La precarización en la industria del doblaje

Actualmente 1500 pesos argentinos gana un actor o actriz de doblaje, promedio, por episodio grabado para una serie en la que los contratan empresas. Se paga por ‘’loop’’, por cada trabajo al que son convocados. La cifra equivale a 7,5 dólares y es un único pago por capítulo y por los derechos para todo el universo por tiempo indeterminado.


Así lo explica en su cuenta de Instagram en un video humorístico y a la vez informativo, Demián Velazco Rochwerger, quien se dedica a este rubro hace casi veinte años. Hace poco le tocó grabar el capítulo final de la serie de Disney, ‘’Anfibia’’, y sin tapujos dijo en el video que el monto mencionado antes fue el que recibió por su trabajo. ‘’Nos sirve contar la situación y visibilizar lo que está pasando, pero más nos ayudaría que las empresas paguen un salario digno’’, afirmó.

El reclamo no fue solo de Demián Velazco. La industria del doblaje, desde la asociación de actores, sacó un comunicado el 27 de junio anunciando que a partir del martes 28 de ese mes se convocaría a un paro por tiempo indeterminado. En lo publicado, se hizo referencia a empresas como Disney, HBO, Discovery, Netflix, entre otras, que ‘’se niegan a recomponer salarios de hambre, con los cuales los trabajadores y trabajadoras no llegan a cubrir sus necesidades básicas’’. Al no haber acuerdo entre ambas partes, la industria de doblaje frenó sus actividades por un día entero. Un día después, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria: esto quiere decir que continúan durante diez días más las negociaciones entre las empresas y los actores, y que hasta tanto no haya resolución, ni ellos pueden dejar de trabajar, ni las empresas tomar decisiones como despedir a los empleados (deberán mantener las mismas contrataciones y no pueden tomar represalias contra los que se hayan plegado a la huelga). Incluso en estos días se viralizó un video en el que participaron actores y actrices como Cecilia Roth, Jean Pierre Noher, Cecilia Rossetto y Alejo García Pintos, en donde les dedican unas palabras de apoyo al colectivo.

La realidad es que no todos los trabajadores tienen el coraje de Velazco para transmitir lo que está sucediendo, precisamente porque temen ser despedidos por sumarse a las medidas de fuerza. Aluminé Sánchiz, representante de actores, contó que el reclamo cuenta con el respaldo de la CTA, la Central de Trabajadores. ‘’Lo cierto es que se tardó muchos años en acordar con las empresas estas cuestiones, el reclamo viene desde hace tiempo, ya que es bastante habitual el atraso en los pagos mensuales, lo que dificulta aún más sostenerse en la actividad profesional’’, añadió.

Por su parte, Ariel ‘’Turco’’ Abadi, además de ser docente en ETER, tiene una extensa trayectoria en el mundo del doblaje como actor y director, su voz se escuchó en miles de series, películas y programas de televisión. Unas de las más famosas fueron el personaje de Walter White en Breaking Bad o Morgan Jones en The Walking Dead, por ejemplo. Explicó que en este sector no se gana más dinero solo por el hecho de tener mayor experiencia o trayectoria que la gente joven. De hecho, dijo que hay múltiples formas de ingresar a trabajar: teniendo un castellano neutro dominado y bien desarrollado a través de cursos y formación profesional, uno puede ser la voz de un videojuego, una serie, película, programa de televisión, podcast, o audiolibro, que es una moda cada vez más latente. Después de la pandemia, los actores se acostumbraron a grabar de manera remota todo tipo de cosas, en la comodidad de sus hogares, con sus micrófonos y el equipamiento profesional correspondiente. ‘’Quisiera que se resuelva la situación lo antes posible, por el bien de la industria. Aún sabiendo que no está bien pago el servicio y que peleamos por una mejora tarifaria, se crece mucho espiritual e interpretativamente y es una profesión hermosa, que merece ser honrada’’, cerró.

Por el momento, la industria del doblaje continúa en estado de alerta y no hubo acuerdo en las paritarias entre ambas partes. Les ofrecieron a los actores un pequeño aumento de $50 pesos, lo cual no es suficiente porque no les alcanza ni les hace la diferencia en el sueldo que precisan para cubrir las necesidades básicas.

Add Comment

Click here to post a comment