IDENTIDADES SUSTITUIDAS


Cerca de 3 millones de argentinos buscan conocer su origen biológico pero no reciben respuesta ni contención por parte del Estado.

Ley Nacional por el Derecho a la Identidad de Origen y Biológica

Por: Marisa Vidal Varela (@MaroVV)

En construcción
La identidad es una construcción compleja que implica un mapa genético, una cultura asumida, lazos sociales y un sentido de pertenencia. Cuando en el origen de ese proceso hay una fractura la persona carece de datos biológicos importantes para la prevención de su salud, y lo que resulta más potente, le falta una simple imagen con la cual identificarse. En Argentina, el Estado sólo brinda apoyo a aquellos que buscan su identidad dentro del período de la última dictadura cívico militar.

Hijos Biológicos es una red virtual solidaria que busca ser un puente entre quienes buscan su identidad y la verdad. Fue creado por Fernando Edén, quien pudo descubrir quiénes eran sus padres biológicos gracias a la exposición en los medios de comunicación. “Según nuestra experiencia, son muchas las madres y hermanos que en la actualidad buscan a aquellos hijos que les fueron robados. Son familias silenciadas por distintas situaciones de vulnerabilidad; eran madres muy jóvenes, estaban solas, o no tenían suficiente preparación como para saber qué debían exigir ante tamaña situación de dolor. De esa desprotección se aprovecharon los intermediarios (las parteras y los médicos), quienes disponían de esas vidas”, asegura Patricia Holmes, colaboradora de Hijos Biológicos Buscamos Identidad (HBBI).

“Madreabuela”
Nunca le contaron la verdad, pero la intuía. Sabía que algo no estaba bien, algo no encajaba. “Crecí en un hogar de padres amorosos, no tengo nada que reprocharles, pero en ciertos momentos de mi vida, como en el nacimiento de mi hijo, sentía un vacío que no podía explicar. Al morir mis padres, una tía me confesó que yo era hija adoptiva y lejos de sorprenderme, me sentí aliviada de confirmar lo que siempre había intuido”, explica Patricia Peña. Sus tíos se habían contactado con una partera del Hospital Durand y que una tarde de invierno, en Parque Centenario, la recibieron y se la dieron en adopción a sus padres de crianza. La partida de nacimiento estaba firmada por un médico al que nunca vieron y como lugar del parto se registró la casa en la que creció. Lo poco que sabe sobre su madre biológica es que había sido una menor marplatense, sobrina de la partera, y que sus padres la habían enviado a Buenos Aires a esconder “su vergüenza”. “Traté de rastrear a mi madre en Mar del Plata, viajé muchas veces, pero no tuve suerte”, se lamenta Peña, presidenta de Raíz Natal, otra sociedad civil sin fines de lucro que dos veces a la semana organiza reuniones para quienes, como ella, desconocen su identidad biológica.

identidad sustituida 1

La Convención sobre los Derechos del Niño establece claramente que todos los niños tienen derecho desde que nacen a un nombre, a una nacionalidad, a conocer a sus padres y a ser cuidados por ellos. Deja en claro que y si se vieran privados ilegalmente de su identidad los Estados deberán prestar la asistencia y protección para restablecerla.

Tras las huellas del origen
Algo se detonó cuando la organización ABUELAS lanzó en 2008 La Iniciativa Latinoamericana: una campaña de identificación por ADN masivo para quienes tuvieron un familiar víctima de la desaparición forzada durante la última dictadura cívico militar. Junto con el Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand, se creó un muestreo de una etapa en que la sustitución de la identidad quedó inscripta como crimen de lesa humanidad, ya que fue el Estado el promotor y ejecutor responsable de la sustracción de bebés y el cambio de identidad. Son crímenes que no prescriben y por ende el Estado da respuestas institucionales a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Para estos casos, hay presupuesto, unidades especiales de investigación de apropiación de menores, organismos de contención y tomas gratuitas de ADN.

Pablo Gallo, antropólogo e investigador de la Procuración General de la Nación, se pregunta qué significa que cinco mil jóvenes se hayan acercado a ABUELAS a dar muestras de sangre y dieran negativo. “Esa cantidad de jóvenes deben pertenecer a un universo mucho más grande, porque ellos sólo representan un período acotado de tiempo que va del 74 al 83. Semejante búsqueda está poniendo en evidencia el tráfico de chicos en Argentina y en América Latina, un tema que para nuestra sociedad siempre fue tabú y que es difícil de cuantificar. Es la punta de un iceberg. El Estado no los contiene, pero tarde o temprano tendrá que dar una respuesta”, sentencia Gallo.
Esos jóvenes que dieron negativo se agruparon para construir sus propias técnicas de investigación. Así surgieron estas organizaciones como: Raíz Natal, Quienes Somos, Búsquedas e Hijos Biológicos.

“Desaparecidos”
La muerte de un padre es un dolor distinto a todos. Quizás porque sin importar la edad que se tenga, uno siente la ausencia, la desprotección para siempre. ¿Pero si a esa pérdida se le suma el descubrimiento de un origen distinto? Diego Paruelo fue traído al mundo el 23 de abril de 1976 por el doctor Eduardo D´Agostino, en la ciudad de Rafaela, Santa Fe, en la Clínica Mayo; al menos eso dice su partida de nacimiento. Pero Diego se mira en el espejo y quiere verse reflejado en alguien que se le parezca. Un padre muerto, un origen dudoso, un ADN en ABUELAS a la espera de un cotejo con familiares de desaparecidos. Miles de preguntas sin respuesta frente a una historia personal que se derrumba como de una construcción de naipes alcanzada por el viento. “Fue un golpe muy duro saber que todo lo que uno pensaba que era, no lo es. Luego de la muerte de mi padre, una madrugada me levanté a las 3 de la mañana y logré, en una charla, que mi madre me confesara que yo era adoptado, algo que en la adolescencia me habían negado. Existe una sensación de soledad intrínseca que convive con uno desde siempre, pero que es muy difícil de explicar; es un vacío enorme, que sólo comprendes cuando te enterás que sos adoptado”, explica Paruelo. En un primer momento fue a ABUELAS, y después de un año de incertidumbre, su ADN dio negativo. “Creo que, sin importar el caso, todos tenemos derecho a saber quiénes somos y de dónde venimos, cuál es nuestra historia genética y si tenemos hermanos; saber a quiénes nos parecemos”, afirma Diego Paruelo, quien está convencido que el tema de la identidad sigue siendo tabú en nuestra sociedad y eso dilata el tratamiento de una ley que los respalde.

Las diputada Margarita Stolbizer y Victoria Donda, junto con el titular del Consejo Económico y Social de la Ciudad, Sergio Abrevaya y varias organizaciones civiles presentaron el Proyecto de Ley Nacional por el Derecho a la Identidad de Origen y Biológica. Dentro de los puntos relevantes el proyecto contempla la creación del Instituto Nacional para la Búsqueda de la Identidad, dependiente del ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

IMG_3700 (1)

“El Volante”
En la plaza de Avellaneda, en un poste de luz, un volante está a punto desaparecer bajo la lluvia. Sobre la fotografía gastada de un hombre se lee: “Buscando a Mamá”. Desde el papel su mirada se desvanece y da tristeza. La persona retratada tiene más de 50 años. Rubén Schiaffino no se crió en ese barrio sino en La Boca y algo “le quema por dentro”. A una cuadra de esa plaza, en la calle French, hay un sindicato desde hace treinta años, pero antes funcionó ahí una maternidad. “En noviembre de 2001, la hermana de mi madre estaba muy enferma y me confesó que era adoptado. Creo que no quería morirse con esa carga. A mis 48 años su confesión me partió al medio. No sabía qué hacer”, recuerda Shiaffino. “Lo primero que hice fue llamar a mi mejor amigo, a primos, tíos y todos sabían la verdad, todos menos yo”, agrega apesadumbrado. La única certeza que tiene es que nació el 15 de Marzo de 1954 en una maternidad de la localidad de Avellaneda, que su madre biológica se llamaba Rita, era pelirroja y de origen judío. Que al momento del parto tenía 17 años. Buscó a las familias judías que vivieron cerca de la maternidad el año de su nacimiento. En un diario de esa colectividad puso un aviso y empapeló el barrio con sus volantes, pero no consiguió una sola pista de su madre. Todavía guarda la esperanza de encontrar algo sobre su pasado, algo que le alivie ese ardor que lo “quema por dentro” y que no puede aplacar.

El derecho a la identidad es prerrequisito para otros derechos humanos básicos y quienes buscan ejercerlo deben tener un marco legal, institucional y presupuestario que lo garantice. Tres proyectos de ley esperan su sanción en el Congreso. Tres millones de personas aguardan una respuesta.

—————————————————————————
Ley Nacional por el Derecho a la Identidad de Origen y Biológica

El Proyecto de Ley Nacional por el Derecho a la Identidad de Origen y Biológica preveé también la participación activa de diferentes organizaciones y particulares afectados por medio del Observatorio para la Identidad. Que se les brinde contención integral, patrocinio jurídico y la posibilidad de hacer un análisis de ADN en forma gratuita, como así también se resguarden las fuentes de información personal y genética. Y finalmente, que se creen delegaciones en todo el territorio nacional. Para que este Proyecto de ley sea tratado en el Congreso de la Nación se están juntando firmas a través de https://www.facebook.com/origendelaidentidadbiologica.

 

What others say about : IDENTIDADES SUSTITUIDAS..


Graciela

En el Congreso Nacional hay 3 proyectos de ley para la búsqueda de la verdadera identidad de origen: de Carrió, de Pérez y de Stolbizer. Desde el 2003 se presentan proyectos pero no fueron tratados por negativa del oficialismo. El 20 de Noviembre, en Rosario, se realizará el 3°Congreso nacional por la verdadera Identidad de Origen con oradores como los diputados nacionales Stolbizer, Carla Carrizo, Madres y Abuelas de Plaza de mayo Línea Fundadora, Dr.a Belén Cardozo directora del BNDG,legislador porteño Marcelo Ramal, representante de la APDH Pablo Pimentel y senadores y diputados provinciales. Organizado por ¿Quiénes Somos? Entidad de Bien Público N°134. Somos los apropiados en Democracia, reclamamos al Estado investigue y elabore ese expediente que tienen los adoptados y que nosotros no tenemos. Identidad es mucho más que buscar personas.

Leave a Comment


Your email address will not be published.