“Hoy es un día triste”

Lionel Scaloni habló en conferencia de prensa luego de la dura derrota contra Arabia Saudita. Analizó cómo fue el partido, habló de tristeza, pero le dio esperanzas al pueblo argentino: “Hay que sacarlo adelante y salir a ganar los próximos dos partidos. Lo vamos a levantar”.


Una vez que finalizaron los 90´, Lionel Scaloni dialogó en conferencia de prensa y dejó varios títulos para analizar. Entre deducciones e ilusiones, el entrenador dijo: “Ya sabíamos cómo jugaba Arabia. De hecho, estuvimos preparando el partido en la semana que la línea defensiva estaba adelantada. Algunos fueron milimétricos, es lo que tiene la nueva tecnología que hay. Más allá de eso, lo hacen y lo hacen bien”.

“Es difícil de asimilar porque en cuatro o cinco minutos hicieron los dos goles, creo que fueron los únicos tiros al arco. No queda otra que levantarse y seguir adelante. Hay que ganar los siguientes dos partidos, no tenemos que analizar más que eso. Hoy es un día triste, pero como siempre decimos a levantar cabeza y a seguir”, analizó el DT luego de ser consultado por el batacazo del segundo tiempo.

Sobre el análisis del partido, el santafesino expresó: “El primer tiempo creo que fue todo nuestro. En el entretiempo dijimos que el partido estaba extraño, que siempre un gol puede cambiar cualquier cosa y así paso. Nos empatan y prácticamente a la siguiente jugada nos hacen el 2-1. Después lo analizaremos con mucha más calma, con ellos (los jugadores) todavía no hablé porque están doloridos y pensando en el resultado adverso, pero pensando en dar vuelta la situación. Al final se trata de ganar los siguientes partidos y en eso estamos”.

Ante los problemas que tuvo el equipo por jugadores tocados físicamente, Scaloni explicó: “El físico no fue lo que provocó la derrota de hoy porque los goles vinieron en los minutos 48 y 51. No va por ahí. Fueron jugadas muy rápidas. En el primer gol la pelota estaba en posición nuestra, la perdimos y la volvimos a recuperar. No creo que sea por ese lado. Además, le preguntaron cómo terminaron los jugadores y otorgó tranquilidad al pueblo argentino: “La preocupación a nivel físico después veremos el reporte, en principio están la mayoría bien”. Y agregó: “Seguimos pensando lo mismo. De la misma manera que antes del partido nos daban de favoritos sabemos que el mundial tiene estas cosas. Hay veces que podés ser infinitamente superior y en una jugada o en dos como hoy se te complica y la dinámica cambia totalmente. Más allá de eso, creo que el segundo tiempo tuvimos nuestras situaciones dentro de toda la atmósfera que había dando vuelta en el partido. Pero no queda otra. De la misma manera si hubiéramos ganado, también estaríamos pensando en levantarse mañana y preparar el partido con México. Hay que trabajar los aspectos que nos hicieron bien, pero no cambia el análisis por el resultado”.

Por otra parte, analizó: “Perder nunca está bueno, ni el primero, ni el segundo, ni el tercero. Sobre todo, dando la sensación de que el partido se nos escapa en nada. Cuando nos dimos cuenta íbamos 1-2, entonces nunca es bueno. No hay momento para elegir cuando perder, sobre todo cuando veníamos de una dinámica positiva. Como siempre habíamos dicho, en algún momento se iba a romper. Por suerte, si hay que pensar en algo, todavía tenemos dos partidos por delante y lo vamos a sacar”.

“Uno cuando el resultado es adverso busca otra cosa. Con Julián (Álvarez) buscamos, además de presencia en el área, que vaya a la espalda de los defensores. Creo que lo hicieron bien los chicos que entraron. Enzo (Fernández) también, el huevo (Acuña), Lisandro (Martínez), entraron bien. Lógicamente la dinámica del partido ya no era igual a la del primer tiempo, pero uno siempre busca mejorar el rendimiento del equipo”, aclaró el entrenador argentino luego de que le consultaran por qué hizo los cambios que hizo.

Dejar comentario

Dejá tu comentario