ADMINISTRAR EN TIEMPOS REVUELTOS


El presidente de Talleres de Remedios de Escalada le contó a ETER Digital cómo se enfrenta a las dificultades que el coronavirus impuso en la organización y la economía del club.

Por Gabriel Federico

Lamentablemente, hoy en día, el tema de interés en el fútbol argentino no rodea a aquello que pasa dentro de una cancha, sino a las diferentes problemáticas que la pandemia trajo al evitar que la pelota siga rodando. La incertidumbre tomó el protagonismo al plantear cuando se volverá a jugar, cómo se mantienen los clubes al tener ingresos menores, de qué manera se definirán los ascensos o qué pasará con los jugadores que finalizan contrato. Alejandro Freije, presidente de Talleres de Remedios de Escalada, detalla cómo se lleva, en estos momentos particulares, la administración de un club de la Primera B Metropolitana, una categoría en la que a ninguno le sobra nada.

—¿Cómo afectó esta pandemia a la economía del club debido a la finalización de la temporada?

—El tema de la finalización de la temporada por la pandemia, desde lo económico tiene un impacto relativo porque si bien uno deja de vender entradas y de recaudar por el fútbol, también se compensa con otros gastos como son los operativos policiales, las ambulancias y todos los gastos que conlleva poner un partido en cancha, pero afecta por otro lado en la economía del club el tema de la pandemia claramente. En el fútbol se está al día. Ya se pagó abril, por supuesto, que se acordó con los jugadores una reducción de salario desde que está este tema del parate del fútbol porque los clubes, en su gran mayoría, a esta altura solamente cuentan con los ingresos de AFA. El resto los sponsors, al no haber partido no se pagan.

—¿Cuál es la principal fuente de ingresos del club en estos momentos?

—En estos momentos la principal fuente de ingreso del club son los aportes que hace AFA por los derechos de televisación y el cobro de las cuotas sociales que nosotros tenemos un porcentaje importante con débitos automáticos. Esos ingresos de débitos automáticos de las cuotas sociales nos permiten mantener el club en equilibrio, es decir pagar los sueldos de los empleados y pagar los servicios. Con eso uno mantiene a los empleados de mantenimiento, de administración, de seguridad, el control de acceso y paga luz, teléfono, agua… lo esencial para mantener al club en un funcionamiento mínimo, obviamente porque los clubes están cerrados. 

—Se supo en los últimos días que AFA va a brindar una ayuda económica, de $500.000 para los equipos de la categoría, este monto, ¿en qué medida ayuda a sanear la situación actual?

—La ayuda de quinientos mil pesos que AFA había prometido ya se pagaron, están cobrados por todos los clubes, por lo menos en nuestra categoría era ese el importe. En Primera Nacional y Liga Profesional era mayor, ya se cobró y obviamente ayuda y ayuda mucho, sobre todo a cubrir algún desfasaje que uno pueda tener, a mantener a los clubes operativos y a pagar sueldos de los futbolistas inclusive, que es un tema importante, sobre todo para aquellos clubes que venían con algún atraso. Asique ayuda y mucho, y adicionalmente a esos 500.000 se dio una ayuda de 150.000 adicionales.

—¿Con cuántos socios cuenta el club en la actualidad? ¿Cómo afectó esta situación al cumplimiento del pago de la cuota?

—El club, en la actualidad, tiene unos 2000 socios entre todas las categorías y de eso hay aproximadamente un 40, 50% que está con débito automático. Esta situación del débito nos está ayudando mucho. También muchos socios han pagado por transferencia o por mercadopago, donde se han activado los botones para poder pagar las cuotas sociales y los aranceles de las actividades. Ese es el porcentaje que a nosotros nos permite tener un ingreso asegurado, en este momento, con la colaboración del socio que nos permite mantener los gastos operativos del club para estar al día en los salarios. Los socios se han portado bastante bien, han acompañado mucho en la situación. El socio es muy solidario con los clubes, no con este sino con todos y ha habido un pago importante de cuotas fuera de lo que es el débito automático. Está claro que no se ha recaudado el 100% de lo que se había recaudado en febrero o en enero, pero la gente siente la situación económica del país en general y por más voluntad que tenga a veces no puede pagar la cuota. Claramente, si esta situación se extiende mucho más, la recaudación va a ir bajando porque la gente tiene más necesidades, menos ingresos y hay cosas que tienen que dejar que hacer, pero, por el momento, pese a haber una reducción, no afecta operativamente el funcionamiento del club. 

—Una de las incertidumbres que trajo todo esto es la de aquellos jugadores que terminan contrato, ¿cómo es la situación actual de esta problemática en Talleres?

—Una gran mayoría de los contratos vencen el 30 de junio. Estamos conversando con el plantel, avanzando en una idea general de poder prorrogar los contratos o la mayoría de los contratos hasta el 31 de diciembre. No hay que olvidarse que seguramente va a ver, o por lo menos es lo que está en idea un poco más avanzada, jugar un reducido entre los equipos que quedamos con esa posibilidad al momento en el que se clausuró la temporada y uno necesita tener un plantel, no puede prescindir de los jugadores, es cierto que no está muy claro o por lo menos no se ha definido claramente cómo va a ser pero se van a poder contratar jugadores nuevos. Lo que pasa es que ahí surge un punto nuevo de conflicto que hay que resolver que es la posibilidad de disputar un reducido con un plantel totalmente distinto al del campeonato y es lo que estamos discutiendo ahora. Nuestra idea desde el principio, y la hemos hablado con el plantel y están de acuerdo, es la de prorrogar todos los contratos o la mayoría de ellos entre el 30 de junio de 2020 y el 31 de diciembre para estar preparados de cara a un reducido que es algo que está estimado que vaya a pasar y para no dejar sin trabajo a los 30 jugadores que es la problemática que tienen todos los clubes y que estamos intentando resolver en conjunto.

—Con respecto a la comunicación interna dentro de la dirigencia ¿Cómo se están manejando actualmente para la toma de decisiones?

—El grupo de comisión directiva y las sub comisiones de las actividades, en general, nos manejamos a través de un grupo de mail que tenemos para no hacerlo por Whatsapp que es bastante desordenado. Y hemos hecho algunas reuniones via zoom para poder tratar los temas más urgentes que amerita el club, por ejemplo, la habilitación de los gimnasios para la instalación de centros de evacuación y de primera atención que nos ha pedido la Secretaría de Salud del municipio y de los Ministerios de la nación y de la provincia. Se ha armado un centro de evacuación con 100 camas, además de las ollas solidarias y la entrega de comidas de lunes a viernes las 20 horas para unas 220 personas que nos ha llevado mucha satisfacción y también muchísimo esfuerzo. Las reuniones de comisión directiva pasan por este mecanismo, pero algunos también nos juntamos dentro del mismo club. Tesorería, secretaría, lo que es la mesa chica, tenemos presencia ahí porque hay que ir para resolver cosas del día a día, obviamente con las prevenciones necesarias. Y algunos de nosotros, estamos colaborando con las entregas de comidas junto a las agrupaciones.

Leave a Comment


Your email address will not be published.