LO QUE VIENE, LO QUE VIENE


Así como la llegada de Mauricio Macri al cargo presidencial significó el principio del fin para el proyecto Fútbol Para Todos, la asunción del puesto de Jefe de Estado por parte de Alberto Fernández abre los interrogantes sobre qué y cómo se abordará la televisación del deporte más popular del país. ¿Hay chances de que vuelva la gratuidad o es una aspiración poco probable? ¿Qué piensa el presidente electo? ¿Influye la Ley de Medios?

Por Melisa Ballotta, Leandro Blanco, Florencia Expósito y Giuliana Zorzoli

El 27 de octubre, tras el triunfo electoral de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales, uno de los temas que empezó a transitar la agenda mediática fue el futuro de las transmisiones de fútbol masculino. Durante la gestión de Mauricio Macri, además de convertir al Ministerio de Deportes en Secretaría y, luego, en Agencia, las políticas tendieron a la privatización del fútbol, no solo desde lo televisivo, sino que con el intento constante de convertir a los clubes en sociedades anónimas.

El futuro gobierno trae consigo la posibilidad de cambiar la concepción de Cambiemos del deporte y de volver a aplicar el artículo 77 de la ley audiovisual que establece “el derecho al acceso universal- a través de los servicios de comunicación audiovisual- a los contenidos informativos de interés relevante y de acontecimientos deportivos, de encuentros futbolísticos, u otro género o especialidad”. Los eventos deportivos que se incluirían en este apartado deben ser definidos en audiencias públicas que el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) no realizó durante el macrismo. Considerando los años de presidencia de Cristina Fernández, dichos acontecimientos podrían ser transmitidos de una manera distinta a como son realizados en la actualidad. Según una encuesta realizada por estudiantes de Periodismo Deportivo de ETER, el 73,46% desea que vuelva el Fútbol Para Todos (FPT), sin embargo, para Alberto Fernández no es una prioridad. 

El presidente electo se pronunció en más de una ocasión sobre el sistema que llevó a cabo FPT y, si bien fue crítico de alguna de sus políticas, su posición se vio más cercana a una aprobación que a una descalificación. “Macri debió haber dejado que se vote en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) la continuidad del programa de transmisiones gratuitas”, explicó en 2016 el ex jefe de Gabinete al programa Abrir el Juego, de Radio Cooperativa. Pese a la posición contraria frente al oficialismo, Fernández mostró distancia con respecto a que “el deporte más profesional del mundo esté financiado por todos”. Además, aseguró que, por lo menos, reclamaba la “venta de publicidad” en las transmisiones, cuestión que tantas veces fue criticado por diferentes sectores opositores debido a su uso “político” en un espacio público como lo es la Televisión Pública Argentina. Fernández también cuestionó a Macri ante la creación de la Superliga Argentina de Fútbol: “La inventan para ver si sus amigos pueden seguir haciendo negocios e insisten con las sociedades anónimas”. Él ya era opositor al gobierno cuando comenzaron las transmisiones gratuitas del fútbol, pero siempre reivindicó la concepción del acceso al deporte como un derecho de los ciudadanos, teniendo, de todas formas, una visión crítica hacia diversos manejos que se realizaron.

En 2009, la llegada del programa FPT abrió las puertas para que el público acceda de manera gratuita a las imágenes. El sistema estuvo vigente durante ocho años, hasta que durante el gobierno de Macri se dio una transición, nuevamente, al sector privado. Primero se habilitó el ingreso a la publicidad, luego, se repartieron los partidos con más televidentes a Canal 13, Telefé y América TV. Finalmente, se desarrolló el pago de un pack para ver todos los partidos de Primera División en vivo.

El acceso libre y gratuito fue un derecho adquirido de los ciudadanos, pero aquí surge la puja entre dos partes: los clubes, hoy nucleados en la Superliga, que pretenden engrosar los contratos de transmisión de contenidos y buscan al mejor postor y, como contrapartida, la gente que solo desea que llegue el fin de semana para ver a su equipo. Entonces, ¿quién y cómo se paga?

En el resto de los países de Sudamérica y en Europa el fútbol es pago. Existen distintos paquetes para ver los partidos en vivo, en los que el cliente abona un plus al servicio que contrata de operador de cable. Sucede que las cadenas públicas han ido perdiendo terreno por la imposibilidad de competir contra los gigantes privados.

En Argentina, hoy no es diferente. Con la creación de la Superliga, la transmisión del fútbol pasó a manos de dos cadenas multinacionales como Fox y Turner, quienes presentaron la mejor propuesta económica a los clubes. En tres años el pack fútbol aumentó de $300 a $580 mensuales, y se espera un nuevo incremento que alcanzará los $665 antes de fin de año, además del abono básico que cada uno debe pagar al operador de cable.

Debido a este sistema, las personas tuvieron que adaptarse a diferentes métodos para poder consumir las transmisiones en vivo. Del total de los encuestados por los alumnos y las alumnas de ETER, un 59,51% se adhirieron al pack. El 17,02% eligen ver los encuentros a través de páginas online que re-transmiten el contenido de Fox y Turner. Luego, en una posición más relegada, se encuentran las redes sociales, las aplicaciones de teléfono celular, las transmisiones radiales y la elección de mirarlos en los bares. El 76,46% del total a la hora de elegir entre uno y otro, decidieron que están de acuerdo en que vuelva un sistema igual y/o parecido al anterior, así es posible sacar el pack. La principal disputa entra cuando se habla acerca de la forma en que debería financiarse, ya que el gobierno anterior utilizó $10.178.987.071 y fue, en su momento, el eje de las críticas. Dentro de las opciones resaltan tres: que lo pague el Estado, que lo hagan empresas privadas o los ciudadanos de su propio bolsillo. La primera se llevó el 53,27% de los votos, la segunda, el 27% y la última, el 9,74%. 

Javier Vicente, más conocido como el “relator militante”, fue una de las caras más visibles de las transmisiones gratuitas que se llevaron a cabo durante los años de mandato de Cristina Fernández y cree que “con Alberto Fernández va a volver el FPT porque es un derecho conculcado que sigue estando presente”. Vicente, a su vez, remarca la importancia del artículo 77 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que ampara la importancia del que considera un derecho a recuperar: “En la medida en la que se cumpla, la posibilidad de que los eventos deportivos de interés general sean abiertos y gratuitos va a volver a estar presente”. Pese a su militancia activa por la vuelta de las transmisiones en las cuales él estuvo presente, remarca que “no es necesario volver a instalar un programa como lo fue el FPT. Y añadió: “Sería suficiente con que la televisión pública llegue a un acuerdo con los poseedores de los derechos para poder vehiculizar la televisación abierta y gratuita”.

Miguel “Tití” Fernández dejó las transmisiones de la Primera División del fútbol argentino en 2017, con el fin del FPT. El periodista ve lejana la posibilidad de un retorno de un sistema similar al adoptado durante el kirchnerismo: “Es muy difícil porque son dos empresas muy grandes, TNT y Fox, que invirtieron mucho dinero y lo están recuperando también.”. De todas formas, frente a la posibilidad de una vuelta, “Tití” Fernández cree que debe replantearse su financiación: “Alguna modificación tendría que haber, como permitir sponsors privados y que no sean todos del Estado”.

Si bien el fútbol es una cuestión importante en la agenda de Alberto Fernández, en más de una ocasión declaró que no es un tema urgente: “Argentina tiene millones de problemas importantes antes que el fútbol, no aparece no aparece en los primeros mil lugares de las prioridades”. Además, en la entrevista que brindó al programa radial “Todo No Se Puede” deslizó que los dirigentes de los clubes deben hacerse cargo: “El Estado tiene que ir en socorro de los pobres, no del fútbol”. De todas formas, la ambigüedad del futuro presidente se manifestó cuando afirmó a Radio Con Vos que le gustaría que “la gente tenga la posibilidad de acceder al fútbol”. Más allá de que Fernández considera que la salida de la crisis económica debe ocupar su tiempo, la ley vigente (incumplida) puede ser la propulsora de la vuelta de las transmisiones libres, abiertas y gratuitas.

Leave a Comment


Your email address will not be published.