajo?

La verdad ningún ente nos reconoce nada ni monetariamente, ni deportivamente. Son ligas muy caras y por eso los clubes como el nuestro que son de barrio, se nos hace muy complicado, ya que jugar en AFA para un club de barrio la inscripción o ficha para entrar sale 70.000 pesos y para los chicos del baby nos sale 20.000. Nosotros mismos gestionamos el dinero para poder entrar a competir.

¿La Implementación de entrenamiento y partidos, las compra el club o cómo las gestionan?

Los materiales también van de parte del club, es más en AFA cada vez que jugamos de local tenemos que comprar una pelota por partido, porque la primera juega siempre con una pelota nueva que sí o sí el local la tiene que comprar. Nosotros hacemos de local en el Inef de San Fernando o en Villa la Ñata, ya que las medidas  de nuestra cancha no son reglamentarias porque para jugar en AFA futsal necesitas una cancha de 20×40 y la nuestra es mucho más chica entonces allí tenemos un costo más para poder jugar en AFA.

Con una notoria la falta de apoyo e intervención por parte de los diferentes organismos gubernamentales, y sin un respaldo de entidades deportivas, Monte Viejo sigue adelante para generar la inclusión social a través del fútbol y el mejoramiento de las instalaciones deportivas para los jóvenes. Aun cuando la ley  27.098 denominada el régimen de promoción de los Clubes de barrio y de pueblo promulga en su artículo 11: ”Destino de fondos”, que la ayuda económica dispuesta en el inciso d) del artículo 6°, debe destinarse exclusivamente a: Mejorar las condiciones edilicias del club de barrio y de pueblo; Adquirir insumos o materiales para desarrollar o potenciar actividades deportivas o culturales;  Capacitar a los directivos y trabajadores que desempeñen tareas en las entidades; entre otros, a Monte Viejo no le llega ningún apoyo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.