ALERTA Y MOVILIZACIÓN POR LEY JUBILATORIA


El miércoles al mediodía, frente al Congreso Nacional, las tres organizaciones sindicales que nuclean a los trabajadores de la Anses convocaron a una marcha de resistencia contra la desestabilización de la seguridad social del país y del ataque directo a la sustentabilidad del sistema previsional a partir del proyecto de ley de modificación del sistema previsional y el vaciamiento del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) propuesto desde el Gobierno Nacional en medio de un paro general de actividades de 24 horas.

Por Katherine Bednarz, Lucía Galimberti, Germán Masserdotti, Marita Ponte y Paula Portillo

IMG-20160630-WA0009

Carlos Ortega, Secretario General del sindicato de Trabajadores de la Anses (Secasfpi), expresó su disconformidad en relación a la ley ómnibus porque cree que “es una vergüenza para los trabajadores y los jubilados”. Opinó que, a partir de ella, “se desfinancia el sistema previsional y por ende, ya no hay más garantía a futuro de que se pueda pagar la jubilación”. Afirmó también que con la sanción de dicha ley “se despedirán a miles de empleados como sucedió en los años 90”. Con respecto a las futuras medidas que tomarán, Ortega sostuvo que “seguiremos con las campañas de concientización porque hay un bloqueo mediático con respecto a estos temas, no salen a la luz, no toman visibilidad”.

IMG-20160630-WA0010

Leonardo Fabre, Secretario General de Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (Apops) se refirió al tratamiento de la ley que se estaba debatiendo en el Senado de la Nación: “Ahora, los discípulos de Cavallo y de Martínez de Hoz están ahí adentro. Ahí está el enemigo del pueblo, con el agravante que esta vez no llegaron sobre tanques ni con el ejército, sino que, el pueblo confundido los trajo a través del voto popular”.
Soledad Alonso, secretaria de Prensa de Secasfpi, expresó que “la ley, con el pago de los reajustes con sentencias, permitirá el desfinanciamiento del sistema de previsión bajo la excusa de cancelar las deudas con los jubilados, cambiando el modelo solidario y de reparto por jubilaciones privadas”. Asimismo advirtió sobre “el aumento de la edad jubilatoria para las mujeres de 60 a 65 años, a través de una pensión no contributiva del 20%, inferior a la jubilación mínima”. Siendo que “este blanqueo de capitales solo lleva a la timba financiera y a las AFJP”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.