Inicio » Un tour por un palacio

Un tour por un palacio


Compartir

El sábado 20 de abril el Club Atlético Huracán reinauguró el “Tour por el Palacio”, donde con un guía, te llevan a recorrer el Estadio Tomás Adolfo Ducó para mostrarte todo lo que no se ve.


Arrancando el recorrido, entramos a una oficina donde en una mesa tenían una maqueta del estadio, nos contaron sobrelas reformas que hizo esta directiva con la institución, el resembrado del campo que no se hacía hace más de 30 años, renovaciones en la infraestructura y les cambiaron los nombres a las tribunas. La popular local, lleva el nombre de Ringo Bonavena, mítico boxeador argentino que nació en las calles de Parque Patricios, la popular de enfrente, conocida por tener “Huracán” a lo ancho, ahora se llama Guillermo Stábile, gran jugador que supo vestir la camiseta del Globo y también la de la Selección Argentina, siendo el goleador del mundial de Uruguay 1930 con 8 tantos, la popular que tiene la famosa torre, se llama René Orlando Houseman y la que tiene las cabinas de transmisión, Herminio Masantonio.

Saliendo de la oficina seguimos por un pasillo para desembocar en el Vestuario Visitante, donde pasaron figuras como Pelé cuando vino a jugar con el Santos. Estaba todo renovado, desde las paredes hasta el suelo, pintado de un color gris, con los bancos para sentarse también nuevos, tiene una parte separada para la fisio-terapia y en la puerta está el antiguo túnel que llevaba hasta el campo de juego, pero ya no se usa porque ahora la salida es al estilo europeo.

Siguiendo por el mismo pasillo, llegamos hasta el Hall Central, a la izquierda están exhibidos los 13 títulos del club en una amplia vidriera con recortes de diarios e imágenes de la época respectiva. A la derecha, el sillón en el que se sentó Diego Armando Maradona cuando era el DT de Gimnasia y Esgrima LP. A este Estadio le dicen “Palacio” por este lugar, este todo lleno de mármol, el piso, las paredes, los pilares, las escaleras, parte del techo, es una hermosa obra arquitectónica.

Pasando el Hall Central, entramos a la Sala de Conferencias de Prensa, donde nos estaban esperando algunos chicos de la pensión. La gran mayoría son del interior del país, Rio Negro, Santa Cruz, Misiones, Córdoba, San Luis, entre 14 y 18 años. La pensión del Globo esta ubicada en el segundo piso del Estadio, donde en el siglo pasado el plantel profesional realizaba las concentraciones, pero esta nueva comisión optó por darle ese espacio a los chicos para que se sientan como en su casa. A la mañana, se despiertan a las seis para desayunar, una hora más tarde se van a entrenar con una micro que los viene a buscar, tipo doce vuelven para almorzar y de ahí se van para el colegio, a la seis de la tarde regresan a la pensión y realizan sus tareas escolares y a los diez de la noche se van a dormir. Los días que no entrenan, practican artes marciales, van al psicólogo y tienen tiempo libre. “Lo más difícil es estar alejado de la familia, pero todo sea por el sueño de jugar en primera”, contaba uno de los chicos de la 5ta división.

Luego de la charla, fuimos al Vestuario Local, totalmente renovado y modernizado, el baño, los asientos, el piso, las luces, las paredes, todo. En los asientos estaban las camisetas de los jugadores ubicadas por cómo se sientan ellos los días de partido, las personas no dudaron en ir directo a sacarse foto con la de Ignacio Pussetto, uno de los jugadores mas queridos por los hinchas.

Ya visto el Vestuario Local, venía el momento más esperado por todos, salir al campo de juego. Caminamos a través de otro pasillo y cuando este terminó, a nuestra derecha teníamos unos cinco escalones que, al subirlos, ya salimos al césped del Palacio. Las luces se prendieron y de fondo empezó a sonar “Life is Life”, la canción reconocida por la entrada en calor de Maradona. El césped estaba recién regado, la gente se sacaba fotos, recorría toda la cancha, y no paraban de mirar las tribunas. Para quien visita el Club de sus amores es algo único, “Como el patio de mi casa”, escuche a lo lejos. Solo pudimos estar 10 minutos porque atrás nuestro venía otro grupo, la gente no se quería ir.

Subimos la platea Masantonio para ir hasta el Salón Ferrer, un espacio gastronómico renovado donde ahora es un Buffet y los hinchas pueden ir a comer algo independientemente si hay o no partido. Al salir, estaba el palco de los dirigentes y también las cabinas de prensa. Eran simples, dos sillas, una especie de mesada, y el vidrio que se podía sacar, desde ahí, se ve todo el campo de juego. Para finalizar el recorrido, te dejan en Tienda Huracán, para que puedas comprarte las camisetas del club y llevarte un recuerdo de este evento.

Al Tour por el momento solo le quedan dos fechas más, los sábados 27 de abril y 4 de mayo. Para inscribirte tenés que llenar el formulario que se encuentra en la Web Oficial de Huracán o en sus redes sociales, es gratis y los socios pueden llevar a sus invitados.


Compartir

Agregar comentario

Clic acá para dejar un comentario