BOCA VS RIVER: ¿CÓMO SIGUEN LOS HINCHAS A SU EQUIPO?


Los dos clubes más grandes del país son también los que más hinchas tienen. ¿Hay diferencia de consumo entre xeneizes, millonarios y las personas del resto de los clubes? Un análisis etario, de asistencia a la cancha y suscripción al pack fútbol.

Por Tomás Pairetti, Alexis Iglesias, Damián Faral Leyría y Federico Quiñones

De los 1482 encuestados por Escuela ETER, 437 son de Boca Juniors. Es decir, tres de cada diez personas consultadas en Capital Federal y Gran Buenos Aires se declararon hinchas del equipo de La Ribera. Justamente, el club azul y oro es un club marcado por la dificultad de sus simpatizantes para asistir al estadio: del total de encuestados xeneizes, solo el 32% va al menos una vez por año a La Bombonera.

Dentro del grupo de los que pisan la cancha más allá de la frecuencia, el 56% corresponde a personas de 26 a 49 años. Se entiende que, probablemente, al ser el colectivo con mayores índices de acceso laboral, tienen mayor facilidad para pagar una cuota social, un abono y hasta de transportarse. En segundo lugar, aparece el 40,5% de jóvenes de 18 a 25 años. Podría inferirse que, tratándose de un rango de menores ingresos laborales según las estadísticas de la Secretaría de Trabajo, se les dificulta.

El grupo restante lo constituyen los adultos por arriba de los 50 años: 3,5%, el porcentaje más pequeño. En este caso puede darse que, tras ir a la cancha en juventud y con el correr del tiempo, las ganas vayan en baja. Así es el caso de Norberto Geller, hincha y socio de Boca de 65 años: “Fui toda mi vida a la cancha, desde pibe. Viví las mejores épocas del Toto Lorenzo y las de Carlitos Bianchi. Hoy ya me cansé”. Y agrega: “Me ocupa casi todo el domingo y no puedo disfrutar con la familia. A veces me mojo. Ya estoy cansado. Prefiero que vayan mis pibes. Yo lo veo por la tele”.

A pesar de esto, quienes pueden asistir a la cancha no lo hacen todos los partidos. Solo el 30% de los que tienen la posibilidad lo hacen en los partidos de local. El mismo porcentaje corresponde con quienes pueden cada tres o seis meses. Además, el 20% puede ir a uno por mes y el grupo restante va únicamente a un partido al año.

A partir de noviembre de 2017, la Superliga comenzó a transmitirse por TNT Sports y Fox Premium. Para ver los partidos había que abonar el pack de $300. Hoy, el precio es $665, por lo que los hinchas que no van a la cancha, o para ver los partidos de visitante, deben abonarlo o rebuscárselas a través de otros medios. Del total de hinchas de Boca encuestados, el 45% está suscrito al pack fútbol. Además, la mitad de ellos aseguraron que, además, van a la cancha.

El 21,5% del total de xeneizes que participaron de la encuesta no asiste nunca a la Bombonera y no consume el adicional de las operadoras de cable que permite ver los partidos de la Superliga. De ellos, el 41% sigue los partidos de forma online, por alguna página alternativa que lo transmita y el 21,5% lo hace vía redes sociales. Además, el 12,5% escucha los encuentros por radio, el medio más antiguo de transmisiones deportivas. Hay un 22% que emplea diversos medios alternativos o aplicaciones. Por último, solo el 3% viven los partidos en bares.

Para la comparación, es inevitable buscar coincidencias o diferencias con los demás equipos grandes, sobre todo, con el clásico xeneize, River. Del total de personas encuestadas, el 25% se declaró hincha del Millonario. Su situación es más ajustada: el 42% confirmó que asiste al Monumental, mientras que el 40% señaló que no tienen la posibilidad. Los restantes son hinchas, pero no siguen la campaña del primer equipo del club de Núñez.

Al analizar la frecuencia con la que asisten los hinchas, hay que considerar que el estadio de River tiene mayor capacidad que la Bombonera (alrededor de 20 mil lugares de diferencia a partir de la última remodelación y habilitación del Antonio Vespucio Liberti). El 36% de simpatizantes del Millonario va a la cancha todos los partidos de local. El 15,5% lo hace una vez al mes y la misma cantidad, una vez al año. Además, hay un 33% que asiste una vez cada tres o seis meses.

A partir de los rangos etarios utilizados anteriormente para analizar a los hinchas de Boca, se desprende que el grupo de River que más asiste a la cancha es el mismo, el comprendido entre los 26 y los 49 años (48%). Luego lo siguen los más jóvenes, con 41%. Por último, los mayores de 50 años, con 11%. Lo que cabe destacar es que el espectro de edades entre los simpatizantes es más amplio y hay adultos mayores septuagenarios y octogenarios, como José Assalino (89 años), que asiste a todos los partidos de local: “Yo nací siendo de River y me voy a morir de la misma forma. Ya estoy jubilado, así que me paso horas frente al televisor viendo cosas de River. Espero toda la semana que llegue el domingo y me busquen mis hijos con mis nietos, así vamos en familia”.

Para ver los partidos de visitante o cuando no pueden asistir a la cancha, los millonarios deben recurrir a las mismas alternativas que los demás. El 49,5% abona el pack fútbol. De ellos, el 53% cree que el precio no es correcto, sino elevado. Entre los más de la mitad del total de simpatizantes de River encuestados que no están suscritos al adicional, el 41,5% sigue los partidos por diversos medios online, como por ejemplo Roja Directa. Es la alternativa más empleado, mientras que en la otra punta aparece la opción de verlo en algún bar: 6,5%.

Para finalizar, se hará la comparación con Racing Club, que resultó el tercero con más hinchas (8% del total) de la encuesta de ETER. El conjunto de Avellaneda, otro de los considerados equipos “grandes” del fútbol argentino, registró un 46% de hinchas que asisten al Cilindro para los encuentros. El 37,5% va a todos los partidos de local, mientras que 23% lo hace una vez al mes. Los que van solo una vez al año constituyen solo el 9% del total.

En lo que respecta al pack fútbol, el 51% de los racinguistas está suscrito, pero el acuerdo con su valor es algo poco frecuente: 70% de quienes lo abonan no consideran que sea un precio justo. Como sucede en Boca y River, y en la mayoría de los casos, el fanatismo es más fuerte y nadie quiere quedarse sin ver al club de sus amores.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.