LA FÁBRICA DE JUGADORES QUE DEJÓ DE FABRICAR


Hace cuatro años que el club Parque está cerrado. De allí surgieron grandes figuras del fútbol argentino, como Juan Román Riquelme, Carlos Tevez, Esteban “Cuchu” Cambiasso y Juan Pablo Sorín. Podría volver a abrirse dentro de diez meses.

Por Germán Giudice

parque (Copiar)

Ya no queda ninguna pelota. No hay chicos que corran imantados por la redonda. No quedan padres que miren jugar a sus hijos mientras los alientan a un costado de la canchita. No hay gritos, no hay risas. Ni siquiera se escucha ese ruido de los botines que frenaban con el cemento. No murió nadie, pero mucha gente espera una resurrección. Todos sueñan con un domingo santo en el que Parque. Que el club barrial más nombrado de Argentina vuelva a ser lo que fue.
Cualquier padre se ponía contento cuando su hijo entraba a jugar a Parque. Un club que otorgaba enseñanza y progreso, ya que contaba con acuerdos con Argentinos Juniors y Boca. Con esos clubes tuvo convenios de más de 18 años, en los que tomaban a los niños que tenían las mejores capacidades a cambio de un pago mensual y del cinco por ciento de la venta de cada jugador surgido del club.
Aquella fábrica de jugadores a la que todo niño del barrio soñaba con entrar, hoy sólo recibe la luz del sol por la tarde y el silencio rotundo por la noche. Aquella fábrica está abandonada hace cuatro años y sin un futuro claro.
César La Paglia, ex jugador de Parque y Argentinos Juniors, y una empresa privada se hicieron cargo de terminar con las remodelaciones del club que fueron suspendidas, luego de empezar una construcción sin el dinero suficiente. “Calculo que en diez meses vamos a inaugurar nuevamente, empezando de cero. La Paglia me vino a preguntar qué pasaba con nuestro club y le dije que necesitábamos ayuda urgente. Por suerte Parque se ganó ese cariño inmenso y hoy estamos tratando de salvarlo”, le dijo a ETER Digital Ramón Maddoni, el técnico histórico del fútbol infantil de Parque.

riquelme
En 1996, a poco de asumir como presidente de Boca, Mauricio Macri se interesó por la fábrica de formar estrellas y por un hombre que ya era muy nombrado: Ramón Maddoni “el cazatalentos”, apodo que recibió en el Mundial 2006 gracias a Juan Pablo Sorín, Fabricio Coloccini, Esteban Cambiasso, Carlos Tevez, Juan Román Riquelme y Diego Placente. El club de Villa del Parque comenzó una nueva etapa con Boca, tras romper una relación de 18 años con Argentinos Juniors.
La amistad del club de barrio y el club de Primera duró hasta la llegada de Daniel Angelici. En ese momento Parque ya estaba sin sede y con los niños entrenando en Pacífico. Maddoni fue remplazado por Jorge Raffo y Hugo Ibarra. “Vamos a formar jugadores sin convenios previos. Yo creo que Boca va a querer negociar de nuevo. El que quiera un jugador de Parque va a tener que venir y pagarlo”, señaló Maddoni, mientras anotaba una lista con los jugadores que recibieron sus enseñanzas desde muy pequeños y llegaron a jugar en Primera División.
“Se van a hacer canchas de fútbol, centro de rehabilitación traumatológica, un gimnasio y la formación de jugadores que siempre tuvo Parque. Nuestra idea es que vuelva a ser lo que fue y potenciarlo aún más”, había prometido Cesar La Paglia hace un año
“Hay que cuestionarle a la comisión directiva qué fue lo que ocurrió. Pero siempre te contestan que hubo malas negociaciones y que Boca debe plata. Ya casi no hay comisión. Me preguntan no sólo acá cuando vuelve a empezar Parque, me preguntaron eso en otras provincias y hasta en otros países como Francia, de donde vinieron a ver hace unos años cómo un club tan chiquito sacaba jugadores tan grandes”, aseguró el profesor de fútbol infantil, que sólo está entrenando a los chicos de categoría 2008. Por supuesto, fuera de Parque.
Con una mano sosteniéndose la cabeza y con la otra pasando las hojas de un álbum de fotos que recuadran su abrazo con grandes figuras que formó en el club Parque, como Fernando Redondo, Diego Placente, Emmanuel Insúa, Cristian Erbes, Nicolás Colazo, Lucas Viatri, Leandro Paredes, Maddoni espera. Y espera.

Leave a Comment


Your email address will not be published.