EL CEREBRO APAGADO


En un partido para el infarto, Portugal y España empataron tres a tres con dos goles de Diego Costa, Nacho Fernández y un hat-trick de Cristiano Ronaldo. Iniesta, lejano a las figuras, tuvo un partido con poco brillo. Una jugada que casi termina en gol y algún que otro pase en profundidad sin éxito sintetizan el escaso aporte del volante. ¿Será su último partido como titular?

Por Lucila Guede (@lucilaguede)

La actuación de “Don Andrés” se acercó a la que había tenido en el amistoso frente a Túnez, el pasado 9 de junio, en el que había perdido 23 balones y recuperado sólo cuatro. Ese desempeño había despertado rumores de alejamiento de la selección al finalizar el certamen que se está disputando en Rusia.

Frente a Portugal, el volante no mostró su mejor cara. Recién a los veinte minutos del primer tiempo pudo tener contacto con el balón. Doce minutos más tarde, intentó salir jugando, pero cedió la pelota al rival. Al rato, quiso evadir a dos rivales con una gambeta y volvió a perder el balón. Su punto álgido fue cuando tuvo la chance de convertir el segundo gol de España, con el partido empatado uno a uno: la pelota se fue al saque de arco.

A los ochos del complemento, le cometieron la falta de la que nacería la jugada del tercero gol español, el de Nacho, que pondría a la selección de Hierro arriba en el marcador por primera vez en el partido. Iniesta fue el primer reemplazado en España, a los 25 minutos del segundo tiempo. Cedió su lugar a Thiago Alcántara. El Cerebro dejó el campo de juego aplaudido, pero sabiendo que no tuvo una gran noche. Su bajo nivel dejó abierta la puerta para la pregunta: ¿será este su último mundial? A esto hizo referencia el propio jugador en marzo, cuando declaró: “Ojalá mi despedida con España sea la que todos soñamos, en la final… Esperemos que mi último partido sea la final del Mundial”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.