NADIE LE “MATA” LA ILUSIÓN DE UNA MEDALLA


Marcos Mata, jugador de la Selección Argentina de básquet y de San Lorenzo, compartió con ETER DIGITAL sus sensaciones antes de viajar a Brasil para la participación en los Juegos Olímpicos de Rio. El alero, oriundo de Mar del Plata, fue había sido citado para competir en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Allí el equipo no puedo conseguir la deseada medalla. Si bien no será sencillo, en este 2016 el plantel tendrá revancha.

Por Juan Cruz Muños López

Marcos_Mata_2015

-¿Cuáles son tus sensaciones antes de estos Juegos Olímpicos?

– Las sensaciones son muchas. Te carcome la ansiedad y a veces el miedo, pero claramente la emoción le gana a todas las otras sensaciones. Uno no se da cuenta adonde está parado, pero pensándolo en frío no cualquier persona tiene el placer y el privilegio de asistir a un juego olímpico.

-Vos, que sos un jugador con una trayectoria importante, ¿cómo hacés para no perder el espíritu amateur?

-Jaja. Eso es fundamental en cualquier deportista. Claramente muchos viven una vida irreal, en la que tienen todos los lujos, pero la vida de verdad no es así. Uno a veces se olvida porqué empezó a entrenar un deporte y no disfruta como cuando se juega por el pancho y la coca. El espíritu amateur se refleja en los juegos olímpicos, a los que uno no va por obligación ni por un premio, va para representar al país, va por un prestigio propio y por el orgullo de ser argentino.

-¿Cuáles son las expectativas para este Rio 2016?

-Las expectativas son altas, pero siempre con los pies en la tierra. Hay grandes selecciones y la pelea va a ser dura. Espero que podamos hacer lo mejor y vamos a dar lo máximo de cada uno para estar entre los primeros.

-Ya que vos estuviste en Londres 2012, ¿cómo se vive un juego olímpico?

-Un juego olímpico es un evento extraordinario por donde se lo mire. Es sorprendente la cantidad de deportistas que hay y llegan de cualquier rincón del mundo. Se respira un clima de armonía que pocas veces se vive en la vida. Cada disciplina es diferente, pero es increíble como todos estamos para lo mismo. Para cualquier deportista llevar una medalla olímpica debe ser el mayor placer personal que puede existir.

Leave a Comment


Your email address will not be published.