BITRENES: ¿AVANCE EN EL TRANSPORTE O AMENAZA VEHICULAR?


Desde el Gobierno afirman que es un avance sin precedentes, aunque se evalúa y se cuestiona su impacto económico.

Por Alexis Jait y Mariano Camilli

nota bitrenes foto

La reciente aprobación del decreto 574/2014 del Gobierno Nacional permite la circulacion de los bitrenes. Estos camiones de 30 metros con semirremolques biarticulados conformados por nueves ejes son capaces de transportar 85 toneladas de carga, causando menos daños a los pavimentos y reduciendo el consumo de diesel por viaje. Sin embargo, varios sectores se opusieron debido a la reducción de puestos de empleo que generan, y cuestionan la aptitud de las redes viales de nuestro país.
Los bitrenes surgieron en Australia en los años 80, y fueron adoptados por otros países de extenso territorio, como Brasil, Estados Unidos y Canadá. Las ventajas que ofrecen estas formaciones de dos o tres acoples con respecto a los camiones convencionales son notorias: permiten transportar entre un 70 y 90 por ciento más de carga con un incremento de solo el 20 por ciento en combustible. Además de reducir un 20 por ciento el peso por eje (lo que significa un 50 por ciento menos de daño a las vías), también están confeccionados por la tecnología mas avanzada en seguridad vehicular. “Los bitrenes son el transporte del siglo XXI”, afirmó recientemente la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por cadena nacional.
En Argentina los bitrenes se fabrican y se exportan a Estados Unidos desde hace mas de 20 años. La infraestructura y tramado de las rutas nacionales es inadecuada, y pocas son las vías en las cuales se cumplen los requisitos indispensables para su circulación, como la Autovía 2, y los tramos Buenos Aires-Rosario-Córdoba. Debido al gran tamaño de los bitrenes, las rutas necesitan una remodelación que garantice seguridad y espacio a los automóviles, teniendo en cuenta que las unidades de carga poseen varios acoples y el doble de metros que los camiones convencionales. “La solución es impulsar el proyecto de la red de autopista inteligente diseñada especialmente para los bitrenes, como la de los países que los usan”, afirmó el economista Guillermo Laura, quien encabeza un proyecto de adecuación de la red vial, y agregó: “las rutas tienen un ancho de 6,80 metros y las banquinas no están asfaltadas. Por el momento solo estan autorizados para circular a modo experimental en San Luis”.
Según el ingeniero y especialista en seguridad vial Gustavo Brambati, “el bitren aumenta el riesgo del sobrepaso y sumará problemas si circula por rutas convencionales o por zonas urbanizadas, ya que el auto necesita mayor velocidad para pasar más metros de bitren”. A su vez explicó que “se deberá crear una capacitación preventiva y especializada para la conducción de los nuevos camiones, no sólo por su extenso tamaño, sino por la novedosa tecnología que poseen”.
El decreto aprobado por el Gobierno Nacional no solo fue cuestionado por el estado y costo de readecuación de las rutas. Desde el Sindicato de Camioneros afirman que la utilización de los rodotrenes afectará considerablemente las plazas de choferes de todo el país. Se estima que alrededor de 2,5 millones de camioneros perderán o reducirán su empleo. Esto se debe a que el 90 por ciento de las empresas transportistas de carga en todo el país son familiares, y que se verán imposibilitadas de competir con grandes empresas que utilizarán los nuevos bitrenes llevando a esas pequeñas empresas a la quiebra ya que que no podrán adecuarse, más si se tiene en cuenta que el valor de sus camiones convencionales reducirá en gran porcentaje. “Es inevitable que baje nuestra tasa de empleo por la gran cantidad de toneladas que pueden llevar los nuevos coches. Si de Venado Tuerto vienen diez camiones llenos de trigo, con tres bitrenes lo simplifican. No están dadas las cosas para que se implemente esta medida. No es el momento”, señaló el camionero Héctor Juárez, quien hace más de 15 viajes a la Provincia de Santa Fe en un mes.
El debate entre si es conveniente o perjudicial dar lugar a los modernos camiones encierra varios bandos con muchos intereses. Grandes compañías como Coca Cola, Holcim, y las más reconocidas cerealeras apoyaron la medida y hasta acordaron colaborar con la financiación de adecuación de la red vial. Por otro lado, empresas más chicas y trabajadores se opusieron debido a que afecta su trabajo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.