EL PRIMER ENTRENADOR


“Fue uno de los partidos más estresantes: en un Mundial, con un pueblo futbolero y representando a cuarenta y pico de millones”, fue la frase de Alejandro Sabella cuando finalizó el partido. Así vive el entrenador la popularidad de dirigir este equipo y las esperanzas del país en época de Mundial. La selección argentina ganó y pasó a cuartos el mismo día que, cuarenta años antes, el líder político más cercano a la ideología del técnico fallecía: Juan Domingo Perón. Y el golpe anímico ponía en duda el último partido en Alemania 74.             

Por: Sebastián Sánchez Olguín

Hablar de Sabella y peronismo en una misma nota no es un capricho. El vínculo se hizo, con el correr del tiempo, cada vez más estrecho. Basta repasar el discurso que dio el técnico tras ganar la Copa Libertadores 2009: “Siento en mis oídos la más maravillosa música, que es la voz de la gente de Estudiantes”. O las últimas declaraciones antes de la Copa del Mundo, donde Pachorra habló de su participación activa en la militancia, y la cultura del ‘Perón vive’ y ’Perón vuelve’ por la proscripción del General.

No es casualidad. Alejandro Sabella es un apasionado por la política. En su presentación como el líder de la Nación futbolera citó a Kennedy y Belgrano. Y en los 70 colgó un cuadro de Perón, simpatizó con Montoneros y leyó la revista El Descamisado. El entrenador se define como una persona equilibrada y sencilla. En este Mundial no le pesó el pulso para cambiar el esquema: 5-3-2, 4-3-3 y el último, 4-4-2. Con las grandes diferencias que sabe que tiene para atacar y para defender. Todo en búsqueda del resultado. Sabella conoce una de las tantas frases de Perón: “Solo con los grandes riesgos se obtienen los grandes éxitos”.

Alejandro_Sabella

Cuarenta años pasaron de la muerte del político más influyente en la historia de nuestro país. El 1 de julio de 1974, Perón falleció por un paro cardíaco resultado de una grave cardiopatía isquémica crónica. En medio del Mundial de ese año, la selección argentina se quiso retirar antes del último partido de la segunda ronda, que ya eliminada, debía que jugar contra Alemania Democrática. El encuentro se jugó y fue empate 1 a 1. Ese día debutó Ubaldo Fillol.   

Perón generó el debate más importante de la historia argentina en materia de política deportiva. Partió a la sociedad por el medio y promovió defensores fanáticos y detractores exaltados. Unos pensaban que el deporte se había convertido en un derecho y sentían orgullo de los representantes que triunfaban en las competencias internacionales. Otros aseguraban que Perón realizó modelos deportivos parecidos a los de Benito Mussolini y Adolfo Hitler para hacer demagogia y populismo.

“La conducción es un arte de ejecución simple: acierta el que gana y desacierta el que pierde. Juzgamos todo empíricamente por sus resultados”, escribió el General en su Manual de Conducción Política. Sabella acertó frente a Suiza y volvió al triunfo en el mes de julio luego de 48 años. La última vez había sido en el Mundial de Inglaterra 66, por 2 a 0 y frente al mismo rival. Días antes, Argentina era elegida como sede de la Copa del Mundo 1978. Y el logo fue un invento peronista: representaba los brazos de Perón y la pelota en el medio.

Argentina ya está en cuartos de final en Brasil. Se enfrentará a Bélgica como en el 86. “Acuérdese de Holanda. Se lo digo yo”, le pronosticó Perón a Sivori antes de su muerte. Sabella irá en busca de la gloria. Para eso necesita ganar el Mundial, demostrar por qué es un líder en momentos donde se pone en duda su autoridad y adjudicarse el apodo más preciado para un peronista: el primer entrenador.  

What others say about : EL PRIMER ENTRENADOR..


Leave a Comment


Your email address will not be published.