BAR DE “VICIOSOS”


La comunidad gamer se caracteriza por vivir en un mundo virtual, sin un lugar físico de pertenencia en el mundo real. Sin embargo existe un bar en Palermo donde se puede compartir historias y opiniones sobre los juegos con gente que está tan bien informado como uno mismo. Tecnobar tiene una temática pura y exclusivamente de videojuegos e invita a sus clientes a dejarse llevar por el ambiente de gamer.

Por Manuel Castro

28112014-IMG_1414_1

Si uno pasa caminando a la noche por Fitz Roy entre Soler y Rivadavia, en Palermo, es muy probable cruzarse con gente saliendo de un bar. Pero lo más probable es que esa gente, además de estar un poco alegre por lo que bebió esa noche, también salga discutiendo sobre qué arma es mejor en el Counter Strike o dejando en claro su frustración por no haber podido ganar ese partido de League of Legends por tan poca diferencia. Ese lugar se llama Tecnobar y es el encargado de eliminar la excusa que tanto usan los gamers para no salir de parranda con sus amigos: “No salgo porque me quedo viciando”.

La configuración interna del bar es completamente distinta a la de cualquier otro al que se esté acostumbrado y puede confundir a los que van por primera vez. Si bien no es muy grande cuenta con doce computadoras puestas enfrentadas sobre dos mesas largas. Y en las paredes hay pantallas conectadas a PlayStations que tienen sensores de movimiento. En ellas se puede jugar al FIFA, PES o Call of Duty, entre otros juegos. Pero indiscutiblemente la atracción principal son las computadoras donde generalmente se juega a MOBAs (juegos de arena), como League of Legends o DOTA o a juegos de tiros en primera persona, como el muy famoso Counter Strike. Cualquier cliente del bar puede ver a los jugadores demostrando sus destrezas en estos juegos, como también verlos desesperarse por tener un mal partido.

No cabe duda que si uno se siente aburrido o fuera de lugar en un bar normal, donde seguramente se hable del último partido de fútbol, se debe tener en cuenta Tecnobar. Donde no se discrimina al que prefiere jugar al fútbol a través de una pantalla, dispararle a sus amigos en un juego de policías y terroristas, o tener una sesión maratónica de MOBAs durante toda la noche. A Sofía Aschero, cliente del bar, le sorprende la gente que se junta en el bar: “Es un lugar en el que puedo hablar de lo que me gusta con gente que me entiende”. Ahora todos los juegos multijugador se empeñan en ser online, se perdió esa magia de compartir un sillón para jugar al Mario Kart o de hacer juntadas de LAN para jugar al Battlefield. Esa magia sigue viva en Tecnobar. Es para esos nostálgicos que sus amigos dejaron de lado los videojuegos o para ese grupo de amigos que le cuesta encontrar tiempo para salir a tomar cervezas y viciar en un solo fin de semanas.

Pero más allá de los juegos, los torneos y los concursos que se podrían denominar como atracciones en otros bares, lo que más atrae a los clientes de Tecnobar irónicamente son ellos mismos. Pablo Labarta, otro cliente del bar, destaca que “se transformó en un punto de encuentro para una comunidad que no tenía un lugar fijo”. Es algo que la cultura gamer en Argentina le cuesta conseguir que es el arraigo y la capacidad de encontrarse con gente de esa misma cultura, que puedan hablar sin miedo de qué personaje del Dota 2 es el más OP, o qué lugar es el más campeable en los mapas del Counter Strike.

28112014-IMG_1419_1

Cuenta con varias promociones o noches especiales como cualquier bar, pero los motivos son los que llaman la atención: hay noches de parejas para jugar al FIFA, noches de mujeres gamers. También hay torneos de Smash Bros, el conocido juego que enfrenta a todos los personajes de Nintendo; torneos de juegos específicos como Plants vs Zombies Garden Warfare 2; o torneos más profesionales como los ya mencionados Dota 2 y Lol, además del nuevo juego de cartas Hearthstone. Por último se hacen repetidos concursos de Cosplay (disfrazarse de personajes de películas o videojuegos), que son los encargados de darle más color al bar. Quizás así es como se apunta más a un público femenino. Pero una clienta del bar, Manuela Fraga, admite: “Siento que le falta estilo para que sea más temático, si la hacés hacela completa”.

Si bien “la Cumbia del Counter” encajaría perfecto con el lugar, el bar va para el otro lado y pasa mayormente música electrónica toda la noche. El bar se encuentra en Fitz Roy al 2021 y está abierto de 15 a 23. Es de entrada libre, hay gran variedad de tragos clásicos como destornilladores, sex on the beach o mojitos. También tiene tragos personalizados como el Roshan, inspirado en el personaje del juego DOTA 2. Los equipos, tanto las computadoras como las PS3 o Wiis se deben alquilar, pero se pueden reservar por adelantado.

Leave a Comment


Your email address will not be published.