“LA CAUSA AMIA FUE UTILIZADA PARA CUALQUIER COSA, MENOS PARA SABER LA VERDAD”


A 25 años de la tragedia, la secretaria General de la Asociación Memoria Activa y familiar de una de las víctimas, Diana Wassner, reflexiona acerca del cuarto de siglo transcurrido de aquel trágico día.

Por Luciana Navatta

El 18 de julio de 1994 a las 9:53, Diana Wassner desde su casa escuchó un estruendo. Vivía a veinte cuadras de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Se hablaba de una explosión allí y salió corriendo. Su marido, Andrés Malamud, con quien tenía dos hijas de 3 y 5 años, era el arquitecto que tenía a su cargo las refacciones del edificio. A partir de ese momento su vida ya no sería la misma.

Andrés falleció en el atentado y ella se propuso, por él y por sus hijas, luchar para que se sepa que pasó esa mañana trágica del invierno porteño. Así es como, desde hace 25 años, trabaja incansablemente junto con otras personas para esclarecer los hechos.

¿Cómo surgió “Memoria Activa”?

Memoria Activa surgió como una organización espontánea de profesionales esencialmente, de la comunidad judía que inmediatamente después del atentado a la sede de la AMIA creyeron que había que movilizarse porque si no iba a pasar lo mismo que sucedió con el atentado a la embajada que quedó impune.

¿Eran sólo familiares o amigos también? 

En un principio no eran ni familiares ni amigos. Eran profesionales de la comunidad judía que estaban comprometidos y decidieron que tenían que reunirse en un lugar público. Porque en general la comunidad judía tiende siempre a reunirse “de puertas para adentro”. Luego comenzaron a sumarse familiares y amigos de las víctimas. El lugar era la Plaza frente a tribunales porque en ese momento todos los juzgados federales estaban ahí antes de mudarse a Comodoro Py. La primera convocatoria fue silenciosa, y luego cada lunes a las 9.53, que fue el horario del atentado, se hablaba frente a la plaza.

Se transformó en Asociación Civil…

Sí, porque hubo que contratar abogados rentados que llevaran adelante las causas que siempre fueron independientes de todas las demás. Una es la causa AMIA, propiamente dicha. De ella se desprende la del encubrimiento. Y otra es la denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de la OEA.

¿Y qué avances tuvo la investigación del atentado?

En estos años se supo poco. Digamos que no estamos a foja cero, pero a foja cuatro. Ya que la situación por la cual no se investigó es porque varios de los funcionarios lo encubrieron por orden del mismísimo Presidente Menem. La “causa encubrimiento” fue muy importante porque solamente la impulsó Memoria Activa ya que todas las demás partes no estaban interesadas, tardamos veinte años en llegar a juicio. Ésta causa surge de un video en que se ve al ex Juez Galeano negociando con Telleldín. Una causa muy compleja que estuvo en la nada durante años, hasta que un tribunal, te diría uno de los mejores que tuvo la causa AMIA, la reabrió.

Cuando Nisman se hace cargo de la UFI AMIA, ¿notaron algún progreso en la investigación?

Durante los diez años que estuvo Nisman se dedicó a hacer negocios, sino serían inexplicables sus cuentas muy abultadas en dólares internacionales y sus viajes. Nosotros hicimos  denuncias por su mal desempeño y nunca las tuvieron en cuenta. Hasta que sucedió lo que sabemos. Luego se nombró un nuevo tribunal, compuesto por tres fiscales, que trabajó bastante bien, acomodaron un poco las cosas logrando mantener la querella y, entre otras cosas, encontraron a la víctima número 85.  

¿Cómo vieron la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán?

Nosotros lo apoyamos en su momento porque pensamos que no teníamos nada que perder. Nunca se hizo efectivo porque no se llegó a firmar. Nos parecía que era una manera de saber si las pruebas que había en la causa eran judiciales o de inteligencia.

Hablando de la sentencia del juicio del encubrimiento que fue a fines de febrero de éste año ¿Qué opinión te merece?

Una vergüenza!! Nosotros vamos a apelar, tanto las condenas como las absoluciones inexplicables, sobre todo al ex Presidente Carlos Menem. Pero algo importante que tuvo ésta sentencia es que los jueces plantean que ha habido un encubrimiento por parte del Estado y ha sido una grave violación a los derechos humanos.

Me imagino tu opinión con respecto a lo que pretende  plantear el actual gobierno con la culpabilidad del atentado al grupo Hezbollah.

La causa AMIA está completamente “politizada”. Con lo cual lo que está haciendo el Presidente Mauricio Macri es aliarse con Estados Unidos y el Reino Unido queriendo declarar la culpabilidad del Grupo Hezbollah, dando por cerrada la causa; y a través de un juicio “en ausencia”, cosa que nunca se hizo acá!!. Sin palabras. 

¿En qué instancias están ahora y cuáles son los próximos pasos a seguir?

Además de apelar la sentencia de la causa del encubrimiento, en el mes de noviembre probablemente tengamos una audiencia en Ecuador con referencia al cumplimiento de las obligaciones del Estado Argentino, la desclasificación de los archivos de inteligencia y vamos a pedir que las actuaciones pasen a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Estamos armando el petitorio con nuestro patrocinante que es el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). 

¿Crees que algún día sabremos lo que pasó?

Probablemente nunca sepamos nada, porque la causa AMIA ha sido utilizada para cualquier cosa menos para saber la verdad.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.