¿No hay dos sin tres?

En 1939, Perú levantó su primera Copa América. Con la ausencia de las dos selecciones más potentes, Argentina y Brasil, y aprovechando su condición de local, supo imponerse a sus rivales en todos los partidos que jugó y se consagró campeón, con puntaje perfecto. Repitió la coronación en 1975, pero nunca más pudo volver a gritar campeón. ¿Podrá llegar a la final, una vez más, en esta edición y levantar la Copa?

En la última Copa América, en Brasil 2019, el seleccionado peruano tuvo una de sus mejores participaciones de los últimos años. De la mano de Ricardo Garecavolvió a disputar una final del certamen continental más importante a nivel de selecciones. Perú no es considerado una potencia del fútbol sudamericano, pero con la gran delantera conformada por Paolo Guerrero, goleador y capitán, y Jefferson Farfán, pudo sorprender a todos, y meterse en la final del torneo. Con dos copas en su haber, el combinado peruano esperaba sumar una más a su vitrina, pero no pudo con el local, Brasil, que le ganó por 3 a 1.

El Campeonato Sudamericano de 1939 se jugó entre el 15 de enero y el 12 de febrero de ese año en Perú. En esta ocasión, fueron cinco los seleccionados que disputaron este torneo: Perú, Uruguay, Paraguay, Chile y Ecuador, que debutaba en la Copa. Por primera vez, desde el comienzo de la competencia, Argentina, no estuvo presente en aquel certamen. Brasil tampoco estuvo entre los combinados participantes. Las dos selecciones más fuertes de Sudamérica, por lo tanto, las favoritas al título, estuvieron ausentes.

En el partido debut del campeonato, jugado el 15 de enero, Perú se aprovechó del debutante Ecuador, y lo superó 5 a 2, con tres goles de su figura, Teodoro Lolo Fernández, y dos tantos de Jorge Acalde. El local arrancó a paso firme su participación en la Copa. Una semana más tarde, debutó Uruguay, máximo candidato a quedarse con el título, ante las ausencias de Argentina y Brasil, y también se aprovechaba de la débil selección ecuatoriana y la goleó por 6 a 0. Sin dejarse intimidar por la garra charrúa, Perú siguió a paso firme, y le ganó 3 a 1 a Chile, con un doblete de Lolo Fernández y otro gol de Jorge Acalde. El público peruano, entusiasmado por el juego de su selección, llenó el Estadio Nacional de Lima para el tercer partido, en el cual volvieron a ganar por goleada, esta vez ante Paraguay por 3 a 0. Una vez más, los goles los marcaron las figuras del plantel: dos de Lolo Fernández y uno de Acalde.

Uruguay seguía bien de cerca a Perú, y en la tabla de posiciones la única diferencia era la mayor cantidad de goles que los locales tenían a favor. El 12 de febrero fue la fecha en la que se definió. El último partido enfrentaba a los dos mejores equipos del torneo: Perú y Uruguay. El público demostraba el entusiasmo que generaba su selección, y por primera vez veían tan de cerca la coronación. El Estadio Nacional estaba repleto, 40.000 personas alentando a su equipo para ganar su primer Campeonato Sudamericano, competición que posteriormente se denominaría Copa América. Perú se puso rápidamente en ventaja por dos goles, Uruguay descontó antes del entretiempo. El resultado no cambió en la segunda mitad, y Perú logró conquistar Sudamérica.

Con la figura sobresaliente de Teodoro Lolo Fernández (goleador del torneo con siete tantos), y Jorge Acalde (seis gritos), más una defensa bien sólida, a la que solo le marcaron cuatro goles, y un arco bien custodiado por Juan Honores, Perú se quedó con el Campeonato Sudamericano por primera vez en su historia. La tercera fue la vencida para Perú, ya que en 1927 y 1935 fue anfitrión del certamen continental, pero no pudo aprovechar la localía en esos torneos.