VÍCTOR HUGO: EL NÚMERO UNO


El 2 de octubre de 1924 Argentina superó 2-1 a Uruguay en cancha de Sportivo Barracas. El radioaficionado Horacio Martínez Seeber y el cronista del Diario Crítica, Atilio Casime, relataron el partido por LOR Radio Argentina desde una tarima ubicada sobre los vestuarios. Desde ETER Digital, a 95 años del hecho, homenajeamos a representantes del relato deportivo, con un informe en el que cuentan sus experiencias.

Por Nicolás Maldonado

Víctor Hugo Morales, el narrador uruguayo que en 1981 llegó a Buenos Aires para transformarse en el número uno, hoy se desempeña en la plataforma Relatores.

-¿Cómo es que te empezó a apasionar el relato?

-Mentalmente siempre estaba mirando fútbol, sin darme cuenta siempre estaba relatando. En mis tiempos, los relatores eran los más famosos y yo quería ser como ellos.

-¿A quién tenías de referente?

-A Carlos Solé y a Fioravanti (Joaquín Carballo Serantes), ambos uruguayos de aquellas épocas. Después, tipos como José María Muñoz eran extraordinarios.

-¿Cómo creés que evolucionó el relato a través de los años?

-La aparición de la radio portátil determinó que los relatores sean más precisos, más rápidos en la apreciación, esa fue la evolución. Porque debía relatar algo que ya estaba viendo un espectador. La cantidad de palabras que debe decir un relator hoy supera las que se decía hace treinta años.

-¿Cuál es el logro máximo de un relator?

-No hay un logro máximo. Relatar una final del mundo, un triunfo del equipo al que estás trasmitiendo…

-¿Qué es lo que más disfrutaste emocionalmente?

-El gol de Diego es lo que más disfruté como relator, no hay comparación con ninguna otra cosa.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.