“ESTE AUMENTO PERJUDICA A LOS TAXISTAS”


Los taxistas de la ciudad afirman que el 13% de incremento producirá un aumento en el costo del alquiler del auto y que tardarán en poder trasladar ese aumento a su bolsillo por la disminución en los viajes.

Por Iván Plouchuk y Nicolás di Santo

Los choferes de taxi afirman que el aumento del 13%, que rige en la ciudad desde del sábado, los perjudica. “Este aumento solo beneficia a los propietarios y a los sindicatos”,  afirmó Ángel, de Florencio Varela, quién está en la calle desde 1996. Los conductores, que deberán modificar sus taxímetros, advierten que el incremento podría generar una caída en la cantidad de viajes. El costo de la ficha ya subió un 30% en lo que va del año.

Ángel trabaja hace casi 20 años arriba del auto, 19 horas por día, contando el viaje ida y vuelta hasta su casa en Florencio Varela, una localidad bien la sur de la provincia: “Este aumento beneficia a los propietarios, que a partir de septiembre van a trasladar el aumento de tarifa al alquiler del auto. Yo pagaba $600 por día, y ahora voy a tener que pagar casi $700”. A partir de mañana Ángel deberá pagar el aumento al dueño del auto, pero él no verá ese incremento en su bolsillo. “Las primeras semanas tengo que mantener la tarifa vieja, porque si no, bajan un montón los viajes”.  Además del costo de alquiler, los choferes deben reconfigurar sus relojes para utilizar la nueva tarifa, y el costo va desde los $250 a los $600 según el tipo de reloj y el relojero.
taxi

En Buenos Aires los propietarios que alquilan los vehículos deben aportar al sindicato por la obra social de sus empleados, que son los choferes a los cuales se les alquila el auto. Y con cada aumento de tarifa, el poseedor del auto incrementa el costo del alquiler en un porcentaje mayor. De esta manera, también debe pagar un poco más al sindicato. Este círculo vicioso lo explica Diego,  que alquila de día, y que hace cinco años que vive de esto: “El aumento de tarifa trae un aumento en el alquiler y un aumento en la cuota sindical que es porcentual. Pero ni el sindicato, ni el dueño pagan esta suma. La paga el chofer, que tiene que laburar más horas para recuperar la cantidad de viajes”.

Dos importantes sindicatos se reparten a los casi 40.000 taxistas de la ciudad. Ellos son el Sindicato de Condcutores de Taxis (SCT) y el Sindicato de Peones de Taxi (SPT), y son los que negocian los aumentos, y cobran las prestaciones sociales. Eduardo Rios, jefe de actas del SCT, no es ajeno a la problemática de los conductores, pero afirma que ellos “logran amortizar la disminución en la cantidad de viajes por el incremento tarifario”. Y aclara que el aumento es necesario para “mantener las fuentes de trabajo, los insumos son cada vez más caros y hay que mantener los vehículos en condiciones para trabajar”.

Con este segundo aumento la bajada de bandera será de $14.30 de día y $17.10 de noche, y cada ficha valdrá 1.43. La ficha es el aumento en el total cada 200m recorridos. Desde la asunción de Mauricio Macri en 2007 los taxis aumentaron más de un 200%.

Leave a Comment


Your email address will not be published.