Piquense: La asociación deportiva que reúne a los jóvenes pampeanos lejos de casa

General Pico es la segunda ciudad más importante después de Santa Rosa en la Provincia de La Pampa, con aproximadamente 65.000 habitantes tiene una fuerte identidad deportiva, cuenta con cinco clubes grandes con infraestructuras imponentes e historia a nivel nacional y una serie de escuelas deportivas con amplia variedad de actividades para desarrollar desde temprana edad.

Aunque, cómo pasa con muchas ciudades del interior de la República Argentina, la oferta de carreras universitarias es acotada, por lo cual, muchos jóvenes que tienen la oportunidad migran en busca de una oferta académica más amplia a ciudades como Ciudad de Córdoba o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero el paso entre secundario y universidad no es fácil, sobre todo si este nuevo camino comienza en una Gran Ciudad a más de 600 kilómetros lejos de casa, la soledad, el aislamiento y el desarraigo se vuelven factores comunes entre quienes emprenden esta aventura.


En 2017, un grupo de estudiantes universitarios de General Pico instalados en Ciudad de Buenos Aires en busca de combatir la monotonía de las cursadas y con ganas de hacer deporte formaron un equipo de fútbol 8 al que denominaron: Piquense, el gentilicio que los unía.

Poco a poco casi sin que se dieran cuenta las charlas de terraza entre amigos comenzaron a materializarse y Piquense comenzó a crecer… Se sumaron disciplinas a la carta deportiva, primero fue el hockey femenino y en 2018 apostaron como tercer deporte a aquella disciplina que hizo brillar a La Pampa en los años noventa, el básquet.

Además, aquel 2018 cruzaron fronteras interprovinciales y llegaron a Ciudad de Córdoba con la formación de un equipo de fútbol, aquella disciplina que ahora tendría carácter de fundadora. En la actualidad cuentan en total con 11 equipos en cinco disciplinas, además del fútbol, el hockey y el básquet sumaron vóley y handball.

Otro fruto del trabajo en equipo y un sinónimo del crecimiento de la entidad llegó para instalarse en la dinámica del verano de la ciudad bajo el nombre de Piquense Summer, un torneo de fútbol 8 masculino y fútbol 5 femenino con after que se realiza en General Pico durante varios días. El objetivo: crear un espacio distinto con música en vivo, birra y cantinas para reunir a estudiantes universitarios que regresan desde distintos puntos del país a su ciudad de origen durante las vacaciones.

Staff Piquense Summer

Aunque la génesis de “la P” no es muy diferente a la de muchos clubes argentinos y existen a lo largo del país distintas entidades con las mismas características, es importante remarcar que no cuentan con una infraestructura deportiva propia, con un espacio físico al que ir a entrenar, a competir, a pasar el rato o a tomar mates. Aunque su paso a la formalidad, su compromiso y responsabilidad con sus ideales y objetivos hacen que esto no sea un impedimento para su crecimiento y persistencia en el tiempo. “Tendría que decirte que es un Club sin sede”, declaró Nicolás Boglietti, Presidente de Piquense. Y luego agregó: “Si lo defino, lo limitó”, y es que definir a Piquense puede parecer una tarea difícil si se lo intenta comparar con los predios deportivos con los que cuentan la gran mayoría de los clubes.

Bajo el lema de “Nuestra casa, lejos de casa”, muchos de los deportistas y dirigentes que conforman la entidad provienen de General Pico pero no es exclusivo, tienen las puertas abiertas para todos los que se quieran sumar sean o no piquenses.

Tomas Rolero tiene 19 años, estudia Periodismo Deportivo en CABA y es de General Pico. Jugó toda su vida al fútbol y hace poco decidió sumarse a Piquense en busca de poder hacer un poco de deporte. En su corta experiencia dentro del equipo declaró: “No solo la pasas bien con tus conocidos y con la gente con la que compartís los partidos y los momentos sino que también te hacen sentir todo el tiempo como si estuvieras menos lejos de tu casa, te hacen extrañar menos, te hacen pasarla bien, te ayudan siempre que necesitas algo, si vivís lejos siempre hay uno que te dice “Che, vamos juntos” o  “Yo te llevo”. No es solo ir y compartir un partido o jugar juntos. Yo creo que es mucho más que eso, siempre te hacen sentir bien acompañado. Estás menos lejos de tu casa”.

Y es que; lo que comenzó como un grupo de conocidos con ganas de jugar al fútbol hoy es una


Gran familia

que se define mucho más allá que lo que se pueda encasillar como una Asociación Deportiva, que contiene, acompaña, instruye y forma personas…en valores, en lo deportivo y en lo dirigencial. Carola Ananía que fue parte del equipo de fútbol femenino y de la Subcomisión de Córdoba manifestó: “Para mí es un grupo de amigos, familia, que busca divertirse, pasarla bien, hacer amigos y distraer. Todos sabemos que tenemos mil cosas en la cabeza y cuando te juntas para ir a jugar se pasa todo. Por más que pierdas o ganes la pasas bien. Busca que todos se diviertan y hagan deporte y está bueno porque está abierto para cualquiera que quiera aprender y sumarse”. Piquense no es un lugar, Piquense es comunidad, es encuentro, es familia, es amigos, Piquense es un reflejo de la identidad deportiva de General Pico. Es estar en casa, aun estando lejos de ella.