OSVALDO CAFFARELLI Y SU VOZ DE LAS VELADAS SABATINAS


Fue un relator de boxeo que, desde el micrófono de Radio Rivadavia, marcó una época dorada del deporte contra las cuerdas entre 1960 y 1980.

Por Luz Maidana, Yeshica Zambrano, Clara Camarotta y Julián Suez

“Atención, Argentina. Atención, país. Uno, dos, tres, cuatro… ¡Monzón, campeón del Mundo!”.
Entre llanto y la pasión a flor de piel se escuchó el escalofriante grito y memorable conteo del eterno Osvaldo Caffarelli, la voz radial del boxeo. El relator erizó la piel de los argentinos, emocionó a toda una nación aquella noche del 7 de noviembre de 1970, con su transmisión por Radio Rivadavia. Su voz quedó inmortalizada en aquel round número 12, cuando anunció la consagración del título mundial de la mano de Carlos Monzón.

En 1954 comenzaba el camino para convertirse en una de las voces emblemáticas de este deporte. Aguantó al lado del ring por 30 años en Rivadavia. Aquellas memorables veladas del Luna Park son sinónimo de Caffarelli. Las peleas internacionales disputadas por los argentinos fueron su pasión y el deporte al que se dedicó con fervor tras una parada corta por el fútbol. Caffarelli junto a Ernesto Cherquis Bialo y, luego en dupla con Horacio García Blanco, con su particular tono, nos regaló decenas de alegrías en campeonatos. Uno de ellos fue la consagración de Monzón ante Benvenutti en Roma, como gran hito. En la mañana del 7 de enero de 2002, el hincha de Racing, estando en su casa en La Paternal, falleció luego de sufrir una hemiplejia, a causa de una enfermedad terminal. Entonces, tal como era su frase célebre de las transmisiones: “¡Cayeron los cortinados!”. Sin embargo, seguirá resonando en los cuadriláteros sin importar su ausencia.

Walter Nelson, yerno de Caffarelli, llenó de elogios al relator de boxeo y comentó que él fue quien lo involucró en los medios de comunicación.

Leave a Comment


Your email address will not be published.