EL RECLAMO SE HIZO OIR EN TRIBUNALES


Las paredes del Palacio de Justicia se llenaron de consignas para pedir la liberación de Belén y la revisión del fallo que la condenó a 8 años de prisión.

Por Matías Rodríguez Fernández y Agustina Valle

Mientras cientos de personas vestidas de saco y corbata pasan distraídas por la puerta del Palacio de Justicia, dos jóvenes apoyadas en las escalinatas de Talcahuano 550 terminan de dibujar con un fibrón una cartulina blanca. La consigna es clara: “Libertad para Belén”. Cerca de las 11 de la mañana, un grupo de organizaciones sociales y gremiales se reunió frente a la sede de la Corte Suprema de la Nación para pedir la libertad de la joven que 2014 permanece detenida, acusada de cometer “homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía”, tras sufrir un aborto espontáneo en el Hospital Avellaneda, de San Miguel de Tucumán.

20160812_112710
Entre los presentes estuvo presente Victoria Tesoriero, socióloga e integrante de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), una de las organizaciones convocantes a la manifestación. “Esta es una jornada nacional de lucha en el marco de la convocatoria que se realizó desde Tucumán para pedir por la libertad de Belén”, sostuvo. Mientras ayuda a sus compañeras a intervenir las columnas de la sede judicial con grandes carteles, Tesoriero se refiere a las últimas novedades en la causa: “Hace 20 días, diez organizaciones se presentaron como amicus curiae y a partir de eso la Corte de Tucumán se dio 90 días para dar resolución a la causa. Esperamos que ese dictamen sea favorable y se pueda declarar nulo el proceso”.

Los médicos que atendieron a Belén violaron el secreto profesional entre médico y paciente y denunciaron un presunto aborto a la policía.

Amicus Curiae es un término judicial que denomina a terceros ajenos a un litigio que presentan voluntariamente su opinión. Para esta causa, se manifestaron a favor de la liberación de la detenida diez organizaciones: Amnistía Internacional (AI), Abogados y Abogadas del NOA en DDHH y Estudios Sociales (ANDHES), Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Asociación de Abogados de Buenos Aires (AABA), Asociación Pensamiento Penal (APP), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM), Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), Innocence Project Argentina (IP Argentina) y la diputada nacional por el Frente de Izquierda, Soledad Sosa.
Los médicos que atendieron a Belén el 21 de marzo de 2014 en el Hospital Avellaneda violaron el secreto profesional entre médico y paciente y denunciaron un presunto aborto a la policía. La joven fue llevada directamente a la Unidad Penitenciaria N°4 de la provincia de Tucumán donde permanece detenida hasta hoy.
La Sala III de la Cámara Penal la condenó el pasado 29 de abril por “homicidio doblemente agravado y por alevosía” a ocho años de prisión de los que ya lleva dos.
Agrupados con remeras blancas, el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU) también se hizo presente frente a la Plaza Lavalle. Paula Firpo, abogada e integrante de la Comisión de Género del gremio, denuncia que en el juicio se violó un derecho básico. “El juez debería dejarla libre hasta que se demuestre que es culpable, porque todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, explicó.
Además de la liberación de Belén, la Comisión de Género de SITRAJU exige la revisión de la causa junto con una nueva defensa nacional, el
esclarecimiento del ingreso de la joven al hospital y la identidad del feto encontrado.
Aerosol violeta en mano, Jenny Durán, otra miembro de CDD, se prepara para pintar una pancarta. Antes, se toma unos minutos para hablar de la causa: “La clase política tucumana empezó a movilizarse y eso generó mucha presión sobre este caso. Lo que se pretende es que la Corte apure la resolución”. Cuenta además que Belén está bien y al tanto de todo lo que está pasando: “Algunas compañeras fueron a verla y cuentan que está muy esperanzada con obtener su libertad”.
Consultada sobre si se iniciará un juicio político contra los jueces que decidieron dejar presa a la joven, Durán sostuvo: “Hoy lo que nos importa es que liberen a Belén y que continúe con su vida normal. Estamos pensando en eso”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.