SEVILLA CAMPEÓN


En una emotiva final, el equipo de Banega, Ocampos y el Mudo Vázquez derrotó 3-2 al Inter de Lautaro Martínez y alzó la UEFA Europa League por sexta vez.

Por Augusto Fraschina, Lorenzo Rapassi, Tomás Martín y Wenseslao Rodríguez

Sevilla es el rey de la UEFA Europa League. Venció 3-2 al Inter de Italia y se consagró campeón en la gran final disputada en el Estadio Rhein Energie, de Colonia, Alemania. Con la particularidad de las tribunas vacías como producto de la pandemia, el equipo español se reafirmó como máximo ganador de la segunda competición más importante de Europa, gracias al doblete de Luuk de Jong y a un autogol de Romelu Lukaku.
En la primera parte del partido, ambos equipos se mostraron ambicisoso y el desarrollo fue parejo. Los de Conte se adelantaron en el marcador en apenas tres minutos, gracias a un penal que Lukaku transformó en gol. Dos minutos más tarde, el elenco de Lopetegui reaccionó y empató tras una pelota parada ejecutada por Jesús Navas, que Luuk De Jong se encargó de transformar en gol. A los 33, llegó el segundo del holandés. Banega envió un centro al segundo palo y el delantero del Sevilla no perdonó: metió un cabezazo extraordinario y dio vuelta el resultado. La alegría duró solo tres minutos, cuando el Inter logró la igualdad gracias a Diego Godín, quien ganó en lo aéreo, en una jugada muy parecida al segundo gol del Sevilla: centro al segundo palo de Brozović y el uruguayo puso el 2-2 con el que se fueron al descanso.
En los primeros minutos del segundo tiempo, el partido tuvo poca intensidad. Recién a los 15, Sevilla comenzó a empujar al Inter hacia su propia área con remates de Lucas Ocampos. La ventaja para los dirigidos por Lopetegui llegó a los 30, luego de una chilena de Diego Carlos que fue desviada por Romelu Lukaku y terminó en el fondo del arco. En los últimos minutos el equipo italiano intentó llevarse por delante a un rival que lo superó tácticamente y aguantó el 3 a 2. Así, Sevilla volvió a consagrarse campeón de la UEFA Europa League: es su sexto éxito en esta competencia en la que es el más ganador.

EL PARTIDO DE LOS ARGENTINOS

En la noche de Colonia, en la que el Sevilla conquistó su sexta Europa League. Argentina tuvo varios representantes en cancha, aunque sin demasiado brillo. En el conjunto español estuvieron presentes Éver Banega, Lucas Ocampos y el ítalo-argentino Franco Vázquez, que ingresó en la segunda mitad. Por el otro lado, Lautaro Martínez inició el encuentro en el equipo de Antonio Conte.
Ocampos, quien fue el goleador de su equipo en la temporada con 17 goles, arrancó bien el partido y tuvo una buena performance en el primer tiempo, principalmente en los primeros 25 minutos, que hizo ilusionar a más de un hincha andaluz. Con suficiente atrevimiento para encarar a la marca, complicó en más de una ocasión a sus marcadores, D’Ambrosio y Godín. Forzó que lo pararan con faltas y disparó, sin demasiado peligro hacia la valla de Handanovic en tres ocasiones: uno salió suave y al medio, otro pegó en la red del lado que no suma y, cerca del entretiempo, de cabeza, exigió que el arquero de los italianos estirara la punta de los dedos para mandar el balón al córner. En la segunda etapa se apagó y terminó sustituido.
Banega fue el de mayor destaque y regularidad. Como siempre, fue el jugador que manejó los hilos de los blanquirrojos: controló el tiempo, espacio y ritmo del equipo cuando tuvo la pelota. Participó de los 2 minutos de tenencia de pelota que desencadenó en el primer gol de su equipo y luego, de tiro libre, asistió a De Jong para dar vuelta el resultado parcial. En total dio cinco pases para finalización y fue el único que jugó los 90’.

El Mudo Vázquez entró a jugar los últimos 15’. Sin demasiada trascendencia en el transcurso del juego, ayudó a retener la pelota, forzar faltas que enfriaron el partido y que el equipo se defendiera con la posesión de la redonda.
En el lado neroazzurro, Lautaro fue de los peores jugadores en cancha. En un partido en el que brilló por su ausencia, el joven delantero que venía de romperla en la semifinal no pudo siquiera disparar al arco ni completar ninguno de sus 4 intentos. Tocó muy pocas veces la pelota y a los 78’ le dio su lugar a Alexis Sánchez.
Los otros sudamericanos en cancha fueron Diego Carlos, Fernando (ambos de Brasil), Godín (Uruguay) y Alexis Sánchez (Chile).

SÍNTESIS

SEVILLA (3): Bono (6); Navas (7), Koundé (6), Diego Carlos (6), Reguilón (7); Jordán (5), Fernando (4), Banega (7); Suso (5), de Jong (8) y Ocampos (6).
INTER (2): Handanovic (4); Godín (7), de Vrij (5), Bastoni (4); D’ambrosio (3), Barella (5), Brozovic (6), Gagliardini (4), Young (5); Lukaku (7) y Martinez (4).
Cambios: En Sevilla: Munir El Haddadi (5) por Ocampos a los 71m, Franco Vázquez (6) por Suso a los 78m, Youssef En-Nesyri (-) por Luke de Jong a los 85m y Nemanja Gudelj (-)por Diego Carlos a los 86m. En Inter: Victor Moses (3), Christian Eriksen (4) y Alexis Sánchez (4) por Danilo D’ambrosio, Roberto Gagliardini y Lautaro Martinez a los 78m. Antonio Candreva (-)por Diego Godín a los 89m.
Amonestaciones: Sevilla: Diego Carlos (4´) y Éver Banega (45´). Inter: Antonio Conte (17´), Nicoló Barella(41´) y Alessandro Bastoni (55´) Roberto Gagliardini (73´).
Goles:
Sevilla: Luuk de Jong (12´, 33´) y Diego Carlos (74´).
Inter: Romelu Lukaku (5´) y Diego Godín (35´).
Estadio: Rhein Energie (Colonia, Alemania).
Árbitro: Danny Makkelie (5).

LA FIGURA

Luuk de Jong (8) demostró todas sus cualidades. No solo había convertido el gol que clasificó a Sevilla a la final de la Europa League sino que en la definición también anotó un doblete y fue una pieza fundamental para la remontada de su equipo. Luego del gol de penal de Lukaku, de Jong sacó a relucir su buen cabezazo y logró dar vuelta el resultado para poner a Sevilla arriba. Luego exhibió su despliegue físico.

Leave a Comment


Your email address will not be published.