Brasil, sin Neymar, se impuso 1-0 a Suiza en el Stadium 947 por la segunda fecha del Grupo G de la Copa del Mundo y se ganó su pasaje hacia los octavos de final.


La Samba dice “presente” en los octavos de final. En el primer cuarto de hora, Suiza tuvo más la posesión del balón y con la presión encima de los centrales brasileños. Pero la primera chance más clara fue para Brasil a los 25′. Los comandados por Tite, armaron una jugada de izquierda a derecha con Raphinha como protagonista. El delantero del Barcelona envió un centro para Vinicius, quien hizo el papel de definidor, pero no pudo agarrar el balón de lleno, remató y Sommer despejó la pelota hacia el córner. Sobre la culminación de la primera mitad, Suiza, con un bloque defensivo y persistente, por medio de alguna pelota parada o alguna gambeta aislada, logró llegar hacia la valla de Alisson. Mientras que Brasil no encontró ningún resquicio entre la muralla suiza manejada por Elvedi y Akanji.

El complemento no fue muy distinto. El conjunto europeo mantuvo el orden y estuvo fuerte en defensa. Por su parte, los brasileños intentaron, pero sin demasiada claridad. Sus ataques fueron predecibles y lentos. Sin embargo, en el minuto 65, avisaron por primera vez en el segundo tiempo. Vinicius recibió de Casemiro y definió con categoría. La pelota entró, pero el árbitro cobró una posición adelantada de Richarlison en el comienzo de la jugada. En la siguiente, Casemiro agarró una pelota de sobrepique en el área y la mandó a guardar. El mediocampista defensivo del Manchester United le dio el 1-0 definitivo a su equipo. Con poco tiempo por jugar, Suiza no logró crear ninguna acción de peligro. Brasil tuvo tres más, pero falló en la puntada final.

Al igual que Francia, el conjunto sudamericano es el segundo equipo en lograr dos victorias consecutivas en el Mundial. En el Grupo G, Brasil lidera con 6 puntos, su escolta es Suiza, que a pesar de haber perdido se mantiene con 3 puntos. Le siguen Camerún y Serbia con una sola unidad. En la última fecha se definirá quién irá a los octavos de final junto a La Canarinha, que de no mediar ningún inconveniente clasificará primera.

Síntesis

Brasil (1): Alisson; Eder Militao, Marquinhos,Thiago Silva, Alex Sandro; Fred, Casemiro, Lucas Paquetá; Raphinha, Richarlison, Vinicius.

Cambios: Rodrygo x Lucas Paquetá, Bruno Guimarães x Fred, Antony x Raphinha, Gabriel Jesus x Richarlison, Alex Telles x Alex Sandro.

Suiza (0): Yann Sommer; Silvan Widmer, Manuel Akanji, Nico Elvedi, Ricardo Rodríguez; Remo Freuler, Granixt Xhaka, Fabian Rieder, Djibril Sow, Ruben Vargas; Breel Embolo.

Cambios: Fernandes x Rieder , Steffen x Sow , Aebischer x Vargas , Seferović x Embolo, Frei x Widmer.

Gol: Casemiro (83’).

Amarillas: Fred, Rieder.

Estadio: Stadium 947.

Árbitro: Iván Arcides Barton Cisneros.