LA ESTRELLA SE APAGÓ


Yann Sommer fue el jugador que se destacó durante los 90 minutos reglamentarios. Sin embargo, el arquero suizo metió un gol en contra en el tiempo adicionado que hizo perder de vista su gran actuación.

Por Florencia Orellana

Desde el comienzo, Yann Sommer mostró sus reflejos. El arquero suizo tuvo su primera atajada a los seis minutos cuando Joel Campbell remató desde lejos y probó sus reflejos, desviando el disparo. Poco después, un minuto agónico para el arquero que debió responder a tres pelotazos consecutivos de los costarricenses, logrando que ninguno cruzara la línea de gol.

Tan sólo diez minutos marcaba el reloj cuando Yann estaba marcado como la figura del equipo que le confirmaba a Suiza la clasificación encontrándose debajo de Brasil en la tabla. Pasados los 20 minutos Costa Rica volvió a poner a prueba al 1 helvético, quien respondió.

Iniciado el segundo tiempo, Sommer tuvo apenas dos minutos de tranquilidad antes de que sus rivales volvieran a acercarse a su arco. A los diez minutos de la etapa Costa Rica tuvo un córner que gracias al cabezazo de Kendall Waston se convirtió en gol. Tras algunas salvadas en los siguientes intentos ticos, Yann resultó golpeado por una falta en ataque.

Tiempo reglamentario cumplido y cinco más en el reloj. El árbitro francés Clement Tupin cobró un penal que no fue revisado por los alemanes encargados del VAR. Sommer ubicado en su puesto, sobre la linea, las manos y las piernas abiertas esperando el remate de Bryan Ruiz. Disparó el delantero centroamericano, el guardavallas se lanzó hacia  su palo izquierdo; la pelota rebotó en el travesaño, golpeó su cabeza y fue gol. Autogol. Quien se encargó de cortar tantas jugadas de peligro de Costa Rica fue quien sentenció el empate cuando el tiempo se había terminado.

Leave a Comment


Your email address will not be published.