ORGULLO NACIONAL


Científicos e investigadores de distintos institutos y universidades se reunieron en Parque Lezama para exponer los logros conseguidos durante los últimos años y para respaldar la candidatura presidencial de Daniel Scioli.

Por Alejandra Nouche

[800] Primera (Copiar)

Bajo la consigna “Ciencia para siempre”, investigadores, becarios y técnicos del Conicet se autoconvocaron en Parque Lezama el último sábado preocupados ante un eventual cambio de rumbo en la conducción del gobierno nacional. Explicaron por qué es fundamental sostener la ciencia y la tecnología con políticas presupuestarias y por qué decidieron respaldar la fórmula Scioli-Zanini.
“El macrismo nos dice que va a convocar al gobierno de los mejores. Ellos están acá y eso es lo que vamos a defender. Quiero agradecer en este aplauso a nuestros científicos que son el orgullo nacional”, afirmó una docente de la Universidad de Lanús, en el cierre del encuentro y ante más de 300 personas.
La jornada había comenzado alrededor de las tres de la tarde sobre la calle Defensa casi esquina Brasil, en el barrio porteño de San Telmo. Sobre los árboles del parque, los autoconvocados pegaban banners con algunos de los interrogantes que se irían develando durante el encuentro: ¿Para qué sirve la Ciencia? ¿Cómo mejoró el pronóstico meteorológico a partir de la ciencia y la tecnología? ¿Qué investigan los físicos y para que sirve?
A eso de las 15.30 Carolina Vera, doctora en Ciencias de la Atmósfera, investigadora del Conicet y coordinadora del encuentro, a pleno sol y con un calor agobiante, presentó a Roberto Salvarezza y aclaró que no era cualquiera, sino el presidente del Conicet. Con la voz entrecortada por la emoción, Salvarezza comentó que en el ‘83, con la vuelta de la democracia, había creído que la ciencia y la tecnología serían importantes para la sociedad. Pero la economía no acompañó y el sueño terminó con una fuga de cerebros a fines de los 80’. Recordó que en los ‘90 se discutía cómo pagar el agua, la luz y el gas de los institutos y que para el año 2000 un informe del banco mundial determinó que el Conicet no era viable, pero la lucha de los científicos impidió el cierre.

[800] Segunda (Copiar)

“Todo empezó a cambiar en 2004, cuando Néstor Kirchner otorgó 1.400 becas. Pasamos de 100 institutos a 250, y el presupuesto se incrementó de $ 260 millones a $ 5.300 millones. En todos los organismos se multiplicaron por 20 los recursos”, aseguró. “Me preguntaron en una radio por qué estamos preocupados, y si ésto es parte de la campaña del miedo. ¡No! El miedo lo tenemos nosotros después de escuchar a Macri decir que gastar en satélites no tiene ningún sentido”.
Cerca de las cuatro de la tarde los ciudadanos de a pie se enteraban de boca de sus propios científicos que aquí se desarrolla soja y papa biotecnológica y que este país es uno de los diez que puede dominar esas tecnologías. Que se puede diagnosticar la enfermedad Alzheimer 25 años antes de que aparezca. Que del satélite Arsat depende la Televisión Digital Abierta. Que hay una fábrica llamada Unitec Blue que hace chips en Argentina.


Volver al “No Futuro”

[800] Tercera (Copiar)

Guillermo Rus, vicepresidente de Arsat, explicó que hay que desarticular la estrategia de Cambiemos de hablar de nada. “Macri decía que los satélites no servían, que era un gasto inútil. Con el Arsat 2 se cubrieron la dos posiciones orbitales que la Argentina había estado a punto de perder a manos de Gran Bretaña”, aseveró. Félix Menicocci, Secretario General de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) puso de manifiesto que se está trabajando en un lanzador nacional para satélites en el espacio y que Argentina puede, desde la ciencia, mostrar el camino de la independencia en Latinoamérica. “No queremos correr la misma suerte del Cóndor”, lamentó. El proyecto Cóndor fue cancelado por la presión de EEUU e Israel bajo la presidencia de Carlos Menem en 1992.


Ciencia al servicio de lo social

[800] Quinta (Copiar)

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) tiene 1.200 trabajadores y hay un argentino tomando mediciones cada 1 hora. Celeste Saulo, docente de la UBA y miembro del Conicet, explicó que el SMN va mucho más lejos del Google Windguru e impacta sobre la aeronáutica, el turismo, los cultivos y la vida de las personas. Carolina Vera ratificó que con las políticas públicas mejoró la situación en zonas vulnerables. “Hoy hacemos pronósticos climáticos con meses de antelación, visiten nuestro sitio Web que está mejorando cada día”, aseguró Vera.
Cerca de las cinco, las Ciencias Sociales se hicieron oír fuerte y claro a través de Dora Barranco, directora del Conicet, quien recordó que el ex ministro Domingo Cavallo mandó a lavar los platos a Susana Torrado porque ella había investigado el impacto de las políticas neoliberales sobre la pobreza y denunció las características brutales de la exclusión en Argentina. “Y porque era mujer”, se escuchó desde varios ángulos. “Y porque era mujer”, ratificó Barranco.
“Tenemos dos leyes extraordinarias en materia de derechos personalísimos que aumentaron la dignidad de las personas: La ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género. Esto pone a la Argentina a la cabeza de la dignidad de la condición humana, para eso sirven las Ciencias Sociales. Sirven para aumentar la dignidad de las personas”, enfatizó Barranco.
Graciela Morgade, decana de la facultad de Filosofía y Letras de la UBA, dijo que hay que discutirle a los globos amarillos qué es cambiar y por qué está tan connotado con el progreso. “A eso nos dedicamos nosotros a poder deconstruir el discurso, debemos desnudar lo que se oculta detrás de un enorme aparato publicitario”, instigó.
“Las leyes de Muerte Digna Y Fertilización Asistida también son el resultado de este proyecto”, aseguró Carolina Mera, Directora del Instituto de Investigaciones Gino Germani, donde se triplicó el número de investigadores y se cuadruplicó el de becarios. “Por eso apoyamos la fórmula Scioli-Zanini. Y la apoyamos positivamente, no en contra de Macri. Scioli firmó documentos y se comprometió a seguir con estas políticas”, comunicó. “Hoy el sector emplea casi 100.000 personas y se exporta más software que carne. No fue magia como dicen por ahí”, manifestó. Hoy existe una Ley de Software, subsidios, y reducción de impuestos lo que determinó un gran crecimiento, aseguró Santiago Celía, Director de la Fundación Sadosky. En 2003 la industria del software en Argentina estaba en una situación calamitosa y en 2001 se habían perdido miles de puestos de trabajo.
“En qué trabaja un físico se los puedo decir, pero también les puedo decir que un físico puede no trabajar. Hoy aumentó 80% la matriculación en la carrera y hay desocupación cero”, comento Juan Pablo Paz. Ayer fue reconocido como “Investigador de la Nación” en el Polo Científico Tecnológico. “Tienen que visitarlo, pero les pido por favor que no vayan ahora, vayan después del 22 porque ahora hay que salir a ganar el voto”, concluyó
Después de cuatro horas de argumentaciones y datos quedó claro porque estos científicos y docentes apoyan la fórmula oficialista. Para ellos, el 22 de noviembre se juegan dos modelos de país y por eso decidieron invertir su tiempo para explicar porque hay que votar a favor de todos, pero también en defensa propia, la fórmula Scioli-Zanini.

A lavar los platos

[800] Sexta (Copiar)

El viernes 13 de noviembre las 17 en Ciudad Universitaria, docentes y estudiantes realizarán una multitudinaria lavada de platos bajo el lema “Porque elegimos ciencia no nos da lo mismo”. Apuntan a concientizar sobre las consecuencias que podría tener para la ciencia, un triunfo del macrismo en el próximo balotaje del 22 de noviembre.

What others say about : ORGULLO NACIONAL..


Leave a Comment


Your email address will not be published.