CROSSFIT HECHO EN ARGENTINA


Bárbara Mazzoni, Ignacio Alsogaray y Titus Thut, tres pilares fundamentales dentro del equipo argentino de CrossFit (Bigg Friends), recorrieron un largo camino antes de llegar al Mundial de Estados Unidos.

Por Leo Tassitani

01

El 14 agosto de 2013 comenzó la historia de Bigg Friends CrossFit, el box de Ignacio Alsogaray y Bárbara Mazzoni en el barrio de la Recoleta. El matrimonio estuvo siempre ligado al deporte y puntualmente al club de rugby Alumni. Interminables tardes de club fueron moldeando a Ignacio y a Bárbara hasta llegar al CrossFit. Bárbara jugó cuanto deporte se le cruzó en el camino y su destino podría haber sido el hockey, primer deporte entre las damas en el club de Tortuguitas. Pero no. Luego de egresar en el colegio San Martin de Tours, se recibió de abogada en la UMSA (Universidad del Museo Social Argentino) y hoy a sus 34 años reparte su tiempo entre la escribanía, el CrossFit y el cuidado de su hija Clementina de 3 años. “Entreno a la mañana y la noche, al mediodía o a la tarde, voy a la oficina y acomodo mi tiempo de acuerdo a la cantidad de trabajo que tenga”, comentó Mazzoni.
Corría el 2001 e Ignacio Alsogaray había dejado el país para instalarse en los Estados Unidos. Allí comenzó su carrera como instructor de esquí en el Diamond Peak Ski Resort, en el estado de Nevada. Fueron ocho años como instructor y en 2005 comenzó a participar en una empresa de turismo. En 2012 el CrossFit llegó a la Argentina, Ignacio ya instalado en Buenos Aires, decidió probar suerte en esta nueva disciplina que era furor en EEUU. Ignacio y Bárbara descubrieron su pasión en el box Tuluka ubicado en Núñez y en 2013 abrieron su propio box. “Desde el primer día que practiqué CrossFit supe que quería abrir mi box, fue totalmente revolucionario. Así conformamos este grupo de amigos y familiares que hoy se dedica a trabajar de lleno en esto, para poder hacer y vivir de lo que nos gusta”, explica Ignacio (39). Alsogaray retornaría luego de cinco años a EEUU. Esta vez como coach del equipo argentino Bigg CrossFit para disputar el mundial por equipos en la ciudad de Carson City, California. Pero para que este objetivo se cumpliese faltaba la aparición de una pieza clave en la historia del equipo.

Ignacio Alsogaray, el coach en los Games de Carson City, junto a Nacho Perillo.

Ignacio Alsogaray, el coach en los Games de Carson City, junto a Nacho Perillo.

Titus Thut, un joven suizo de 23 años, le había jurado a sus amigos que si no pasaba el examen de ingreso en la Facultad de Medicina de Kantonsschule Hottingen, en Zúrich, se tomaría un año sabático para aliviar tanto esfuerzo. El resultado del ingreso fue negativo para Titus. El joven ya tenía en mente realizar un viaje por Latinoamérica. Fue a mitad de 2012 que emprendió su aventura por el nuevo continente para hacer su última parada en Buenos Aires. Titus tenía la necesidad de llegar a la Argentina con trabajo. Tenía tres años de experiencia en CrossFit y a través de una amiga suiza (él no tenía Facebook) se puso en contacto con el box de Recoleta, Thut anticipó que llegaría en noviembre de 2012, desembarcó como instructor y posteriormente como integrante del equipo que llegaría a los Games de Carson City. Cabe aclarar que tanto Bárbara como Ignacio, esperaban una instructora. “¡Realmente fue una sorpresa! ¡Nos mareó que nos escriba de un face de una chica, estaba desesperado por laburar¡, pero gracias a él empezamos a entrenar doble turno y a entender que los días de descanso no eran tales. Nos contagio la ganas de ser casi profesionales, fue un crecimiento muy grande que nos permitió ir a los Games”, aclaró Bárbara.

Titus Thut, el suizo que cambió la mentalidad del team

Titus Thut, el suizo que cambió la mentalidad del team

El equipo ganó la etapa regional en Chile y clasificó al mundial de CrossFit. Durante la competición en el país vecino, el Bigg Friends venció al CrossFit Hulks Team, de Brasil, y a CrossFit Revolver, de México, en la final. Distinta fue la performance en el mundial donde llegó junto a los 30 mejores equipos del mundo y terminó en el último puesto. “Estar ahí ya era muy importante. Estados Unidos tiene otro régimen para el deporte. Te encontrás con gente que juega a un deporte toda la vida y cuando tiene que estudiar accede a un beca para hacerlo, lo opuesto de lo que ocurre acá y además desde los diez años son atletas de alto rendimiento”, concluyó Mazzoni.
“Por estudio y por trabajo el team original se desarmó. Y Titus tuvo que volver a Suiza para dar el ingreso a la facultad. Del equipo que fue al mundial solo quedan cuatro atletas: Ignacio Perillo, Santiago Ficcadenti, Nina Olsen y yo”; “Seguimos entrenando y por suerte dentro del box tenemos mucha gente que quiere formar parte del equipo, pero esa es tarea de Ignacio”, concluyó Bárbara.

04

•El equipo argentino rompió la hegemonía de Islas Caimán en la región latinoamericana fue el primer equipo de habla hispana en participar en el Mundial de Carson City (EEUU).
•Equipo completo que viajó al Mundial fue: Ignacio Perillo, Bárbara Mazzoni, Santiago Ficcadenti, Delfina Ortuño, Julieta Gangiemi, Titus Thut, Max Rotman y Nina Olsen.
•El crossfit combina el ejercicio militar con el trabajo de los típicos gimnasios de garaje norteamericanos: pesas, sogas y bancos; no hay espejos.

Leave a Comment


Your email address will not be published.