ROBERTO BARADEL: “REIVINDICAMOS LA AUTONOMÍA PERO NO SOMOS NEUTRALES”


El secretario general de SUTEBA y CTA Provincia de Buenos Aires habla del rol del movimiento obrero de cara al cambio de gobierno. 

Por Julia Kolodny

Sentado en el escritorio en su oficina de la sede de SUTEBA sobre la calle Piedras, habla Roberto Baradel rodeado, como abrazado, por distintas imágenes y cuadros que parecen cuidarle las espaldas: Cristina Kirchner, pañuelos blancos, madres, abuelas, familia, calles, marchas y banderas.

¿Qué importancia tuvo el Congreso de la CTA del pasado 2 de octubre para el movimiento obrero en general? 

Principalmente se votó la voluntad política de empezar un proceso de unificación de las centrales sindicales para hacer un movimiento lo más fuerte posible, que pueda incidir en el debate para defender las conquistas sociales, defender los derechos de los trabajadores, y acompañar a un gobierno de raigambre popular que seguramente se verá presionado muy fuertemente por las corporaciones del capital financiero internacional. Creo que eso es muy importante para que el proceso político que encaramos pueda ser de muchos años y que el neoliberalismo no vuelva más a la Argentina.

¿Cómo se llega a pensar la posibilidad de la unidad de las centrales después de tanta fragmentación?

Se dio un proceso de coincidencia en la calle con la mayoría de los sectores de la CGT y de la CTA. Por supuesto que quizás hay algunos dirigentes que no están muy contentos con esto porque miran su quinta, su cuota chiquitita de poder. Algunos lamentablemente han acompañado las políticas de este gobierno, pero creo que el debate mayoritario va a estar dado por empezar un proceso de unidad.

¿Por qué Micheli (Secretario General de la CTA Autónoma) no está de acuerdo con la unificación de las centrales?

Es una decisión de Micheli. Yo cada vez que voy a un acto lo que veo es que los trabajadores no discriminan si son CGT o CTA, y entonces nosotros nos paramos sobre esa cuestión. En la Argentina siempre hubo sectores colaboracionistas, sectores combativos, y también divisionistas. Desde lo más rancio de la derecha hasta una supuesta izquierda iluminada que cree que el movimiento obrero tiene que tener condiciones asépticas. Nosotros preferimos construir con las mayorías populares.

En el congreso estuvieron Alberto Fernández y Máximo Kirchner. ¿No afecta eso a la autonomía del sindicato?

Nosotros reivindicamos la autonomía, pero no somos neutrales. Yo creo que el sindicalismo no tiene que estar subordinado a las decisiones político partidarias, pero no puede ser neutral. No es todo lo mismo. Defender los derechos de los trabajadores y las conquistas del movimiento obrero tiene un objetivo muy claro ahora: derrotar al neoliberalismo. 

Respecto a las amenazas que sufrió durante las negociaciones paritarias con el Gobierno de Vidal. ¿Le había pasado algo similar alguna vez?

No, nunca. Yo creo que este gobierno tiene la matriz de la dictadura, la misma concepción brutal. No pueden actuar con la misma brutalidad porque existieron las Madres, porque los 24 de marzo cada vez son más grandes, porque derrotamos el 2×1, etc. Si hay una gran victoria del pueblo argentino es impedir las condiciones para que se reproduzca algo como la dictadura militar. 

¿Y por qué piensa que fueron por su vida personal?

Quisieron encontrar algo para extorsionarnos, porque el ladrón se cree que todos son de su misma condición, entonces buscaron cuentas acá, en el exterior, y sólo encontraron una cuenta a sueldo. Entonces fueron por la mentira, por el linchamiento mediático, noticias falsas permanentemente, y tampoco nos podían parar. Y entonces, ¿a dónde fueron?, a lo que uno más quiere, qué son los hijos. Tampoco nos pudieron parar con eso, más allá de que realmente fueron momentos muy duros.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.