Los hechos más significativos a lo largo de la historia para el fútbol femenino. Una línea de tiempo que permite una comparación con el masculino, también expone los obstáculos y la discriminación que recibieron las mujeres para poder desarrollar la actividad.

Por Guido Trebliner

Si no es el primero pega en el palo, pero el fútbol es el deporte más popular del mundo, donde millones de niños lo practican con el sueño de algún día triunfar. Pero claro, hoy en día, ¿por qué no también el sueño de miles de niñas?

A lo largo de su historia el fútbol femenino no tuvo los mismos privilegios que el masculino, quedó muy atrasado en cuanto a dedicación, ofrecimiento en clubes, estructura, organización, profesionalismo, importancia, difusión y demás elementos.

Nos remontamos al año 1894 donde Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club femenino, denominado ‘ British Ladies Football Club´. Honeyball declaró que con esto quería demostrar que la mujer podía emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad y representación en el Parlamento.  

Mientras que el fútbol masculino se reglamentó oficialmente 31 años antes (26 de octubre 1863) de la mano de ´The Football Association´.  También observamos una gran diferencia con el primer partido oficial de cada género, el masculino lo hizo el 19 de diciembre de 1863, mientras que el femenino el 23 de marzo de 1895, es decir más de tres décadas después: aquella vez North goleó 7-1 a South en Crouch end Athletic.

Tras varios años de idas y venidas, el fútbol femenino siguió jugándose de forma amateur, sin ningún tipo de estructura ni mucho menos. Pero en 1902, la Federación Inglesa de fútbol prohibió el fútbol de mujeres y jugar contra o con equipos femeninos. En contracara, el masculino ya contaba con la conocida, hasta hoy en día, competencia denominada ´FA Cup´. También ese mismo año se hizo el último cambio de reglas al campo de juego. Se crearon las áreas de penales, de meta y se agregó la línea central.

Luego de lustros de chácharas, se produjo un conflicto global que fue nada más ni nada menos que la Primera Guerra Mundial. Las realidades eran completamente distintas, mientras el masculino contaba con una entidad madre que abarcaba el deporte (FIFA) el femenino estaba muy acotado, pero la propia guerra –indirectamente- ayudó a reflotar la actividad. Debido a que muchos hombres tuvieron que asistir a la cruzada, la mujer se introdujo de lleno en la fuerza laboral en 1914. Y por ende, los torneos de fútbol disputados entre las fábricas inglesas tuvieron que ser jugados por chicas en 1917. Uno de los máximos ejemplos es el conjunto “Dick, Kerr Club”, que representaba a la fábrica de municiones de la ciudad de Preston. Además, este elenco triunfó en el primer partido internacional disputado en 1920: 2-0 a un combinado francés.

A pesar de todas las prohibiciones y problemas que tenían las mujeres para jugar a la pelota, en 1921 surge uno nuevo. La misma federación inglesa le negó a los clubes prestar sus estadios para disputar encuentros públicos para fútbolistas femeninas, que a pesar de la anterior negativa siguieron con la práctica. Del otro lado de la moneda podemos tomar ese año como una fecha importante, ya que el 21 de marzo Jules Rimet asumía como presidente de la FIFA.

Sin embargo, aunque la guerra había hecho aumentar su popularidad, la negativa del 21 volvió a bajarla y por eso la Footaball Association (FA) no reconoció al fútbol femenino. Por esa normativa fue creada la “English Ladies Football Association”, cuyos inicios fueron difíciles debido al boicot de la FA, que las llevó incluso a jugar en canchas de rugby. A las mujeres no les quedó otra que organizar partidos en estadios de otros deportes ya que la FIFA prohibió el fútbol femenino en sus campos oficiales, medida que duró hasta 1971.

El masculino ya era un éxito, disputó el primer Mundial oficial de la historia en 1930, en Uruguay, y al año siguiente ya era profesional en casi todo el mundo. Mientras que el de hombres crecía, las mujeres luchaban contra las propias confederaciones y contra los mismos prejuicios, que hasta el día de hoy siguen.

Tras la Copa Mundial en 1966, la FA no tuvo más remedio que volver a reconocer el fútbol femenino en 1969 debido a la cantidad de aficionadas que adoptó en ese torneo. Vaya paradoja, mientras el masculino ya brillaba y aparecían sus figuras, el femenino recién había vuelto a ser aceptado.

Más adelante en el tiempo, en 1971, el masculino ya era prácticamente como en la actualidad, entonces la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión y fomento del fútbol femenino,  hecho que se consolidó en los siguientes años. En ese mismo año se llevó adelante un mundial no oficial en México, organizado por la Federación Internacional del Fútbol Femenino, que había sido creado en 1970 en Turín, Italia.

De aquel torneo que no es reconocido por la FIFA, participaron Dinamarca, Italia, Argentina, Francia, Inglaterra y el equipo local, que perdió 3-0 en la final con las danesas ante 110.000 personas en el estadio Azteca. A pesar de ello, la FIFA recién reconoció oficialmente al fútbol femenino, después de tanto destrato, en 1980.

El primer mundial oficial de la FIFA se desarrolló en 1991 en China. Estados Unidos se quedó con el título al vencer 2-1 a Noruega, quienes tuvieron revancha en Suecia 1995 al superar 2-0 a Alemania. Luego, en EE.UU 1999, el local volvió a dar la vuelta olímpica tras dejar atrás a China en los penales.

La cuarta copa se disputó en 2003, otra vez en Estados Unidos, y el equipo alemán se consagró al triunfar 2-1 sobre las suecas. Cuatro años después, en China 2007, las teutonas retuvieron la corona tras el 2-0 sobre Brasil. La hegemonía germana se terminó en casa, en 2011, cuando Japón conquistó el mundo y dejó a las estadounidenses en el segundo lugar.

El desquite de Estados Unidos llegó en Canadá 2015 y Francia 2019, cuando se subió a lo más alto y llegó a cuatro títulos. Las chicas estadounidenses primero golearon 5-2 a Japón y el año pasado vencieron 2-0 a Países Bajos.

VIDEO SOBRE EL PARTIDO DE 1920: Dick Kerr Club vs elenco francés

FINAL DEL MUNDIAL NO OFICIAL DE 1971 ENTRE MÉXICO Y DINAMARCA

https://www.youtube.com/watch?v=Dgy6FOz3-bY

Leave a Comment


Your email address will not be published.