LA ÚLTIMA DEL PROFE

¨No puedo poner en palabras lo que representa Diego en mi vida, porque no las hay. Un sólo hecho vale más que mil palabras. Es mucho más lo que siento que lo que puedo decir¨, expresó Fernando Signorini en la última entrevista que dio cuando Maradona aún estaba vivo y su fallecimiento era impensado.

Por Stephano Toussaint e Iván de Franco

La nota fue precisamente dos días antes de la muerte de Diego Armando Maradona, en una conversación con alumnos de la carrera de periodismo deportivo de ETER. La frase de Signorini fue dicha cuando el desenlace de “El 10” era inesperado; sin embargo, hoy es algo que se repite en las bocas de millones de personas en todo el mundo que comparten la sensación y el dolor por la partida del astro del fútbol.

Fernando Signorini acompañó a Maradona como preparador físico durante su carrera futbolística y también en su etapa como entrenador de la Selección Argentina. En diálogo con ETER resaltó el estrecho vínculo que sostuvieron a lo largo de los años y la huella que el jugador dejó en él.

Signorini y “Pelusa” –como llamaban a Diego Armando en Villa Fiorito- se conocieron el 28 junio de 1983 en las afueras del Camp Nou, en la previa del duelo decisivo de la Copa de la Liga entre el Real Madrid y el Barcelona. ¨¿Viste Diego? La primera vez que llegás temprano y está cerrado, después dicen que al que madruga Dios lo ayuda¨. Ese fue el primer saludo del “profe” a Diego, quien llegaba al entrenamiento y se encontraba con las instalaciones cerradas. La situación los acercó y se encontraron también en una sonrisa.

El preparador físico estaba en Catalunya, en un viaje por el viejo continente para observar a los equipos europeos de primer nivel. Había sido autorizado por el director técnico del Barcelona, Cesar Luis Menotti, para presenciar los entrenamientos del equipo. Luego de ese primer encuentro, la relación se estrechó y un hecho fortuito los unió en un glorioso camino a la cima del fútbol mundial.

¨El 24 de septiembre [de 1983] Goikoetxea tuvo la ‘fantástica’ idea de romperle el tobillo. Digo ‘fantástica’ porque ese fue el inicio de todo. Comencé a ayudarlo como un amigo que estaba cerca y un día me propuso la descabellada idea de que trabajara con él como su preparador personal, algo que no existía en ese momento y que lo inventó él. Yo fui el privilegiado que estaba en el momento oportuno y en el lugar justo¨, contó Signorini, quien preparó de forma personalizada a Maradona para los mundiales de 1986, 1990 y 1994. Años después, se sumó al cuerpo técnico del seleccionado argentino que Diego lideró entre 2008 y 2010.  

El último adiós a D10S

Diego Armando Maradona falleció a sus 60 años, este miércoles 25 de noviembre, al descompensarse y sufrir una insuficiencia cardíaca aguda en la residencia que habitaba en el barrio San Andrés de la zona de Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires.

Personalidades de todo el mundo inundaron las redes sociales para expresar sus condolencias luego de conocerse la noticia. Miles de personas se reunieron en los diferentes lugares en donde Diego emocionó con la pelota en sus pies, desde Villa Fiorito hasta Nápoles para rendirle homenaje a uno de los mejores futbolistas de la historia.

Anoche se despidieron sus familiares más cercanos entre ellos su ex esposa, Claudia Villafañe, y las dos hijas que ambos tuvieron juntos: Dalma y Gianinna. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, confirmó que el velatorio se realizará en la Casa Rosada, desde hoy y se prolongará por 48 horas, además decretó tres días de duelo nacional.

Se espera que alrededor de un millón de personas asista para darle el último adiós a Maradona.

Dejar comentario

Dejá tu comentario