JAPÓN, EL LOCAL QUE JUEGA CON POCOS LOCALES


Los asiáticos serán sede por primera vez  de un Mundial de Rugby, con un equipo formado casi por la mitad de jugadores naturalizados. Integran el grupo A con Rusia, Escocia, Samoa e Irlanda.

Por Lautaro Polimeni y Macarena Gallego

Si bien Japón estuvo presente en todos los mundiales de rugby desde el primero, Nueva Zelanda 1987, sólo en Sudáfricaa 1991 logró una victoria, ante la débil Zimbabwe y en el último partido del grupo, ya sin posibilidades de pasar de ronda. En Francia 2007 decidieron contratar a un entrenador extranjero, el neozelandés John Kirwan y lograron un empate ante Canadá. Cuatro años más tarde se repitió el resultado y ante el mismo rival, en Nueva Zelanda 2011. Para ese entonces, quien dirigía al equipo era el australiano Eddie Jones. Fueron la sorpresa del torneo al derrotar en su debut a una de las mayores potencias, los Springboks sudafricanos. “Es un milagro del rugby”, relataba un comentarista inglés para la televisión. Dos victorias más ante Samoa y Estados Unidos sellarían la hazaña.

En un país donde los deportes más populares son el béisbol, el sumo y el fútbol es complicado encontrar 31 jugadores que le hagan frente a las máximas potencias. A esto hay que sumarle que no tienen una liga profesional y compiten regularmente ante otros países asiáticos con poca historia y desarrollo. Es por eso que los nipones, como no podían con el rival, les ofrecieron un contrato y los naturalizaron para su selección. Trajeron a jugadores de países oceánicos: cuatro de Tonga, uno de Australia, cinco de Nueva Zelanda, dos de Sudáfrica, uno de Samoa y otro de Corea del Sur. 

Su capitán, Michael Leitch, es quizá el menos extranjero de los extranjeros, dado que se mudó a Japón a los 15 años,  pero obtuvo su residencia en 2013, luego de cinco representando al país asiático en torneos junior. El entrenador, también neozelandés, es Jamie Joseph, quien luego de ser un All Black, sobre el final de su carrera, jugó para Japón en 1999. Desde 2016 entrena al seleccionado y en el medio dirigió al nuevo equipo del Super Rugby, uno de los torneos más importantes de clubes del mundo. Los Sunwolves participan de la conferencia australiana, mostrando el apoyo que ha recibido Japón para el desarrollo del rugby por parte de estos países oceánicos. No es solo entrenadores y jugadores, sino también en la inserción de equipos nipones en competiciones de las potencias del sur del mundo. Patrick McKendry, periodista del New Zealand Herald dice: “No se conoce mucho el trabajo de Jamie acá en Nueva Zelanda, pero creo que ha crecido, él como entrenador y Japón como Selección”. A pesar de cierto crecimiento que han logrado no se los puede aún comparar con equipos como Argentina, ni han logrado un reconocimiento internacional destacado como Los Pumas. “A la Argentina la veo muy bien, creo que le puede ganar a Francia y llegar a Semifinales, son un equipo muy sólido defensivamente” continúa explicando Patrick.

Desde que los seleccionados de las islas del Sur han llegado a Japón, los resultados han mejorado considerablemente y ya hacen ruido en los Mundiales. En 2009, estaban 20º en el ranking de la World Rugby y hoy están por encima de la Argentina y de la propia Tonga, a quien le han sacado jugadores, en el puesto 9º. Este año serán locales, en busca de clasificar por primera vez a la siguiente ronda y seguir haciendo historia.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.