Díaz de gloria

Colombia consiguió el tercer puesto en un partido para el infarto tras vencer a Perú por 3 a 2. Otro partido consagratorio de Luis Díaz que pide a gritos dejar el Porto y la liga portuguesa.


El extremo colombiano volvió a ser la figura de su selección, así como lo hizo frente a Argentina. Además, marcó 2 golazos y alcanzó los 4 en la copa. Con esto rompió una mala racha que llevaba su selección, ya que no tenía ningún jugador que superase los 2 goles desde la Copa América 2001. El último había sido Víctor Aristízabal con 6 tantos en la competencia anterior mencionada.

El primer gol del encuentro llegó al final del primer tiempo con una gran acción colectiva del conjunto de Gareca. Con un contraataque letal, Sergio Peña logró salir de la presión colombiana. Levantó la cabeza y lanzó un cambio de frente que cayó en pies de Christian Cuevas, quien condujo por la banda izquierda. El futbolista peruano gambeteó a Wilmar Barrios y ve el perfecto desmarque de Yoshimar Yotún que definió de zurda y venció al arquero rival.

Ya en el segundo tiempo el conjunto cafetero logró el empate con un gran tiro libre de Juan Guillermo Cuadrado. La pelota pasó entre medio de la pobre barrera de tres jugadores que tenía Perú. Poco más de 15 minutos después dio vuelta el encuentro con gol de Luis Díaz. El futbolista del Porto venía de convertirle a Argentina en la semifinal y a Brasil en la fase de grupos. Además, Camilo Vargas, que reemplazó a David Ospina en el arco, le dio la asistencia tras un saque rápido. El arquero aprovechó la contra y la mala posición de los defensores peruanos.

Perú volvió a alcanzar el empate parcial a los 82 minutos del segundo tiempo. En un córner ejecutado por Raziel García conectó con la cabeza del goleador Gianluca Lapadula, quien fue el que más saltó de todos y la metió en el fondo de la red, venciendo a arquero colombiano, Camilo Vargas.

Sobre el minuto 93 una gran jugada individual de Díaz le dio a Colombia el tercer puesto en la Copa América. El extremo metió una diagonal en la que dejó a dos jugadores peruanos en el camino y remató desde afuera del área. A pesar del roce del arquero Pedro Gallese en el intento de evitar el gol, la pelota entró casi en el ángulo. Puño apretado de Reinaldo Rueda, festejo contra el banderín del córner y una apilada de los futbolistas colombianos en el festejo del gol. Del otro lado, la desazón de Ricardo Gareca volteándose hacia el banco de suplentes, Gallese tirado en el piso boca abajo y los jugadores peruanos agarrándose la cara.

Se terminó la Copa para ambas selecciones. Se despidieron entregando un partidazo el cual no se decidió hasta el final. Ahora toca pensar en las eliminatorias, en la que Colombia se encuentra quinta en zona de repesca con 8 puntos, mientras que Perú se posiciona último con 4 unidades.