TITE, EL QUE DEVOLVIÓ A BRASIL A LA NORMALIDAD


“Neymar es un mal ejemplo para los niños”, había dicho en 2012 el actual entrenador de la selección brasileña sobre el 10 del equipo. Pese a ello, y cerca de cumplir tres años en el cargo de seleccionador, Tite logró darle identidad al Scratch y posicionarlo nuevamente como el gran candidato.

Por Enzo Barreto

Brasil depositó sus esperanzas en un hombre que estaba en contra de su máxima figura en la actualidad:” Ganar o perder forma parte del juego. Simular faltas no lo es. Neymar es un mal ejemplo para un niño que está creciendo”, criticó Tite, en 2012, al ex Barcelona y actual PSG, cuatro años antes de su asunción en el cargo de entrenador. Adenor Leonardo Bacchi, más conocido como Tite, asumió como DT de Brasil el 20 de junio de 2016. Desde entonces, el hombre llevó a la selección brasileña a posicionarse nuevamente en los primeros planos del mundo futbolístico. Con un emblema y símbolo de lo que pretendía para su equipo: Neymar.

foto-1

Nacido el 25 de mayo de 1961 en Río Grande del Sur, Tite condujo a Corinthians a obtener su primera Copa Libertadores y su segundo Mundial de Clubes (ambos en 2012). Previamente había dirigido a otro grandes equipos del Brasilerao: Internacional, Gremio, Palmeiras y Atlético Mineiro. Su llegada a la selección fue en medio de una crisis futbolística, debido a ciclos interrumpidos de tres entrenadores en seis años. En todos los casos, por malos resultados.

Entre 2010  y 2016 desfilaron por la pasarela del fracaso Mano Menezes, Luis Felipe Scolari y Dunga. Las mayores derrotas deportivas de esos años son el Mundial 2014 (en Brasil) y las Copas Américas de 2011, 2015 y 2016.

Con poca relevancia como futbolista, Tite ganó su fama de ganador como DT. Cuando todavía se vestía con pantalones cortos dentro del campo de juego cumplió la función de volante en equipos sin trascendencia de la liga local. Hasta que a los 28 años dejó de jugar. De vital importancia para retomar el juego ofensivo y vistoso (todo lo contrario a sus predecesores), ya como entrenador le devolvió su impronta al pentacampeón del mundo. Pese a no haber cumplido con las expectativas en el Mundial de Rusia 2018 (eliminado en cuartos de final por Bélgica), luego de haberse clasificado para esa Copa cuatro fechas antes en las Eliminatorias, Brasil buscará en su casa imprimir su histórico estilo futbolístico. De la mano de Tite. Y del pie derecho de Neymar.

Leave a Comment


Your email address will not be published.