Trabajar en el Mundial: una oportunidad cada cuatro años

Qatar se hizo prácticamente de cero para la Copa del Mundo que comenzará en noviembre. Esto generó puestos de trabajo para la sociedad árabe, pero también para otras personas con diferentes culturas que recibirán a los amantes del fútbol.


El argentino Carlos Díaz, a cargo de la consultora PHRS, advirtió que buscan más de 300 empleados latinoamericanos para el rubro de gastronomía y hotelería del “segmento de lujo” para que trabajen en el Mundial de Qatar. La idea es que comiencen a trabajar en el corto plazo con contratos que van desde uno a tres años.

“A mí me contactó la compañía Accor desde Qatar, que es la firma que hizo el convenio con FIFA para lo que es alojamiento oficial del Mundial. A partir de enero, pasé diferentes procesos de selección para el puesto de manager on duty”, nos contó Tatiana Rodríguez, cuyo trabajo será remunerado e incluirá alojamiento, comidas, seguro médico, traslados, visa y aéreos.

Su función consiste en controlar los turnos de trabajo de los empleados. Antes de ser aceptada para el puesto, Tatiana atravesó tres entrevistas, todas en inglés, para dar a conocer su experiencia y demostrar que se ajusta a los requisitos. “No fue un trabajo que busqué, ellos me contactaron por LinkedIn y me lo ofrecieron. La verdad es que me gusta el fútbol, pero desconozco si podré ir a los partidos”, agregó.

También existen otras oportunidades: guardavidas, jardineros, mozos de restaurantes, anfitriones, personal para spa, recepcionistas y hasta cadetes.

“El conocimiento de inglés es fundamental. Lo mejor sería un nivel fluido para que la persona pueda comunicarse fluidamente con un cliente o su compañero de trabajo”, explicó Carlos Díaz en una entrevista con Infobae.com. Además, dijo que alcanza con tener un poco de experiencia en el área y que el salario es en dólares. “Lo no tan positivo es que son países árabes con los que trabajamos. Hay cuestiones restrictivas que tal vez nos chocan un poco”, agregó.

Los puestos libres son cada vez menos y las ganas de estar aumenta con el paso del tiempo. Todavía quedan varios meses hasta el comienzo de Qatar 2022, que se jugará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre, pero hay oportunidades que no tienen tantos días de espera.

Otro caso es el de Martín Moreira, un boliviano que se encuentra viviendo en Qatar. Si bien su plan venía desde antes porque la hermana vive allá, decidió irse este año. “Mi contrato es de un año, aunque primero pasé por una prueba de dos meses”, comentó.

Él es planificador de materiales en una empresa holandesa-alemana que se dedica a la construcción de estructuras movibles. De hecho, en este momento, están remodelando los campus de Argentina y México para que las selecciones se queden durante el mundial. “En este momento todo está relacionado con el Mundial. También trabajamos en los ocho estadios”, contó.

“Aquí te tratan muy bien si eres profesional, pero para venir sí o sí tienes que saber inglés, aunque no perfecto. Lo que importa es entender y que te entiendan, el acento es lo de menos”, nos explicó Martín.

Martín contó cómo hacer para conseguir trabajo en Qatar: “Lo más importante es conocer personas. Lo que yo aconsejo es entrar a LinkedIn, ir a la empresa que te interesa e intentar comunicarte con los empleados que trabajan ahí y contarles tu situación. Por el Mundial hay muchos trabajos en hotelería, de mesero, en marketing y en puestos administrativos”. 

Una de las preocupaciones de la gente que quiere ir a trabajar al país árabe es ver los partidos. Martín palpitó la sensación al ver asistir a algunos encuentros amistosos. Entre ellos, un Croacia-Bulgaria y un Qatar-Eslovenia, por el que pagó “menos de 8 dólares”, como cuenta. Y agrega que aprovechó para conocer otras ubicaciones de un mismo estadio y que se dio el gusto de ver una definición por penales justo detrás del arco en el que se disputó.

La experiencia laboral está a tiempo de concretarse. Los interesados pueden avanzar. Y de paso, soñar también con ver a las grandes figuras del Mundial. Y que encima te paguen.