El nuevo jefecito

Guido Rodríguez ingresó dentro de los once titulares como una de las sorpresas, tras la ausencia de Leandro Paredes y con una soberbia actuación marcó el único tanto de la noche frente a Uruguay.

Por Fabrizio Guzmán, Lautaro Martínez y Christian Poletti

Con carácter y oficio debió, en este caso, reemplazar al único jugador que, hasta el encuentro de hoy, había disputado todos los partidos de la era Scaloni y lo hizo mostrando gran sacrificio, presionando todo el tiempo en su zona. Guido completó el partido soñado, su gol vino luego de un córner corto que De Paul tocó para Lionel Messi, el astro del fútbol sacó un centro perfecto que conectó Guido Rodríguez tras ganarle la marca a Rodrigo Bentancur, ex Boca y que sirvió para poner al seleccionado nacional arriba en el marcador. 

Festejó su primer tanto en la selección tras 10 partidos disputados y demostró su emoción en el grito del gol, fue su momento de desahogo ya que luego se lo vio alegre y entusiasmado. Dentro de su sector molestó a Lucas Torreira y Bentancur constantemente, forzando muchos errores de los charrúas y principalmente evitando avances del rival.

El “Chacal” según Wikipedia aseguró reiteradas veces que no tiene apodo, simplemente le dicen “Guidi”. Llegó al Real Betis a principios del 2020 a cambio de una suma cercana a los 8 millones de dólares para el América de México, su ex club. Desde ese entonces evolucionó futbolísticamente hasta convertirse en un mediocampista defensivo todoterreno.

A sus 27 años siguió jugando un sólido partido, podemos decir que esta noche Rodríguez jugó en el Estadio Nacional Mané Garrincha como si fuese el patio de su casa, tuvo como principal beneficiario de sus pases a Messi, quien junto al volante se encargó a lo largo de los 90 minutos de conducir los hilos del equipo. El futbolista del Betis jugó como suele hacerlo, a un toque, siendo rueda de auxilio de la firme defensa argentina y acompañando al ataque cuando el partido se lo permitía.

También ganó balones desde el piso, como todo número 5 clásico debe hacerlo. Recibió faltas e hizo valer su estatura despejando de cabeza cuando el partido se lo pidió.

Solo 4 mediocampistas completaron más acciones defensivas exitosas que Guido Rodríguez en el TOP 5 de ligas europeas por lo que no fue cosa de una sola noche, de hecho, entró en consideración para Scaloni desde la Copa América 2019. Además, en LaLiga fue el jugador con más duelos defensivos ganados. Recupera y limpia la salida, se caracteriza también por esperar al rival que lleva el balón, ganándole la pelota con el cuerpo y a puro pie firme.

Con Guido en cancha la selección se vio más equilibrada en la mitad del campo, quedó en evidencia con los retrocesos posteriores a las jugadas de pelota detenida, ya que Argentina no quedó mal parada en defensa y resolvió los ataques rivales sin realizar faltas, algo que no venía sucediendo muy frecuentemente.  Otra de las virtudes que mostró el volante fue que no temió meterse entre los centrales para ordenar el equipo.

En más de una oportunidad se comió a Luis Suárez, quien nunca pudo dejarlo atrás. Cuando ingresó Exequiel Palacios se juntaron dos volantes made in River y también dirigidos por Marcelo Gallardo, con la particularidad de que la posición de Guido retrocedió varios metros, en este caso se lo vio un poco más alivianado para tener que recuperar la pelota.

Por su función, terminó siendo el tercer pulmón de la selección. En el complemento logró compensar algunos errores y completó despejes en momentos difíciles. Restaban pocos minutos cuando decidió presionar más adelantado y recuperó rápido, en la misma jugada quiso buscar a Messi que quería su gol, pero finalmente no se dio la devolución de gentilezas. Finalmente, el gol que convirtió Guido Rodríguez sirvió para la primera victoria Albiceleste en esta Copa América.