Pasionales, pero no locales

El final fue inesperado y el país -paralizado- sufrió una dura derrota en el debut, pero los argentinos se hicieron sentir en el Medio Oriente.


“Vinimos todos juntos a Doha a alentar a Argentina…”. La marea de hinchas celestes y blancos se hacían notar en los días previos. En la madrugada de nuestro país y en el mediodía qatarí, aire de pasión, de ilusión, de Maradona y de Messi se sentía en los alrededores del Lusail Staidium. Todos los fanáticos cantando, las familias y amigos unidos en un objetivo nacional.

Hinchas de todos lados y todos los gustos se presenciaban, desde Atlanta, Aldosivi, Ferro, Brown de Adrogué y hasta Villa Mitre de Bahía Blanca, parte de los que copaban con su color y el simbolismo del ascenso unido presente para el debut de la Scaloneta.

Unos 25 mil argentinos estuvieron en la cancha. Con sus cantitos de siempre porque “esta banda quilombera, no te deja, no te deja de alentar” y la espera que se terminaba luego de 1.606 días de que Argentina volvía a jugar un partido mundialista. Realmente nadie dormía por estos lados, la vigilia en marcha y las panaderías con colas de gente para desayunar a las 7 viendo un partido cuyo desenlace no estaba en los planes, ni del más pesimista. Se perdió con Arabia Saudita 2-1. El invicto se cortó, pero en la vida siempre hay que tener fe de que la historia se dará vuelta y la Selección de eso sabe.

El color y calor en la previa terminó siendo negro de tristeza y clima de fuego por la bronca del resultado. Allí los saudíes se hacían escuchar cuando dieron vuelta el partido, marcando el termómetro de las tribunas. Se escuchó mucho el aliento para los verdes y también los silbidos para Messi y compañía. Pero los hinchas copando Qatar harán que el equipo se levante para enfrentar a México y conseguir los tres puntos. Hay que creer para que siga intacta la esperanza en esta Copa Mundial.

El “Peque” de sorpresa

Diego Schwartzman estuvo presente en el estreno de Argentina frente a Arabia Saudita en el Estadio Lusail. El tenista porteño, hincha de la Selección tanto como de Boca, según él mismo lo ha declarado, vivió el encuentro junto a su novia desde una de las tribunas y sufrió al igual que los miles de aficionados la inesperada derrota en el debut.

¿Le afectó la falta de ritmo al Cuti?

Cristian Romero venía de una larga inactividad y se notó. Había jugado su último partido en el Tottenham el 19 de octubre debido a una lesión. Ciuti no estuvo en su mejor forma. El primer gol de Arabia Saudita llegó al perder un mano a mano con Al-Shehri y fue sustituido a los 13 minutos del complemento por Lisandro Martínez.

La bandera y el línea: la frustración argentina

En el partido hubo 10 offside para La Albiceleste. Cuatro ocasiones podrían haber terminado en gol. La última vez que una selección tuvo tantos fueras de juego en un Mundial sucedió en los cuartos de final de Brasil 2014 cuando el combinado nacional le ganó 1 a 0 a Bélgica con el tanto de Gonzalo Higuain. En ese encuentro se contaron 6 para Los Diablos Rojos.

Dejar comentario

Dejá tu comentario