PUNTO Y CLASIFICACIÓN


Por la última fecha del Grupo E, Suiza empató 2-2 con Costa Rica y pasó a la siguiente ronda, en la que se medirá con Suecia.

Por Matías Vuillermoz

En la antesala del partido, Costa Rica ya estaba eliminada. Sin embargo parecía que se jugaba el pase a los octavos de final. La hinchada tica se hizo oír y llenó las tribunas del estadio de Nizhny Novgorod llevando una multitud para alentar a su selección e intentar terminar de la mejor manera su papel en el Mundial de Rusia. Cada vez que Suiza agarraba la pelota, bajaba desde las tribunas una silbatina ensordecedora que opacaba y hacia dudar a aquel suizo que le tocaba llevar el balón.

En el primer tiempo los helvéticos intentaron encontrar los espacios mediante el juego colectivo de sus figuras Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka. Pero chocaron con una sólida defensa y un equipo concentrado en cada línea que salía muy rápido y de contraataque y hacía temblar el arco de Yann Sommer. Hasta que a los 31 minutos la contundencia suiza dijo presente. Un centro de Stephan Lichtsteiner derivó en el nacido en Camerún, Breel Embolo, quien le bajó la pelota a Blerim Dzemaili, que no dudó y fusiló a Keylor Navas para sellar el 1-0 y desatar la locura de los pocos suizos presentes.

En la segunda parte , se hizo justicia. Costa Rica llegó al empate a los 11 de esa etapa tras un tiro de esquina y un cabezazo letal del moreno Kendall Waston, de 1,96 metro de altura. La movilidad de Joel Campbell y algunas apariciones de Bryan Ruiz; hasta acá el gran ausente; eran la esperanza tica. Faltando 13 minutos, un centro de Embolo derivó en la cabeza de Josip Drmic, quien conectó y con su parietal izquierdo hizo temblar el travesaño del arco de Navas. El mismo Drmic, diez más tarde, se desmarcó y aprovechó un centro bajo, rematando fuerte y seguro desde el punto de penal para poner nuevamente en ventaja a los helvéticos.

Cuando parecía que no había tiempo para más, Campbell cayó en el área y el árbitro francés Clement Turpin sancionó penal. Bryan Ruiz se hizo cargo. El zurdo 10, de flojo Mundial, remató cruzado arriba, la pelota dio en el travesaño, rebotó en la espalda del arquero suizo y entró. Insólito. Costa Rica finalizó último en el Grupo E con un punto y se despidió del Mundial demostrando por momentos buen juego y complicando a los helvéticos. Suiza aprovechó el triunfo de Brasil frente a Serbia y se clasificó habiendo quedado segundo en el grupo con cinco unidades. Jugará en octavos de final frente a Suecia el martes 3 de julio, a las 11 (hora argentina) en San Petersburgo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.