Un sueño: pasar de ronda

La prensa de Arabia Saudita ve a su selección entrando segunda, detrás de Argentina


Nahuel Lanzón, el especialista en fútbol “exótico”, tal como lo denomina él en sus redes sociales, le contó a Eter Digital historias del fútbol árabe. A su vez analizó lo que se viene de cara al Mundial y cómo empezó su amor por este fútbol tan desconocido para nosotros. “El periodismo saudí, cree que son capaces de ganarle a México y a Polonia”, sentenció.

-¿Cómo empezaste a ver fútbol exótico?

-Yo empecé a ver fútbol así más exótico con la llegada de Maradona al All Wasl, o sea, en 2012. Hubo algo ahí que me despertó una chispa que ya lo tenía de otro costado ya que me interesa la geopolítica o las culturas en general. Primero empecé a indagar sobre Emiratos Árabes, la liga, sobre la poca presencia de la hinchada, los horarios, la demografía de Arabia y todo eso.

-¿En qué momento se le dio importancia al fútbol árabe?

– El fútbol de Arabia Saudita siempre estuvo muy ligado con la familia real. Si vemos la historia del fútbol, el fútbol viene de la meca, por la peregrinación que hacen los musulmanes y para la década que surgió, que fue en la década del 20, unos años antes la familia Saud vuelve a recapturar la ciudad ya lo que había perdido en su momento con lo cual era el gobierno de la meca.

-¿Cómo empezó la historia del fútbol árabe?

-La historia es que unos indonesios piden una autorización formal para jugar al fútbol, un amistoso y que ese se cuenta como uno de los primeros hechos de fútbol en Arabia Saudita. La familia Saud comenzaba a monopolizar el fútbol, en el sentido que los equipos para poder seguir desarrollándose tenían que tener cierta cantidad económica. Un ejemplo es el Al-Ahli; el escudo es verde y se debe a que el que puso la plata para que el equipo empezara a jugar fue un integrante de la familia real.

-¿Vos creés que Arabia Saudita le va salir a jugar de igual a igual a la Argentina?

-Es que no saben jugar de otra manera. Por eso lo traen a Renard, el técnico; que es un poco más    pillo y sabe jugar de contra. Si vos ves, ellos tienen un plan de juego de posesión y mucha tenencia de pelota… Cuando los sacás de eso, no saben muy bien qué hacer. Por eso ves que domina en Asia, donde puede imponer condiciones, pero en el Mundial se va a notar mucho que les falta jugadores y nivel.

-¿Se ven afuera de la segunda ronda los árabes?

-El periodismo saudí, la prensa de Arabia Saudita que a veces exagera las cosas, se ve pasando segundo. Primero estaría Argentina, ese partido ya lo dan por perdido. Pero creen que son capaces de ganarle a México y a Polonia, de hecho, piensan que hay que apuntar todos los cañones a ellos.

-¿Qué importancia tiene el fútbol sudamericano en Arabia?

-En el juego influye más por ahí el estilo holandés, pero en sí, ellos tienen históricamente un estilo de juego muy propio. Eso de asociarse y no depender de un jugador habilidoso.

-¿Eso se relaciona con la sociedad árabe o solo pasa en el fútbol?

-Yo tengo la teoría de que como hace mucho calor, te ves obligado a jugar a un menor ritmo, la exigencia es menor en los entrenamientos. Ciertamente se debe también a qué los jugadores cobran muy buenos contratos, entonces no tienen el deseo de salir del país y adaptarse a otro estilo de juego, por eso es que su estilo es de hace años.

-¿Cómo fueron los pasos de Edgardo Bauza y Juan Antonio Pizzi?

-Lo de Bauza fue rarísimo, jugó dos partidos amistosos y lo echaron porque no les gustaba su estilo de juego. Tal vez alguien le vendió otra cosa, no me quedó claro. En cuanto a Pizzi, es totalmente opuesto al estilo del Patón Bauza, de hecho, estaba a punto de ser echado en el mundial y logró que le renueven el contrato. Fueron dos pasos sin gloria.