Luego de arrancar 0-1 abajo contra Serbia, el equipo dirigido por Vladimir Petkovic ganó 2 a 1 con un gol de Xherdan Shaqiri sobre la hora y suma cuatro puntos en el Grupo E, al igual que Brasil. Ninguna selección había logrado dar vuelta un partido en este Mundial.

Por Joaquín Vargas Camiletti (@JoacoCamiletti9)

Xherdan Shaqiri se vistió de héroe y le dio una victoria clave a su Suiza, que se posiciona como segundo en el grupo. Con una definición digna de campeones, el ex Bayern Munich golpeó cuando tuvo la oportunidad. Antes Granit Xhaka había acertado con un zurdazo luego de un rebote de pelota parada. De la mano de sus referentes, los suizos se guardaron un partido en el bolsillo que habían empezado perdiendo y sellaron así la primera remontada de esta edición de la Copa del Mundo.

El partido por momentos fue digno de cuartos de final o incluso más. Serbia golpeó de entrada con un gol de cabeza de Mitrovic y volvió a mostrarse peligroso con Milinkovic-Savic y sus disparos desde afuera del área. A Suiza le fue difícil reponerse, pero con el correr de los minutos fue encontrando su juego, acorralando al equipo rival y teniendo varias ocasiones de riesgo. No pudo irse al entretiempo con un empate, pero la justicia futbolística haría lo suyo más tarde.

La segunda parte fue más pareja. Suiza salió con decisión y empató rápidamente con un bombazo de Xhaka. Luego el partido se hundió en una enorme laguna en la que hubo varias idas y vueltas, pero ninguno de los dos equipos atacaba con profundidad; de a ratos Serbia dominaba, pero no lo suficiente para volver a ponerse en ventaja.

Cuando todo parecía que iba a terminar en un empate que les sabía poco a ambos equipos, Mario Gravanovic, quien había entrado un rato antes por Seferovic, habilitó a Shaqiri, quien eludió al último hombre del conjunto serbio, esperó al arquero que salió a achicar mal, y empujó la pelota por abajo ante la salida el achique desesperado de Vladimir Stojkovic. Los suplentes suizos saltaron a la cancha a festejar con su compañero, desatando la locura de pensar que estaban momentáneamente en  octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia 2018. Ahora, deberán reafirmar el pasaje a la siguiente instancia ante la eliminada Costa Rica.

Serbia tendrá la difícil tarea de ganarle a Brasil para clasificarse sin mirar otros resultados. El equipo de Tité viene de ganarle al conjunto Tico en el tramo final del partido y mandó a la sorpresa de Brasil 2014 a casa en fase de grupos.

Leave a Comment


Your email address will not be published.