¿PACK SÍ O PACK NO?


Hay casi tantas personas no suscritas al adicional para ver fútbol por tv como las que sí lo están. ¿Cómo ven los partidos los que no pagan? ¿Qué piensan del precio los que sí?

Por Melissa Ballota, Leandro Blanco, Florencio Expósito y Giuliana Expósito

La última emisión del Fútbol Para Todos fue el 27 de junio de 2017. Desde la asunción presidencial de Mauricio Macri, dos años antes, se había comenzado una transición con el objetivo de privatizar la televisación de la primera división local. Habilitando la publicidad privada y repartiendo los partidos con mayor cantidad de televidentes para Canal 13, Telefé y América, el Pack Fútbol apareció como la alternativa para que el Estado deje de ser el garante del acceso público a las transmisiones del deporte. El valor del acceso a la Superliga es de $650, sumado a lo que se debe abonar por el cable básico. De los encuestados, más de la mitad lo consumen: 59,51%. Sin embargo, al 57% de ellos les parece que tiene un precio elevado. En 2017, el valor era $300, por lo que en solo un par de años tuvo un incremento de 116%.

Por fuera de la televisión, existen diferentes soportes a través de los cuales pueden seguir la Superliga aquellos que deciden no pagar por ver fútbol. El 42,15% de los encuestados que no consume el Pack logra ver los partidos en vivo a través de páginas online que reproducen gratuitamente los contenidos. Las redes sociales son el segundo método más usado (19%), seguido por aplicaciones de celular (12,33%), transmisiones radiales (11,65%), otras formas (9,19%) y bares (5,6%).

Si bien la mayoría de los encuestados paga para consumir fútbol, el 40,49% se adaptó al uso de otros medios para poder seguir la Superliga luego de los ocho años en los que se lo pudo hacer gratuitamente con el Fútbol Para Todos.

Leave a Comment


Your email address will not be published.