Inicio » Los talentosos argentinos que no juegan la Copa del Mundo

Los talentosos argentinos que no juegan la Copa del Mundo


Compartir

Tres jugadores se quedaron en la puerta del Mundial Sub-20: Alejandro Garnacho y Nicolás Paz, por decisión de sus clubes no viajaron a nuestro país; Facundo Buonanotte se podía sumar con el torneo empezado, pero la negativa por parte del cuerpo técnico de Mascherano lo impidió.

Por Thiago Salomone

La Copa del Mundo Sub-20 se está jugando con grandes ausencias en la Albiceleste. El combinado dirigido por Javier Mascherano no cuenta con tres figuras claves del plantel que se perdieron la competencia. 

El primero en no poder viajar a disputar el torneo fue Alejandro Garnacho. El jugador del Manchester United no fue autorizado para viajar por el club y su entrenador, Erik Ten Hag, ya que buscaban la clasificación a la próxima edición de la UEFA Champions League. El extremo es considerado de relevancia por el conjunto inglés y su director técnico. Con tan solo 18 años es considerado como una de las futuras estrellas. El nacido en Madrid arribó al United en 2020 para foguearse en las divisiones juveniles, aunque su técnica individual, velocidad y desequilibrio lo hicieron destacar y le permitieron ir poco a poco ganarse un lugar en el primer equipo. Toda esa habilidad fue forjada en España, más precisamente en el Atlético de Madrid. Hasta el 2020 jugó para la Selección Española, pero las raíces provenientes de su madre le tiraron más y empezó a representar la camiseta albiceleste. Fue jugador revelación y mejor gol del Torneo Maurice Revello. Una lesión a principios de año no le permitió estar en la convocatoria para los amistosos contra Panamá y Curazao, pero Lionel Scaloni ya lo tiene en consideración para llevarlo de a poco a la Mayor.

Otro caso igual fue lo que pasó con Nicolás Paz. El jugador del Real Madrid no fue autorizado por el Merengue para disputar el Mundial Sub-20, debido a una postura tomada del club con sus talentos jóvenes convocados. Lo mismo le ocurrió a su compañero uruguayo, Álvaro Rodríguez. Se espera que pronto Carlo Angelotti promueva a Paz a entrenar con el plantel de primera. Nació en Tenerife y fue seducido en varias ocasiones por la selección ibérica para estar en sus filas, pero los colores de nuestro país le tiraron más. Quizás ese amor por la albiceleste se la contagió su padre, el exjugador Pablo Paz, quien también defendió la camiseta argentina. El joven canario llegó a la Casa Blanca en 2016 y debutó en el Castilla a principios del año pasado. Con un buen manejo de pelota, distinción y gran físico, llamó la atención de Scaloni, quien lo citó a los últimos amistosos y a algunos entrenamientos con la Selección absoluta en 2022. La tonada española se le mezcla con un poco de acento porteño, tal como se pudo ver en un reportaje post partido del Sudamericano Sub-20. Más allá de la forma de hablar, lo cierto es que el compromiso y las ganas de jugar de Paz con la celeste y blanca es total.

Por último, otro talento que también se ausentó a la cita internacional fue Facundo Buonanotte. Si bien el Brigthon permitía cederlo con la competición ya iniciada, desde el seleccionado no estuvieron de acuerdo con esta opción. El club inglés quería contar con el surgido en Rosario Central para el encuentro postergado del 18 de mayo contra el Newcastle, después de eso podría haberse sumando. Pero a Mascherano no le pareció bien esta opción. Hizo todas las inferiores en el Canalla, club al que llegó a los diez años proveniente del Club Mitre de la ciudad de Pérez, de donde es oriundo. Gambeta de potrero, atrevido e inteligente para jugar. Eso llamó la atención de todos. Fue subido a Reserva en 2021 y su pasó por la división fue efímero, ya que en enero del año pasado Cristian “Kily” González lo sumó a la pretemporada de verano del plantel de Primera. Con Carlos Tévez como DT, empezó a ganarse de a poco un lugar entre los titulares y el talentoso rosarino llegó a oídos ingleses. En dos oportunidades hicieron ofertas por el joven. Tras la finalización del torneo doméstico el año pasado, las Gaviotas compraron el pase de Buonanotte, lo que lo convirtió en la venta más cara del club de Arroyito. En abril de este año marcó su primer gol con su nuevo club, en el que es compañero de Alexis Mac Allister. Si hay algo de lo que no podemos dudar, es que Argentina sobra talento.


Compartir