FINANCIAMIENTO, UN TEMA SIN CONSENSO


Aunque la mayoría de las personas quisieran un formato de transmisión televisiva del fútbol sin cargo, no hay acuerdo a la hora de optar por una forma del sustento económico de dicha idea. ¿Estado, empresas o publicidad?

Por Melissa Ballota, Leandro Blanco, Florencio Expósito y Giuliana Expósito

La crítica más recurrente que se hizo a Fútbol Para Todos estuvo relacionada con el dinero que se le destinó. Considerado un gasto para algunos, una inversión para otros, el Estado usó $10.178.987.071 desde 2009 hasta 2017 para garantizar la gratuidad de las transmisiones de fútbol de las dos primeras divisiones. El 73,46% de los encuestados quieren que un sistema similar se vuelva a realizar para reemplazar al pack fútbol, pero la forma en que desean que sea financiado tiene variantes. 

El 53,27% de los que desean el retorno del Fútbol Para Todos creen que el dinero tiene que ser invertido por Estado, es decir, consideran el acceso al deporte como un derecho de los ciudadanos. Un 27% opina que debe ser pagado por empresas privadas y, más relegado, un 9,74% piensa que son las mismas personas las que deben hacerse cargo del gasto (el 9,86% pretende otro método de pago y el 0,12% NS/NC).

Dentro de quienes desean que el fútbol vuelva a ser transmitido a través de la televisión abierta, el 55,24% consumen el pack. Para ellos, el orden de opciones de financiamiento es el mismo que del total, pero cambian los porcentajes. El 55,8% considera que el dinero debe salir del Estado, el 24,78% de empresas privadas, el 10,05% mediante otro método, el 9,15% de las personas que lo consumen y el 0,22% restante NS/NC.

Los que utilizan otros métodos para poder seguir la Superliga (redes sociales, páginas online, aplicaciones de celular, etc) creen, en su mayoría, que el fútbol debe ser garantizado por el Estado, pero disminuyen un cinco por ciento con respecto a los que consumen el pack. El 29,75% consideran que deben hacerlo las empresas, el 10,47% los consumidores y el 9,64% de otra forma.

Es claro que el mecanismo de financiamiento es de suma importancia para quienes quieren que el fútbol vuelva a ser transmitido bajo un formato similar al que realizó Fútbol Para Todos y, además, también es evidente que la gran mayoría considera que el Estado es quien debe invertir para que esto suceda. Si bien hay sectores que creen que el dinero puede surgir de otras formas tales como las empresas privadas o un impuesto pagado por los mismos usuarios, gran parte del público piensa que las transmisiones de los partidos del fútbol argentino son un derecho que han ganado luego de la incursión entre los años 2009 y 2017, cuando los mismos eran llevados a las personas a través de una plataforma libre, gratuita y hacia todo el país.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.