PERREAR SIN VIOLENCIA


El contenido de las canciones más populares de reggaetón es criticada por feministas y mujeres que luchan contra la violencia de género en la música. Artistas y sociólogas analizan que hay otros mensajes posibles con los que perrear a todo ritmo.

Por Victoria Vallejos

A la industria reguetonera aún le cuesta modificar los temas de sus canciones vinculados a los cuerpos hegemónicos, la violencia de género y la cosificación de la mujer.

Es cierto, la gran mayoría de nosotros ha bailado en alguna fiesta y sus letras son pegadizas. Pero, a pesar de los movimientos feministas, el género reggaetonero sigue siendo discriminatorio para las mujeres.

Según un estudio del 2018, realizado por un grupo de sociólogos de la Universidad de Chile, Ni pobre diabla ni candy: violencia de género en el reggaetón, menciona sobre los altos niveles de agresión física, psicológica y simbólica hacia la mujer. En el mismo se analizaron canciones de reggaeton entre 2004 y 2017 y se contabilizó más de 568 menciones que aludían a alguno de los cinco tipos de violencia de género (psicológica, física, sexual, económica y simbólica). La investigación menciona: “La canción que mostró mayores niveles de violencia de género fue “Cuatro Babys” de Maluma, cuya máxima popularidad fue alcanzada el año 2016 y concentró 44 menciones de violencia, 30 de las cuales fueron de violencia simbólica y fue también la canción que concentró más menciones de violencia económica”.

La socióloga, Karina Ávalos, quien formó parte de esta investigación, hace referencia a los cambios que hubo hasta hoy. “En los últimos 3 años, han nacido sub ramas del reggaeton como lo es el neo perreo, con grandes expositoras mujeres y nuevos contenidos. En la actualidad es más aceptable que una mujer sostenga un discurso respecto a temas como la sexualidad, cosa que antes no se veía”.

Si bien hay más voces femeninas dentro del género, la violencia todavía continúa participando de las letras o los videos. Los artistas más relevantes por estas cuestiones son Daddy Yankee y Maluma. También resuenan nuevos expositores correspondientes a otra generación a los cuales Ávalos los definió por “continuar con el estilo y esto nos sugiere pensar que puede haber una parte resistiéndose al cambio.”

Por otra parte, Romina Bernardo, líder del grupo Chocolate Remix, conocida como “Choco”, definió como un “estallido” al feminismo dentro del reggaeton, que produjo cambios en el género, pero que aún faltan mucho. “Yo creo que la sociedad responde de acuerdo a lo que consume”, dijo la cantante.

Un artista que generó revuelo fue Bad Bunny por su tema Yo perreo sola, donde el puertorriqueño se viste de mujer y parte de su letra refiere a no querer perrear con un hombre, sino que ella puede hacerlo sola. “Hace 5 años atrás eso hubiese sido muy chocante para el género. La gente tiene ganas de ver otras cosas o aplauden cosas que antes no lo hubieran hecho”, concluyó Choco.

Los sociólogos buscaron aproximarse a comprender los discursos que se sostienen aun entre los jóvenes que son un sector de la sociedad, a través de un consumo musical en el que consideran que se relatan realidades y que hay algo detrás que genere un motivo para que estas se sigan sosteniendo y escuchando con el paso del tiempo.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.