MORENA BELTRÁN: “HAY QUE ESTAR PREPARADA PARA ESTAR EN ESE LUGAR”

La periodista de ESPN, Morena Beltrán, brindó una charla a los estudiantes de Periodismo Deportivo de Eter. Resaltó la importancia de formarse como profesional.

Por Yeshica Zambrano, Clara Camarotta, Luz Maidana, Nicolás Paura y Julián Suez

Morena Beltrán, a los 20 años, rompe con los estereotipos. No solo es una de las conductoras del noticiero de ESPN sino que es una de las mujeres que realiza enriquecedores análisis futbolísticos. Su minuciosa mirada, sumado a sus conocimientos tácticos exhibidos en la plataforma de Twitter luego de cada partido, la llevaron a consolidarse como la conductora de una de las cadenas deportivas más importantes del mundo. Vía Zoom, habló con los estudiantes de Eter en un ida y vuelta de preguntas, respuestas y consejos de mucho valor.

De Twitter a SportsCenter

Morena no siempre soñó con este presente. Fue gracias a su pasión por el deporte que encontró su profesión. Durante sus años de secundaria, y como muchos otros jóvenes en su condición, no tenía claro qué camino tomar una vez que terminara el colegio. Lo único certero en su vida era su obsesión por el club del cual era hincha. Lo que comenzó con anotaciones de los partidos que miraba derivó en reflexiones acerca de la Selección, para coronarse con temas más genéricos y dando los primeros pasos en el periodismo tradicional.

Enfocada e inmersa en el estudio, ya transitando su segundo año en la Facultad, pudo explorar un terreno que tenía más que ver con lo táctico que con lo académico. Fueron las redes sociales el espacio ideal para que desarrollara esta nueva e innovadora mirada. Logró marcar un antes y un después en su carrera cuando publicó el hilo en la final de la Copa Libertadores disputada en Madrid, entre los históricos rivales Boca y River. Fue la repercusión de su análisis lo que la llevó a que en enero de 2019 la llamaran de ESPN.

Morena sostuvo que “todo pasó tan rápido” que no tuvo tiempo de “procesarlo”, pero que de todas maneras siempre se sintió “bienvenida y respetada en el canal”. Su condición de mujer en un medio mayoritariamente masculino no fue un obstáculo sino un motivo de orgullo y un escalón más en la lucha por desnaturalizar los roles de género. Convencida y enfocada en su meta de continuar aprendiendo, reconoció que “el deporte está siempre en evolución”, y que si bien se siente “confiada de poder habar de cualquier disciplina”, es en el fútbol donde se siente más segura.

Destacó entre sus virtudes la capacidad de respeto por el otro, tanto con sus colegas como con los jugadores. “Yo no soy quién para decirle a un jugador de fútbol lo que tiene que hacer, pensando que soy más que él. Sí puedo opinar, siempre con respeto, ese es mi lugar”, señaló en la conferencia con Eter. A su vez, reconoció las reglas del juego: “Si no aprendés a convivir con eso, con la opinión de los demás, es una frustración muy grande, trato de tomármelo de quien viene. Igual cualquier persona pública se tiene que bancar que se opine como si estuvieran en tu vida diaria”.

La conductora comentó sobre su debut en la pantalla grande a tan temprana edad. “Me había salido un herpes”, recordó y añadió: “Cuando tengo ansiedad o nerviosismo me sale uno en la boca. Un día antes me salió. Fue el único defecto, porque al estar ahí (en el estudio), se prendió la cámara y funcionó todo”.

Por otro lado, la pandemia no estuvo en los planes de nadie y en ESPN tuvieron que amoldarse a la situación que atravesaba el país y la joven de Haedo compartió su experiencia en plena pandemia por el COVID-19, al detallar: “Hubo mucha incertidumbre, porque de un día para otro dejamos de ir, hasta que comenzamos a salir al aire desde nuestras casas. Hicimos especiales que iban grabados con un fondo acorde, un look para que saliese lo más prolijo posible. Desde el canal nos brindaron todos los materiales necesarios para que todo funcionase de la mejor manera. Al principio me costaba mucho, porque tenía que grabar noticias en un minuto. A veces debía comentar tres y estaba como dos horas para hacerlo. Fue una manera de reinventarse en todo sentido esto”.

Asimismo, contó quién fue su referente durante su carrera como periodista y por qué. “Admiro a Miguel Simón, sin duda. También a Juan Pablo Varsky. Cualquiera debe tener en cuenta su canal de Varsky Sports. A Migue lo conozco un poco más y es una persona humilde que realmente sabe mucho del deporte. Profesionalmente es el número uno y no creo que tome dimensión de quién es él”, detalló.

El periodismo deportivo y sus prejuicios

La periodista de ESPN se refirió además a los colegas que revelan el equipo del cual son hinchas. “Yo soy partidaria de la honestidad y de que está bien decirlo. Sin embargo, perdí el lazo afectivo con el club que me identifico a medida que fui entrando a los medios. Lamentablemente, al decirlo estoy condicionada. Cuando voy a la cancha del equipo rival corro peligro, la sociedad está muy susceptible”, dijo.

“Es innegable que hay que cumplir con algunos requisitos para estar en televisión, pero es un pensamiento muy chico ese. Nosotras somos parte del compromiso de que en un futuro acepten a todas las mujeres que quieran entrar a los medios, independientemente de la belleza, que, de por sí, es subjetiva. El envoltorio es lo de menos, hay que estar preparada para estar en ese lugar. Los hombres no pasan por el filtro de un determinado cuerpo para entrar a un programa, es algo cavernícola”, declaró Beltrán con respecto a los dichos de que una mujer, para estar en la televisión, tiene que tener un buen cuerpo y dar bien en cámara.

Al referirse a su trabajo ESPN, Morena expresó: “Es cierto que siempre hay algunos lineamientos. Yo no me puedo poner a opinar en SportsCenter, porque estructuralmente tiene una pauta preparada. Nunca voy a decir algo que no pienso, siempre voy a tratar de darle mi impronta, bien sea en un comentario de 10 segundo o en una transmisión de una hora”.

“Me asusta un poco la palabra referente. Entiendo que en el lugar que estoy soy la voz de las que no tienen para expresarse públicamente. Siento cierta responsabilidad y compromiso con eso, me gustaría si está a mi alcance nunca traicionar esos principios de las que estamos peleando por ganar terreno en lugares que antes no éramos invitadas”, manifestó cuando le citaron la idea de ser considerada una referente para estudiantes de la carrera y futuras colegas.

A su vez, sumó su comentario sobre el periodismo de opinión y su postura ante el mismo: “Muchas veces se instala eso de que el periodista tiene que tener respuesta a todo. Obviamente vas a estar informado, pero muchas veces hay situaciones que no comprendes y que no vas a opinar dando un argumento que es vacío y que no tiene fundamento. No siento que para todo tengamos que tener respuesta y que para todo tengamos que tener una opinión formada, de lo que te corresponde y está a tu alcance sí. Hay que saber convivir con el error, en absolutismo no creo”.

¿Qué sueños tiene More por cumplir? La joven periodista anhela más trabajo para su crecimiento profesional y expresó su deseo de hacer la cobertura de “un mundial o una final de Champions a corto plazo”. “Ojalá se dé”, concluyó con una sonrisa.