SAMOA (FIJI Y TONGA) Y LA “MUERTE” DEL RUGBY DEL PACÍFICO


Los samoanos amenazaron con boicotear el Mundial de Japón por el impulso de un nuevo torneo. Finalmente, el martes 24 de septiembre debutarán frente a Rusia, por el Grupo A, que también integran Irlanda, Escocia, Rusia y los locales.

Por Santiago Tamargo y Julián Ledesma

Sábado nublado en Waikato, Nueva Zelanda. El try del All Black George Bridge despejó dudas y, entre sonrisas y abrazos con sus compañeros, sentenciaba una victoria por 59-0 ante Tonga. Los tonganos habían estado preparándose fuerte para el Mundial de rugby de Japón, que tendrá su comienzo el viernes 20 de septiembre, con el partido entre el local y Rusia. Su capitán, Siale Piutau, mira el césped, con más preguntas que respuestas de cara a la Copa del Mundo, que a principio de año, Tonga había se había planteado no jugar, al igual que Fiji y Samoa, como respuesta a la creación de una nueva Liga Mundial que los dejaría afuera.

Desde que la World Rugby presentó este nuevo proyecto, solo provocó que países como Fiji, Tonga y Samoa se plantearan la posibilidad de no ir al Mundial,  debido a que el nuevo torneo excluye equipos de Oceanía y las Islas del Pacífico. Así lo ha garantizado el sindicato ( Pacific Rugby Players Welfare) en una protesta legítima. Dieron a entender que el acuerdo del nuevo certamen se dio en una negociación sin consultarles a los jugadores. Se trataba de un negocio que dejaría a varios equipos fuera del calendario competitivo de 2020.

En febrero pasado, cuando llegó la propuesta para llevar a cabo el nuevo torneo desde 2019, por parte del argentino Agustín Pichot, vicepresidente de la World Rugby, Fiji y Samoa levantaron la voz y hasta llegaron a pensar en boicotear el Mundial de Japón.  

El formato de la Liga Mundial tendría doce seleccionados que jugarían entre sí cada año que no sea de Mundial. Tiene por objetivo que el debut sea lo más pronto posible y con diferentes ediciones en un periodo de doce años. De confirmarse, y teniendo en cuenta la exclusión de varios equipos, el rugby del Pacífico le diría adiós a las competencias oficiales hasta 2031. Esos países han aportado grandes jugadores a la historia, aún sin el poderío económico de otros como Nueva Zelanda o Sudáfrica.

Entre los reclamos más resonantes está el del neozelandés Kieran Read, capitán de los All Blacks, que ya manifestó su preocupación por el futuro del rugby en Oceanía: “Escuché  los problemas planteados por muchos de los jugadores. Debemos tener mucho cuidado de equilibrar las necesidades comerciales del juego con las necesidades del bienestar del jugador y garantizar que la calidad y la integridad de los partidos cumplan con las expectativas”. Además, mencionó el papel de los protagonistas y las dificultades a las que se someterían: “Los fanáticos quieren ver buenos juegos; no quieren ver a jugadores fatigados jugando una calidad reducida de rugby como parte de una competencia debilitada y que no funciona para los jugadores y clubes”.

Además, el formato de competencia podría no contar con ascensos y descensos durante los doce años que dure. Fiji, Samoa y Tonga jugarían en una hipotética segunda división, algo que impediría a países emergentes acceder a partidos de alto rendimiento.

 Lo que tal vez causó mayor malestar entre los jugadores es la inclusión de Japón y Estados Unidos como “especiales” invitados. Una de las respuestas es que la World Rugby busca esos mercados con el objetivo de atraer más inversiones de aquellos dos países. 

El ex jugador samoano, Eliota Fuimaono Sapolui, hizo valer sus palabras y utilizó las redes sociales para llamar a un supuesto boicot. “Las uniones de jugadores del Pacífico deben, y quiero decir seriamente, presionar a los equipos del Pacífico a boicotear la Copa del Mundo. El anuncio de hoy arruinó absolutamente todo”, escribió.

Según el diario New Zealand Herald en marzo de este año, la nueva competición reuniría a selecciones que participan en el Torneo de las Seis Naciones (Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Francia e Italia) y las cuatro del Rugby Championship (Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Argentina). A esto hay que añadir los planteles de Japón y Estados Unidos. Las islas más pequeñas del Pacífico, con finanzas irregulares y que no terminan de ayudar a la progresión de sus equipos, son las que serían las grandes perdedoras en este nuevo mapa conceptual.

            Samoa se clasificó al Mundial de vencer a Alemania en un playoff. Ganó los dos partidos: 62 a 15, como local; y 42 a 28 como visitante. Su plantel mundialista está integrado por: Forwards: Afaesetiti Amosa, TJ Ioane, Jack Lam, Piula Fa’asalele, Josh Tyrell, Chris Vui, Teofilo Paulo, Kane Leaupepe, Senio Toleafoa, Michael Alaalatoa, Paul Alo-Emile, James Lay, Jordan Lay, Logovi’i Mulipola, Motu Matu’u, Ray Niuia, Seilala Lam.

Backs: Ed Fidow, Tim Nanai-Williams, Ahsee Tuala, Belgium Tuatagaloa, Henry Taefu, Alapati Leiua, Reynold Lee-Lo, Kieron Fonotia, AJ Atatimu, Tusi Pisi, Ulupano Seuteni, Dwayne Polotaivao, Melani Matavao, Scott Malolua.

Entrenador: Vaeluaga Steve Jackson

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.