DYBALA, DE LO ÚNICO RESTACABLE DE ARGENTINA


La Selección Argentina cayó 1-0 ante Paraguay por la 10ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial 2018. El conjunto dirigido por Edgardo Bauza jugó un flojo encuentro, el peor de los cuatro tras la salida de Gerardo Martino, y Paulo Dybala fue de lo mejor, aún sin destacarse demasiado.

El cordobés, en su tierra, ingresó a los 13 minutos de la segunda parte por Nicolás Gaitán y en esa media hora final fue quien se hizo cargo de comandar los ataques del equipo. El delantero de Juventus se asoció con Javier Mascherano en el medio e intentó abrir la cancha con Ángel Di María por izquierda y Gabriel Mercado por derecha.

Incluso, de sus pies nació una de las chances más claras. Con un fuerte zurdazo desde fuera del área exigió a Justo Villar, quien dio rebote pero Lucas Pratto no llegó a conectar. Sin embargo, el ex Instituto no pareció estar cómodo. La presencia de tres delanteros de área, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Lucas Pratto, lo obligó a retrasarse demasiado y terminó siendo una rueda de auxilio de Mascherano.

El Mario Alberto Kempes bramó por el ingreso de su hijo pródigo cuando el equipo no encontraba el rumbo y Dybala no falló. Sin embargo, su buen partido no fue suficiente y Argentina debió lamentar una nueva derrota.

Leave a Comment


Your email address will not be published.