PANCHO CALDIERO, LA VOZ DEL PUEBLO XENEIZE


Durante 15 años relató la campaña azul y oro, e inmortalizó su frase: “¡Tu Boca, mi Boca, tu Boquita!”

Por Gabriel Federico, Alan Pereyra, Tomás Pérez y Tomás Pernice

Pancho Caldiero fue un gran predicador de dos religiones muy diferentes. Él era un gran apasionado en ambas. En sus últimos años predicó el evangelismo, pero fue reconocido por profesar, para miles de xeneizes, lo que se vivía en la misa de todos los domingos en su templo y el de todos los que seguían la fe azul y oro: La Bombonera. Su voz y la transmisión de sus emociones lo convirtieron en un emblema de la radio.

Para llegar a la historia de amor entre Héctor Francisco Caldiero y Boca, primero hay que conocer sus inicios. Más allá de su mítica unión con el Club de la Ribera, su distancia de La Boca en sus primero años estuvo bastante alejada. Es que Pancho nació en Pehuajó el 20 de julio de 1953, a unos cuantos kilómetros de La Bombonera.

Su crianza en el mundo del periodismo fue en LT8 de Santa Fe, en Rosario. Desde entonces, el relator bonaerense comenzó con la campaña de un club con los mismos colores del Xeneize, aunque con diferente pasión: Rosario Central. La campaña del Canalla fue su gran puntapié en los medios. Y su salto en el rubro sucedió en 1987 cuando accedió a Radio Mitre y fue ahí donde forjó la fabulosa frase: “¡Tu Boca, mi Boca, tu Boquita!”.

En dicha emisora, Caldiero acompañó al conjunto boquense hasta 1992. Luego, pasó hacia Canal Metro en donde compartió la escena con Lito Costa Febre, quien es reconocido por su cobertura de River, para formar una clásica dupla durante los choques entre sus respectivos cuadros. Además de esta etapa, Pancho tuvo breves lapsos por Radio La Red, Del Plata, América, y también en TyC Max en la pantalla chica.

A pesar de su fanatismo por Boca, el recordado relator se abocó a otra de sus pasiones al dedicarse a evangelizar desde 2002. Ante la idea de estar ligado a Dios y a la religión, el periodista llegó a convertirse en pastor e incluso tuvo el rol de Ministro Ordenado en la Unión de las Asambleas de Dios. “Tuve cinco ofertas para volver a relatar, pero la obra de Dios me necesita más. Mi deber es formar líderes en la Iglesia. Como me dio la capacidad de relatar, Dios también me dotó con la capacidad para preparar gente”, expresó en una entrevista con el diario Olé cuando se estaba alejando del relato.

Finalmente, dejando una grata imagen en el periodismo y con el reconocimiento de diversas figuras del ambiente, Héctor Caldiero falleció a los 58 años tras sufrir un paro cardíaco el 30 de noviembre de 2011.

“Los únicos dos que relataron la campaña de Boca y dejaron su huella son Bernardino Veira y él”, reconoció Alejandro Fantino, su reemplazante en Radio Mitre, en el día de su fallecimiento y concluyó: “Tenía la categoría de un jugador de fútbol, para el hincha de Boca era como un jugador del club. Él creó un estilo… él era Boca”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.