TEMORES Y EXPECTATIVAS POR EL METROBUS DE ZONA NORTE


La Comuna de Vicente López empezó a trabajar sobre las veredas de Maipú, en la zona de Puente Saavedra, y afirma que los colectivos completarán sus recorridos en la mitad de tiempo. La oposición dice que hay irregularidades en el proyecto y que los comerciantes se verán perjudicados por la prohibición de estacionamiento de autos particulares.

Por Juan Sebastián Romero – @romeristico

Foto_Metrobus_Norte

El Municipio de Vicente López comenzó con las obras complementarias del Metrobus Norte que correrá sobre la Avenida Maipú entre General Paz y la calle Villate. Los primeros trabajos consisten en achicar hasta un 40 por ciento el ancho de las veredas a lo largo de todo el trazado para realizar dársenas de estacionamiento. “Cuando comience la construcción del Metrobus, el estacionamiento sobre Maipú, entre Zufriategui y Villate, estará prohibido. Por eso estamos creando dársenas para que puedan estacionar patrulleros, ambulancias, camiones de carga y descarga, entre otros vehículos”, explicó Diego Enrich, concejal del PRO, espacio político que gobierna el distrito. A su vez Carlos Roberto, edil del Partido Socialista, afirmó que “las dársenas que hace el Municipio ya están en marcha porque no están especificadas en el estudio de impacto ambiental”. Y luego agregó: “Fueron adjudicadas por seis millones de pesos, sin licitación y no se publicó en el boletín oficial”.
A mediados de agosto, se aprobó en el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López la construcción del Metrobus Norte por 15 votos a favor contra ocho por la negativa. La obra unirá la Avenida Cabildo, en la Capital Federal, con la Avenida Maipú, en Puente Saavedra, y se extenderá 22 cuadras, hasta la Quinta de Olivos. Trece líneas de colectivos transitarán desde General Paz por Avenida Maipú hasta la calle Villate, en Olivos. Habrá una estación cada 400 metros y estará prohibido girar a la izquierda sobre la avenida. La obra en Vicente López tendrá un costo aproximado de 109 millones de pesos, de los cuales el municipio sólo aportará 30 millones. “La contraprestación nuestra a la Ciudad de Buenos Aires por el aporte que ellos hacen (pagará gran parte de la obra) son las obras hídricas que estamos realizando en el barrio de Villa Martelli para evitar que, cuando llueve, el agua baje para el lado de Capital Federal en el barrio de Saavedra”, aclaró Enrich.
Leonardo Rial, concejal del Frente para la Victoria, cree que los comercios que están sobre Maipú tendrán efectos negativos en sus ventas. “No se puede analizar la obra sin advertir los perjuicios que van a sufrir en la calidad de vida aquellos que tienen sus negocios en las zonas aledañas al Metrobus”, sentenció Rial. En tanto, Carlos Roberto, advirtió que habrá un “alto impacto al comercio debido a la prohibición de estacionamiento en la avenida y a los vecinos por la circulación de vehículos de todo tipo en las zonas residenciales, al prohibirse el giro a la izquierda”. En este contexto Hugo, dueño de la verdulería “Hugo, frutas y verduras”, ubicada en Avenida Maipú y Roca, se mostró expectante con la obra. “Me parece que el proyecto puede ayudar a muchos usuarios diarios de colectivos pero estoy preocupado por las ventas a futuro. La parada estará en el centro de Maipú y los posibles clientes no podrán estacionar sobre la avenida”, explicó Hugo.
El expediente del Metrobus Norte ingresó al Concejo Deliberante los primeros días de agosto y en una semana lo trataron las comisiones pertinentes al proyecto -Transporte y Tránsito y Obras Públicas– pero nunca se trató el impacto ambiental que tendrá la obra porque el estudio no fue presentado. “El estudio de impacto ambiental recién ingresó el día de la sesión, no estaba antes en el expediente y de lo único que habla es de los colectivos y del beneficio que tendría en el transporte público estos carriles exclusivos sobre el centro de la avenida”, sostuvo Alejandro González, concejal de Unión y Encuentro (UNEN). Y agregó: “Tampoco habla de los efectos secundarios de la obra: no habrá más giros a la izquierda y los camiones tendrán que ingresar a los barrios residenciales. De todo esto el estudio de impacto ambiental no habla, es muy escueto”.
Desde el PRO aseguran que el Metrobus Norte beneficiará a 170 mil usuarios y una vez concluida la obra, a mediados de 2015, el viaje en colectivo entre la Quinta de Olivos y Puente Saavedra se podrá hacer en 15 minutos. Hoy, en hora pico, se tarda aproximadamente 30 minutos.“Será un gran alivio la obra para las personas que nos tomamos el colectivo todos los días hasta Puente Saavedra. En hora pico se traba mucho el tránsito y se pierde mucho tiempo en un viaje tan corto”, aseguró Guido, vecino de Florida.
Las personas que utilizan a diario el colectivo creen que mejorará el viaje a sus trabajos, en cambio, muchos residentes de las zonas aledañas donde pasará el Metrobus están en contra por las complicaciones que habrá con el estacionamiento de los vehículos particulares. La mayoría de los comerciantes, en tanto, teme que sus ventas se vean perjudicadas por el cambio de las paradas. Desde el oficialismo dicen que el Metrobus será un cambio de lógica y de forma de vida. La oposición plantea irregularidades en el estudio de impacto ambiental y resalta la falta de licitación, con contratación directa que viola toda norma.

Leave a Comment


Your email address will not be published.