LAUTARO TORRES: “AHORA EL PERIODISMO TIENE INTERACCIÓN”


El periodista habla sobre sus inicios como bloguero y los cambios en la relación entre medios y público en la era de las redes sociales.

Por Sofía Herrera

Llega a las oficinas de Grupo América y se acomoda en uno de los tres sillones que hay detrás del hall de entrada. Se sienta entre los televisores prendidos con el mismo programa, colgados en la pared, mientras por los pasillos va y viene gente. El periodista Lautaro Torres pide disculpas antes de responder un último mensaje en su celular y comenta que la interacción en la actualidad sucede todo el tiempo; así es la vida y así, dejará en claro durante la entrevista, es ahora el periodismo.

La carrera de Torres empezó gracias a un blog en el que hacía reseñas de hamburguesas. No se imaginaba que al poco tiempo iba a trabajar como Comunnity Manager de el Ministerio de Cultura de la Nación y del INCAA, ni más tarde como generador de contenidos audiovisuales en El Canciller, en la sección Barril sin fondo.

“Mi blog comenzó en WordPress y en Facebook, pero sufrió la transición de plataforma. Fue en un momento en el que Instagram comenzó a crecer como red y las personas ya se interesaban en otro tipo de publicación”, explica el actual periodista de UNO, el medio que es furor en las redes.

-¿Cuándo y por qué surgió la idea de hacer un blog de hamburguesas?

-Demhamburguesas nació en 2012 cuando apenas me egresé de TEA, porque quería poner en práctica la escritura. Sentí que después de haberme egresado estaba perdiendo esa rutina de escribir todo el tiempo, así que empece a reseñar hamburgueserías. Gracias a eso, mi primer contacto con la comunicación fue cuando me llamaron para manejar la prensa a un político del Club Atlético River Plate, y después pasé a ser el social media manager de Grupo 23.

Activo en Instagram, Lautaro llegó a UNO gracias a que su colega, Maité Pistiner, lo vio en redes sociales y le interesó su perfil. Dice haber tenido la suerte de que lo stalkeó y confío en él para formar parte de UNO. Mientras saluda a su jefe que pasa por detrás, dice: “Tuve dos pruebas cuando ingresé, en las dos tuve que salir con Maité para cubrir eventos en las historias de Instagram. Primero fuimos a un lugar a comer empanadas (recuerda sonriendo) y después fuimos a una convención de tatuajes”.

-¿Qué roles hay dentro de UNO?

Está el jefe de producto que decide desde qué lado se tratan los productos de noticias, el social media manager, la community manager que se encarga de monitorear las redes, la editora del newsletter que trabaja en cuanto a qué noticias forman parte de la agenda de nuestro medio, los editores de videos que se encargan de los IGTV, el ilustrador que hace las infografías y yo que soy uno de los host. Lo que hago es producir el contenido que desarrollamos después en las historias.

El comunicador cuenta que el periodismo al que se dedica está dirigido a los millennials, en el que la unilateridad es cosa del pasado. “Podríamos decir que nosotros en UNO informamos entreteniendo y no entretenemos informando”, agrega y continúa diciendo: “Incluso antes en el periodismo solo hablaba la tele, no como ahora que hay más interacción”.

Lautaro remarca la importancia de capacitar a la nueva audiencia: “La gente debe saber que nuestro trabajo en las redes sociales lleva tiempo. En eventos como marchas no existe el laburo post producción, es todo en el momento. Tenemos que chequear que la información sea verdadera y necesitamos de buena señal para subir el material”, dice. Y comenta que la edición es un punto clave para él a la hora de trabajar con fotos y videos que se publican en las stories: “la dinámica de que el otro se sienta cercano se da por el uso de encuestas, cuestionarios, GIFS, colores, música y hashtags”.

-¿Qué tenés en cuenta a la hora de hacer publicaciones?

Nosotros en UNO pensamos en noticias que pueden interesarles a los jóvenes, entonces cuando hacemos stories o IGTV tenemos en cuenta los gustos de la audiencia millennial. Pensamos en las noticias desde el lado de cómo esa noticia afecta a los jóvenes. También tenemos en claro que los adolescentes van de frente y son anti tabú.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.